eldiariodelarepublica.com
Parto casero: no llegó al Hospital y dio a luz en su casa

Escuchá acá la 90.9
X

Parto casero: no llegó al Hospital y dio a luz en su casa

Este sábado, a las 9:54, el Sempro de Villa Mercedes recibió un llamado de auxilio. "Llegamos en el momento del alumbramiento, la pequeña ya había nacido. Las dos están perfectas", dijo el doctor Claudio Gabriel Giménez.

Un llamado de auxilio hizo que a las 9:54 el médico de guardia, una enfermera y el chofer de la ambulancia salieran disparando para la casa de Nancy Barrios, una mujer de 30 años que tuvo a su beba en su casa, en el barrio Estaciones de Villa Mercedes. Cuando el equipo del Sempro llegó para asistirlas, la pequeña ya estaba en brazos de su madre. "Llegamos en el momento del alumbramiento, es decir, justo a tiempo para ayudar a la mamá a expulsar la placenta y para hacer el corte del cordón umbilical", explicó Claudio Gabriel Giménez.

La buena noticia fue inmediata: ambas estaban en perfectas condiciones. "Cuando llegamos, alcé a la pequeña que estaba un poco helada, pedí ropita y la abrigué. El clima era de nerviosismo. Después, uno se detiene a pensar en esa personita tan pequeñita. Gracias a Dios salió todo bien", expresó emocionada la enfermera María de los Ángeles Ingignioli.

"Fue una cuestión de minutos. Cuando llegamos, la madre ya tenía a su beba en los brazos, esperamos la placenta y cortamos el cordón umbilical. Fue una situación que resolvimos rápidamente. La casa era muy chica y no pudimos entrar la camilla, pero pusimos manos a la obra para atenderlas inmediatamente. Fue parto natural. La sensación absoluta fue de nervios por parte de toda la familia que no sabía qué hacer, y de tranquilidad para nosotros al saber que estaban bien", contó el médico y agregó que para él fue confortable haberlas asistido ya que este tipo de casos no ocurren todos los días. 

Ambas fueron trasladadas al Hospital, inmediatamente. La niña fue derecho al área de Neo, y la madre a sala de partos para que le realizaran los cuidados. 

"Las condiciones no eran las mismas que en el Hospital pero, a veces, las familias tienen pocos recursos, y no sabíamos si se había hecho los controles. El trabajo de parto lleva un cierto tiempo; sí supimos que la mamá estaba en fecha. Actuamos rápido para preservar las dos vidas. No nos detuvimos a pensar y nos olvidamos de preguntar el nombre de la pequeñita", concluyó González. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Parto casero: no llegó al Hospital y dio a luz en su casa

Los héroes: Esteban Alva, el chofer; la enfermera, María de los Ángeles Ingignioli; y el médico, Claudio Gabriel Giménez. Foto: Gentileza "Banana" Arce.

Este sábado, a las 9:54, el Sempro de Villa Mercedes recibió un llamado de auxilio. "Llegamos en el momento del alumbramiento, la pequeña ya había nacido. Las dos están perfectas", dijo el doctor Claudio Gabriel Giménez.

Un llamado de auxilio hizo que a las 9:54 el médico de guardia, una enfermera y el chofer de la ambulancia salieran disparando para la casa de Nancy Barrios, una mujer de 30 años que tuvo a su beba en su casa, en el barrio Estaciones de Villa Mercedes. Cuando el equipo del Sempro llegó para asistirlas, la pequeña ya estaba en brazos de su madre. "Llegamos en el momento del alumbramiento, es decir, justo a tiempo para ayudar a la mamá a expulsar la placenta y para hacer el corte del cordón umbilical", explicó Claudio Gabriel Giménez.

La buena noticia fue inmediata: ambas estaban en perfectas condiciones. "Cuando llegamos, alcé a la pequeña que estaba un poco helada, pedí ropita y la abrigué. El clima era de nerviosismo. Después, uno se detiene a pensar en esa personita tan pequeñita. Gracias a Dios salió todo bien", expresó emocionada la enfermera María de los Ángeles Ingignioli.

"Fue una cuestión de minutos. Cuando llegamos, la madre ya tenía a su beba en los brazos, esperamos la placenta y cortamos el cordón umbilical. Fue una situación que resolvimos rápidamente. La casa era muy chica y no pudimos entrar la camilla, pero pusimos manos a la obra para atenderlas inmediatamente. Fue parto natural. La sensación absoluta fue de nervios por parte de toda la familia que no sabía qué hacer, y de tranquilidad para nosotros al saber que estaban bien", contó el médico y agregó que para él fue confortable haberlas asistido ya que este tipo de casos no ocurren todos los días. 

Ambas fueron trasladadas al Hospital, inmediatamente. La niña fue derecho al área de Neo, y la madre a sala de partos para que le realizaran los cuidados. 

"Las condiciones no eran las mismas que en el Hospital pero, a veces, las familias tienen pocos recursos, y no sabíamos si se había hecho los controles. El trabajo de parto lleva un cierto tiempo; sí supimos que la mamá estaba en fecha. Actuamos rápido para preservar las dos vidas. No nos detuvimos a pensar y nos olvidamos de preguntar el nombre de la pequeñita", concluyó González. 

Logín