eldiariodelarepublica.com
Le harán análisis a un policía acusado de violación

Escuchá acá la 90.9
X

Le harán análisis a un policía acusado de violación

Al oficial principal Sebastián Moro le tomarán hoy una muestra de sangre. Es para una pericia que pidió su defensor oficial.

El oficial principal Sebastián Moro será trasladado hoy desde la Penitenciaría de San Luis a un laboratorio bioquímico del centro de la capital, donde le van a extraer sangre para un examen. El policía está alojado en el Complejo Penitenciario Uno desde el fin de semana, luego de que el juez Penal de Santa Rosa, Jorge Pinto, lo procesó por presuntas violaciones reiteradas a su hijastra en la Villa de Merlo.

Al mismo laboratorio debe concurrir la denunciante. A ambos les van a hacer un análisis para determinar si la joven ha contraído el mismo tipo de herpes que padece el acusado. La apuesta del defensor oficial Penal de Santa Rosa, Francisco Pérez, quien pidió la pericia, es que el análisis demuestre que la chica que denunció los abusos no esté infectada con esa enfermedad causada por un virus y transmitida a través del contacto sexual.

En caso de que a la joven el examen le dé negativo, Pérez lo esgrimirá como un indicio de que Moro no abusó de ella, como la chica asegura.

De todos modos, hay motivos por los cuales la hipotética comprobación de que la joven no esté contagiada del herpes no sería demostrativa, por sí sola, de la inocencia del policía. Uno de ellos es que el acusado bien podría haber contraído la enfermedad después de los supuestos abusos a su hijastra.

Según lo poco que ha trascendido de la denuncia, las agresiones sexuales ocurrieron alrededor de 2013 y se habrían extendido por meses, o por un par de años.

La joven, que hoy tiene 19 años, expuso que los sometimientos por parte de su padrastro comenzaron unos dos años después de que Moro se casó con su madre en 2011. El policía llevaba a la adolescente en su camioneta Ford EcoSport a una escuela de una localidad cercana a Merlo y, según la chica, aprovechaba esas ocasiones para violarla.

Para que no revelara lo que él le hacía, le aseguraba que si lo denunciaba le iba a pasar algo malo a su madre, reveló una fuente de la investigación.

La hijastra se presentó a hacer la denuncia el viernes 8 de junio de este año, en el juzgado Multifuero de Santa Rosa. Entonces comenzaron las averiguaciones contra Moro, que fue notificado de la investigación, para que controlara las pruebas que ordenaba el juez y se defendiera, como establece el Código de Procedimientos Criminales de San Luis.

Después de someterse a una pericia psiquiátrica y psicológica, el oficial principal –prestaba servicio en la división Lucha Contra el Narcotráfico– fue notificado de que el jueves 14 de junio debía presentarse a la audiencia de indagatoria. Se fugó.

Estuvo prófugo casi cuatro meses, hasta que se entregó el miércoles 10 de octubre.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Le harán análisis a un policía acusado de violación

Tribunales de Santa Rosa. El juez penal Jorge Pinto ordenó la pericia solicitada por la defensa. Foto: Martín Gómez.

Al oficial principal Sebastián Moro le tomarán hoy una muestra de sangre. Es para una pericia que pidió su defensor oficial.

El oficial principal Sebastián Moro será trasladado hoy desde la Penitenciaría de San Luis a un laboratorio bioquímico del centro de la capital, donde le van a extraer sangre para un examen. El policía está alojado en el Complejo Penitenciario Uno desde el fin de semana, luego de que el juez Penal de Santa Rosa, Jorge Pinto, lo procesó por presuntas violaciones reiteradas a su hijastra en la Villa de Merlo.

Al mismo laboratorio debe concurrir la denunciante. A ambos les van a hacer un análisis para determinar si la joven ha contraído el mismo tipo de herpes que padece el acusado. La apuesta del defensor oficial Penal de Santa Rosa, Francisco Pérez, quien pidió la pericia, es que el análisis demuestre que la chica que denunció los abusos no esté infectada con esa enfermedad causada por un virus y transmitida a través del contacto sexual.

En caso de que a la joven el examen le dé negativo, Pérez lo esgrimirá como un indicio de que Moro no abusó de ella, como la chica asegura.

De todos modos, hay motivos por los cuales la hipotética comprobación de que la joven no esté contagiada del herpes no sería demostrativa, por sí sola, de la inocencia del policía. Uno de ellos es que el acusado bien podría haber contraído la enfermedad después de los supuestos abusos a su hijastra.

Según lo poco que ha trascendido de la denuncia, las agresiones sexuales ocurrieron alrededor de 2013 y se habrían extendido por meses, o por un par de años.

La joven, que hoy tiene 19 años, expuso que los sometimientos por parte de su padrastro comenzaron unos dos años después de que Moro se casó con su madre en 2011. El policía llevaba a la adolescente en su camioneta Ford EcoSport a una escuela de una localidad cercana a Merlo y, según la chica, aprovechaba esas ocasiones para violarla.

Para que no revelara lo que él le hacía, le aseguraba que si lo denunciaba le iba a pasar algo malo a su madre, reveló una fuente de la investigación.

La hijastra se presentó a hacer la denuncia el viernes 8 de junio de este año, en el juzgado Multifuero de Santa Rosa. Entonces comenzaron las averiguaciones contra Moro, que fue notificado de la investigación, para que controlara las pruebas que ordenaba el juez y se defendiera, como establece el Código de Procedimientos Criminales de San Luis.

Después de someterse a una pericia psiquiátrica y psicológica, el oficial principal –prestaba servicio en la división Lucha Contra el Narcotráfico– fue notificado de que el jueves 14 de junio debía presentarse a la audiencia de indagatoria. Se fugó.

Estuvo prófugo casi cuatro meses, hasta que se entregó el miércoles 10 de octubre.

 

Logín