eldiariodelarepublica.com
Por la crisis, advierten que hay negocios al borde del "colapso"

Escuchá acá la 90.9
X

Por la crisis, advierten que hay negocios al borde del "colapso"

Así lo afirmaron en la Cámara de Comercio local. Aseguran que aún no hay cierres masivos, pero que  muchos locales ya disminuyeron su personal.

La crisis económica que se vive a nivel nacional impactó en muchos sectores pero, sin duda, uno de los más golpeados es el comercio. La Cámara local mostró su preocupación por la caída de las ventas interanuales (entre un 9 y un 15 por ciento en octubre) y por la negativa proyección que hacen para las fiestas de fin de año, una época clave para la actividad comercial. "La situación de crisis nos está llevando a un contexto donde el comercio puede colapsar en cualquier momento", arrojó su vicepresidente, Jorge Moyano.

"No podemos decir de ninguna manera que estamos atravesando un buen momento", continuó. Luego, se explayó sobre las razones que derivaron en este presente: "Venimos observando una pérdida paulatina interanual, respecto a la rentabilidad de los comercios, que viene en baja mes tras mes y año tras año.  A la caída en las ventas, hay que sumarle la pérdida del poder adquisitivo de los asalariados. Hay un contexto de fuerte crisis y de inestabilidad total, producto de las altas tasas de interés que favorecen a los bancos y perjudican a la actividad comercial".

Esta recopilación de factores inciden directamente en el comercio. "Lo que se ha empezado a observar de forma muy marcada es el achicamiento de los locales en función de la cantidad de personal que disponen. No podemos hablar de un masivo cierre de comercios todavía, porque no es así, pero sí la situación de crisis nos está llevando a un contexto en donde puede colapsar en cualquier momento", manifestó alarmante Moyano.

La CAME (Cámara Argentina de la Mediana Empresa) elaboró un informe a nivel nacional para octubre, que dio como resultado una caída en las ventas minoristas de las PyMEs de un 9,4 por ciento, en relación a 2017. San Luis no fue la excepción. El Diario de la República recorrió los comercios de la ciudad capital, donde registraron números muy similares; algunos, incluso, llegaban hasta un 15 por ciento.

"El panorama es bastante preocupante. Facturamos más, comparado a años anteriores, obviamente por la inflación; pero si medimos operaciones, estamos con muchas menos. Calculamos que en el mes de octubre, vendimos entre un 10 y 12 por ciento menos que en 2017", aseguró Antonio Azoro, gerente de una tienda céntrica de indumentaria y textil. A pocas cuadras, una marroquinería dijo que las operaciones bajaron hasta un 15 por ciento: y un local de una reconocida marca deportiva también "pintó" un panorama similar.

Otra coincidencia entre los comerciantes es la preocupación por las fiestas de fin de año, que siempre suelen ser esperadas con ansias porque implican un repunte importante en las ventas.

"Respecto a la proyección para fin de año, el comercio la hace generalmente en función de lo que fue el mes de octubre, que siempre es fuerte por el Día de la Madre. Sin embargo, el mes pasado no fue para nada bueno en las ventas, en función de los regalos que se suelen hacer. Entonces, el panorama para diciembre es delicado y preocupante. Lógicamente no vamos a bajar los brazos, vamos a estar expectantes y buscaremos todas las herramientas posibles para estar a la altura de las circunstancias", afirmó el vicepresidente de la Cámara de Comercio de San Luis.

Azoro aportó: "Vamos a tener un diciembre más recesivo, no como veníamos acostumbrados. El termómetro lo marca el Día de la Madre, que no tuvimos malas ventas, pero tampoco fueron las esperadas. Para hacer frente a los gastos que tenemos, hay que vender un 40 por ciento más; y hoy, con la recesión económica que hay, es imposible".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Por la crisis, advierten que hay negocios al borde del "colapso"

Así lo afirmaron en la Cámara de Comercio local. Aseguran que aún no hay cierres masivos, pero que  muchos locales ya disminuyeron su personal.

Señalan que en octubre la facturación cayó hasta un 15% en relación al mismo mes del año pasado. Foto: El Diario

 

La crisis económica que se vive a nivel nacional impactó en muchos sectores pero, sin duda, uno de los más golpeados es el comercio. La Cámara local mostró su preocupación por la caída de las ventas interanuales (entre un 9 y un 15 por ciento en octubre) y por la negativa proyección que hacen para las fiestas de fin de año, una época clave para la actividad comercial. "La situación de crisis nos está llevando a un contexto donde el comercio puede colapsar en cualquier momento", arrojó su vicepresidente, Jorge Moyano.

"No podemos decir de ninguna manera que estamos atravesando un buen momento", continuó. Luego, se explayó sobre las razones que derivaron en este presente: "Venimos observando una pérdida paulatina interanual, respecto a la rentabilidad de los comercios, que viene en baja mes tras mes y año tras año.  A la caída en las ventas, hay que sumarle la pérdida del poder adquisitivo de los asalariados. Hay un contexto de fuerte crisis y de inestabilidad total, producto de las altas tasas de interés que favorecen a los bancos y perjudican a la actividad comercial".

Esta recopilación de factores inciden directamente en el comercio. "Lo que se ha empezado a observar de forma muy marcada es el achicamiento de los locales en función de la cantidad de personal que disponen. No podemos hablar de un masivo cierre de comercios todavía, porque no es así, pero sí la situación de crisis nos está llevando a un contexto en donde puede colapsar en cualquier momento", manifestó alarmante Moyano.

La CAME (Cámara Argentina de la Mediana Empresa) elaboró un informe a nivel nacional para octubre, que dio como resultado una caída en las ventas minoristas de las PyMEs de un 9,4 por ciento, en relación a 2017. San Luis no fue la excepción. El Diario de la República recorrió los comercios de la ciudad capital, donde registraron números muy similares; algunos, incluso, llegaban hasta un 15 por ciento.

"El panorama es bastante preocupante. Facturamos más, comparado a años anteriores, obviamente por la inflación; pero si medimos operaciones, estamos con muchas menos. Calculamos que en el mes de octubre, vendimos entre un 10 y 12 por ciento menos que en 2017", aseguró Antonio Azoro, gerente de una tienda céntrica de indumentaria y textil. A pocas cuadras, una marroquinería dijo que las operaciones bajaron hasta un 15 por ciento: y un local de una reconocida marca deportiva también "pintó" un panorama similar.

Otra coincidencia entre los comerciantes es la preocupación por las fiestas de fin de año, que siempre suelen ser esperadas con ansias porque implican un repunte importante en las ventas.

"Respecto a la proyección para fin de año, el comercio la hace generalmente en función de lo que fue el mes de octubre, que siempre es fuerte por el Día de la Madre. Sin embargo, el mes pasado no fue para nada bueno en las ventas, en función de los regalos que se suelen hacer. Entonces, el panorama para diciembre es delicado y preocupante. Lógicamente no vamos a bajar los brazos, vamos a estar expectantes y buscaremos todas las herramientas posibles para estar a la altura de las circunstancias", afirmó el vicepresidente de la Cámara de Comercio de San Luis.

Azoro aportó: "Vamos a tener un diciembre más recesivo, no como veníamos acostumbrados. El termómetro lo marca el Día de la Madre, que no tuvimos malas ventas, pero tampoco fueron las esperadas. Para hacer frente a los gastos que tenemos, hay que vender un 40 por ciento más; y hoy, con la recesión económica que hay, es imposible".

Logín