eldiariodelarepublica.com
La población de venados se mantiene estable

Escuchá acá la 90.9
X

La población de venados se mantiene estable

La especie protegida por el Gobierno de la Provincia ronda entre los 800 y 1.000 ejemplares.

San Luis quiere al Venado de las Pampas. O al menos así parece reflejarse según un relevamiento que realizó la Secretaría de Medio Ambiente en el sur provincial que arrojó que la población se mantiene entre los 800 y 1.000 ejemplares, una cifra que está dentro de los números de años pasados. El área apuntó a las medidas de conservación   de la especie, en peligro de extinción, promovidas por el Gobierno de la Provincia, que incluyen desde la prohibición de caza a capacitaciones y charlas sobre el animal autóctono como las razones por la  que existe una población estable.

El conteo fue aéreo y realizado por la secretaría en colaboración con la V Brigada Aérea de Villa Mercedes. La zona que avistaron y donde se encuentran los venados abarca a partir de la ruta provincial Nº 11, en los departamentos Pedernera y Dupuy, hasta el límite con La Pampa. "El recorrido fue en transecta, lineal. Se observa a 100 metros de cada lado, contabilizando los individuos de la especie, en este caso Venado de las Pampas. Las transectas se hicieron de este a oeste de la provincia", detalló Nicolás Bistolfi, jefe del Área de Flora y Fauna del Subprograma de Biodiversidad.

El piloto y el avión que formaron parte del recorrido pertenecen a la V Brigada Aérea, mientras que tres técnicos de la secretaría se encargaron del conteo, dos de ellos con cámaras fotográficas y el otro realizó un registro de GPS. El viaje duró entre 4 y 5 horas y se suele hacer una vez al año.

"La ventaja que tiene hacerlo en avión es que permite cubrir grandes distancias. Si se hiciera en vehículo o caminando, implicaría muchísimo mayor esfuerzo de horas hombre y a veces los venados son huidizos, se escapan y se van", justificó. El jefe aclaró que de todas maneras se trata de un muestreo, es decir se toma en cuenta una porción del total para determinar su densidad poblacional y no se cuenta "individuo por individuo". Además se hace en la misma época del año para no tener "interferencias en los números, en cuanto a comportamientos y visibilidad de la especie".

Existen varias particularidades del estudio. La subespecie conocida como "Celer", de la especie "Ozotoceros bezoarticus" es única de la Argentina y solo se encuentra de manera silvestre, es decir fuera de áreas protegidas, en San Luis. Existe otro grupo, de menor número, en la Bahía de Samborombón, provincia de Buenos Aires, pero habitan en reserva. Y hay ejemplares también en Corrientes y Santa Fe, pero estos pertenecen a una subespecie que se encuentra a su vez en Brasil. "Su área de distribución pasaba por La Pampa, parte de Córdoba y hasta Buenos Aires. Ahora esas dos poblaciones quedaron separadas. La población que está en San Luis, de las que hay en Argentina, es la de mayor número de individuos en estado silvestre", remarcó el jefe área.

Otro dato valioso del estudio es que se lograron avistar animales en el norte de La Pampa. "Se presume que son de San Luis y eso habla bien de las medidas de conservación que comanda nuestra provincia", aseguró. "Una de las principales causas que afectan a la conservación del venado es la pérdida de su hábitat, los pastizales y las zonas de transición entre pastizal y bosque. Además ocurre el fenómeno de la fragmentación, que es cuando los sectores de hábitat van quedando separados, por los cambios de uso de la tierra, caminos y todas las intervenciones humanas. En el sur de San Luis no está fragmentado y es un área valiosa para la conservación", explicó.

Las razones de la conservación serían múltiples, ahondó Bistolfi.

"Está protegido por un régimen especial que es la Ley de Fauna 317 del 2004, hay un plan nacional de conservación del venado y además la provincia tiene un plan propio. Es una especie que en términos generales está en peligro, pero en San Luis por las medidas que ha tomado el Estado la población se encuentra estable", afirmó.

A ello se le suma la prohibición de caza. "Si bien este año se abrió la caza (N. de R. parcialmente y con calendario a definir) al ser una especie emblemática, provincial, está completamente vedada y si la caza ocurre, tienen multas superiores, por ser una especie autóctona, por el valor ecológico  que tiene", remarcó.

"Se hacen capacitaciones, charlas sobre todas las especies autóctonas, pero con el Venado de las Pampas hay un esfuerzo mucho mayor para la conservación para la población de la provincia", concluyó el especialista sobre el animal emblema provincial.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La población de venados se mantiene estable

La especie protegida por el Gobierno de la Provincia ronda entre los 800 y 1.000 ejemplares.

Sondeo. El censo se hizo con un avión que surcó el sur de San Luis. Foto: Secretaría de Medio Ambiente.

San Luis quiere al Venado de las Pampas. O al menos así parece reflejarse según un relevamiento que realizó la Secretaría de Medio Ambiente en el sur provincial que arrojó que la población se mantiene entre los 800 y 1.000 ejemplares, una cifra que está dentro de los números de años pasados. El área apuntó a las medidas de conservación   de la especie, en peligro de extinción, promovidas por el Gobierno de la Provincia, que incluyen desde la prohibición de caza a capacitaciones y charlas sobre el animal autóctono como las razones por la  que existe una población estable.

El conteo fue aéreo y realizado por la secretaría en colaboración con la V Brigada Aérea de Villa Mercedes. La zona que avistaron y donde se encuentran los venados abarca a partir de la ruta provincial Nº 11, en los departamentos Pedernera y Dupuy, hasta el límite con La Pampa. "El recorrido fue en transecta, lineal. Se observa a 100 metros de cada lado, contabilizando los individuos de la especie, en este caso Venado de las Pampas. Las transectas se hicieron de este a oeste de la provincia", detalló Nicolás Bistolfi, jefe del Área de Flora y Fauna del Subprograma de Biodiversidad.

El piloto y el avión que formaron parte del recorrido pertenecen a la V Brigada Aérea, mientras que tres técnicos de la secretaría se encargaron del conteo, dos de ellos con cámaras fotográficas y el otro realizó un registro de GPS. El viaje duró entre 4 y 5 horas y se suele hacer una vez al año.

"La ventaja que tiene hacerlo en avión es que permite cubrir grandes distancias. Si se hiciera en vehículo o caminando, implicaría muchísimo mayor esfuerzo de horas hombre y a veces los venados son huidizos, se escapan y se van", justificó. El jefe aclaró que de todas maneras se trata de un muestreo, es decir se toma en cuenta una porción del total para determinar su densidad poblacional y no se cuenta "individuo por individuo". Además se hace en la misma época del año para no tener "interferencias en los números, en cuanto a comportamientos y visibilidad de la especie".

Existen varias particularidades del estudio. La subespecie conocida como "Celer", de la especie "Ozotoceros bezoarticus" es única de la Argentina y solo se encuentra de manera silvestre, es decir fuera de áreas protegidas, en San Luis. Existe otro grupo, de menor número, en la Bahía de Samborombón, provincia de Buenos Aires, pero habitan en reserva. Y hay ejemplares también en Corrientes y Santa Fe, pero estos pertenecen a una subespecie que se encuentra a su vez en Brasil. "Su área de distribución pasaba por La Pampa, parte de Córdoba y hasta Buenos Aires. Ahora esas dos poblaciones quedaron separadas. La población que está en San Luis, de las que hay en Argentina, es la de mayor número de individuos en estado silvestre", remarcó el jefe área.

Otro dato valioso del estudio es que se lograron avistar animales en el norte de La Pampa. "Se presume que son de San Luis y eso habla bien de las medidas de conservación que comanda nuestra provincia", aseguró. "Una de las principales causas que afectan a la conservación del venado es la pérdida de su hábitat, los pastizales y las zonas de transición entre pastizal y bosque. Además ocurre el fenómeno de la fragmentación, que es cuando los sectores de hábitat van quedando separados, por los cambios de uso de la tierra, caminos y todas las intervenciones humanas. En el sur de San Luis no está fragmentado y es un área valiosa para la conservación", explicó.

Las razones de la conservación serían múltiples, ahondó Bistolfi.

"Está protegido por un régimen especial que es la Ley de Fauna 317 del 2004, hay un plan nacional de conservación del venado y además la provincia tiene un plan propio. Es una especie que en términos generales está en peligro, pero en San Luis por las medidas que ha tomado el Estado la población se encuentra estable", afirmó.

A ello se le suma la prohibición de caza. "Si bien este año se abrió la caza (N. de R. parcialmente y con calendario a definir) al ser una especie emblemática, provincial, está completamente vedada y si la caza ocurre, tienen multas superiores, por ser una especie autóctona, por el valor ecológico  que tiene", remarcó.

"Se hacen capacitaciones, charlas sobre todas las especies autóctonas, pero con el Venado de las Pampas hay un esfuerzo mucho mayor para la conservación para la población de la provincia", concluyó el especialista sobre el animal emblema provincial.

Logín