eldiariodelarepublica.com
Esperan sumar precisión a la causa con nuevas audiencias

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Esperan sumar precisión a la causa con nuevas audiencias

La fiscal anticipó que habría un delito claro pero que es un caso complejo por la cantidad de chicos que falta declarar.

A pocos días de cumplirse tres meses de la denuncia por presuntos abusos en el colegio San Buenaventura, de a poco empiezan a surgir nuevos datos en el expediente. La nueva fiscal al frente de la investigación, Daniela Torres, anticipó ayer a El Diario que uno de los delitos sospechados sería muy claro aunque advirtió que es un caso complejo donde hay mucha ansiedad por parte de los tutores, pero son los menores los que tienen que estar preparados psicológicamente para declarar. Ayer a la mañana tomaron la quinta Cámara Gesell.

Alrededor de las 10 fue la entrevista con otro de los nenes del primer grado "B", donde hay sospechas de que un profesor de música habría abusado del grupo a través de canciones y juegos de contenido sexual. Una vez que la psicóloga judicial que intervino en la Cámara Gesell elabore el informe, será adjuntado a las fojas que hoy ocupan el escritorio de la agente de la Fiscalía Nº 2.

Por la tarde, sumaron dos audiencias más y hoy también tenían previsto tomar más declaratorias. Mientras, están a la espera de que arriben más informes psicológicos elaborados por los profesionales que atendieron a los niños de forma particular.

Para la fiscal, los indicios y pruebas recabados permiten presumir que "hay un delito sospechado que es claro, pero que es de pena libre". Sin bien, no quiso dar especificaciones de cuál sería debido a que la decisión descansa en manos del juez Alfredo Cuello, del Juzgado de Instrucción Penal y Contravencional Nº 1 que interviene en la causa, puede presumirse que habla de abuso sexual simple, que es excarcelable y tiene una pena mínima de un año.

Este sería el primer eslabón de una cadena de investigación que necesita la declaración de los niños del curso para terminar de esclarecer los hechos denunciados y el tipo de delito que haya ocurrido. "Es complejo porque los papás están muy ansiosos pero acá ni siquiera es el tiempo de la justicia, sino que es el de los niños, de que puedan estar preparados para declarar, para contar qué pasó, sin que vengan inducidos por el discurso de los padres", apreció.

En el expediente, es de carácter reservado, incluyen más de setenta testimoniales entre las prestadas por los tutores de los alumnos, del personal de la institución educativa del barrio Estación, del perito de la Sala de Delitos Complejos de San Luis que analizó los elementos informáticos secuestrados en los allanamientos ordenados a los domicilios de los docentes señalados como los presuntos autores de los vejámenes, el maestro de música y un catequista. En paralelo, en el colegio dos psicopedagogas entrevistaron a los tutores para investigar si hubo fallas en la prevención escolar. El informe estará listo en los primeros días del mes que viene.

Con el transcurrir de los días, el inicio de las clases está más cercano y algunos de los papás están en plena batalla: la de conseguir banco en otra escuela. Eso suma más desazón porque al llegar les cierran la puertas o les dicen que ya es tarde para inscribirlos.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Esperan sumar precisión a la causa con nuevas audiencias

La fiscal anticipó que habría un delito claro pero que es un caso complejo por la cantidad de chicos que falta declarar.

Cámara gesell. Ayer a la mañana declaró uno de los menores. El informe será incorporado. Foto: Héctor Portela.

A pocos días de cumplirse tres meses de la denuncia por presuntos abusos en el colegio San Buenaventura, de a poco empiezan a surgir nuevos datos en el expediente. La nueva fiscal al frente de la investigación, Daniela Torres, anticipó ayer a El Diario que uno de los delitos sospechados sería muy claro aunque advirtió que es un caso complejo donde hay mucha ansiedad por parte de los tutores, pero son los menores los que tienen que estar preparados psicológicamente para declarar. Ayer a la mañana tomaron la quinta Cámara Gesell.

Alrededor de las 10 fue la entrevista con otro de los nenes del primer grado "B", donde hay sospechas de que un profesor de música habría abusado del grupo a través de canciones y juegos de contenido sexual. Una vez que la psicóloga judicial que intervino en la Cámara Gesell elabore el informe, será adjuntado a las fojas que hoy ocupan el escritorio de la agente de la Fiscalía Nº 2.

Por la tarde, sumaron dos audiencias más y hoy también tenían previsto tomar más declaratorias. Mientras, están a la espera de que arriben más informes psicológicos elaborados por los profesionales que atendieron a los niños de forma particular.

Para la fiscal, los indicios y pruebas recabados permiten presumir que "hay un delito sospechado que es claro, pero que es de pena libre". Sin bien, no quiso dar especificaciones de cuál sería debido a que la decisión descansa en manos del juez Alfredo Cuello, del Juzgado de Instrucción Penal y Contravencional Nº 1 que interviene en la causa, puede presumirse que habla de abuso sexual simple, que es excarcelable y tiene una pena mínima de un año.

Este sería el primer eslabón de una cadena de investigación que necesita la declaración de los niños del curso para terminar de esclarecer los hechos denunciados y el tipo de delito que haya ocurrido. "Es complejo porque los papás están muy ansiosos pero acá ni siquiera es el tiempo de la justicia, sino que es el de los niños, de que puedan estar preparados para declarar, para contar qué pasó, sin que vengan inducidos por el discurso de los padres", apreció.

En el expediente, es de carácter reservado, incluyen más de setenta testimoniales entre las prestadas por los tutores de los alumnos, del personal de la institución educativa del barrio Estación, del perito de la Sala de Delitos Complejos de San Luis que analizó los elementos informáticos secuestrados en los allanamientos ordenados a los domicilios de los docentes señalados como los presuntos autores de los vejámenes, el maestro de música y un catequista. En paralelo, en el colegio dos psicopedagogas entrevistaron a los tutores para investigar si hubo fallas en la prevención escolar. El informe estará listo en los primeros días del mes que viene.

Con el transcurrir de los días, el inicio de las clases está más cercano y algunos de los papás están en plena batalla: la de conseguir banco en otra escuela. Eso suma más desazón porque al llegar les cierran la puertas o les dicen que ya es tarde para inscribirlos.

Logín