eldiariodelarepublica.com
Un salteño se cambió de género para poder jubilarse antes

Escuchá acá la 90.9
X

Un salteño se cambió de género para poder jubilarse antes

Sergio Lazarovich tiene 59 años y tuvo una idea para poder obtener el retiro cinco años antes de los que le corresponden.

Un salteño se las ingenió para anticiparse y acceder a su jubilación. Sergio Lazarovich, es un contador público, de 59 años. Tuvo la idea de cambiarse de género para poder jubilarse a los 60 como lo dispone la justicia argentina en caso de las mujeres, y no tener que esperar hasta los 65 como es lo exigido para los hombres.

Sergio trabaja en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en Salta. Él aún no ha reconocido su condición femenina pero aprovechó esta estrategia para poder lograr su objetivo. Según señalaron en un diario local (El Tributo), el hombre se la pasaba de licencia por el simple hecho de que no le gustaba trabajar.

Lazarovich todavía no consiguió su jubilación. Según trascendió el presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas confirmó que el hombre presentó una nota. En ella solicitó que en su título universitario se cambie su nombre por el de Sergia Lazarovich, pedido que aún no se concretó.

Matías Assennato, director del Registro Civil de Salta, afirmó que para ellos no hay nada que les impida tomar este tipo de trámite. El cambio de identidad se realizó y ahora Sergio pasó a llamarse Sergia y espera su jubilación.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Un salteño se cambió de género para poder jubilarse antes

Sergio Lazarovich tiene 59 años y tuvo una idea para poder obtener el retiro cinco años antes de los que le corresponden.

Foto: El Tribuno.

Un salteño se las ingenió para anticiparse y acceder a su jubilación. Sergio Lazarovich, es un contador público, de 59 años. Tuvo la idea de cambiarse de género para poder jubilarse a los 60 como lo dispone la justicia argentina en caso de las mujeres, y no tener que esperar hasta los 65 como es lo exigido para los hombres.

Sergio trabaja en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en Salta. Él aún no ha reconocido su condición femenina pero aprovechó esta estrategia para poder lograr su objetivo. Según señalaron en un diario local (El Tributo), el hombre se la pasaba de licencia por el simple hecho de que no le gustaba trabajar.

Lazarovich todavía no consiguió su jubilación. Según trascendió el presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas confirmó que el hombre presentó una nota. En ella solicitó que en su título universitario se cambie su nombre por el de Sergia Lazarovich, pedido que aún no se concretó.

Matías Assennato, director del Registro Civil de Salta, afirmó que para ellos no hay nada que les impida tomar este tipo de trámite. El cambio de identidad se realizó y ahora Sergio pasó a llamarse Sergia y espera su jubilación.

Logín