eldiariodelarepublica.com
Paul, Batman, Beatles y algunos culebrones

Escuchá acá la 90.9
X

Paul, Batman, Beatles y algunos culebrones

Mariano Medina

No, Paul no murió viejo ¡basta! Era una leyenda urbana muy popular que decía que el integrante de los Beatles había fallecido. Esta peculiar información fue investigada por el murciélago de Ciudad Gótica en la historia “Muerto… hasta que se pruebe vivo” publicada en la revista Batman del 22 junio de 1970, con una tapa ilustrada por el gran dibujante de la época, Neal Adams.

El editor Julius Schwartz fue quien despertó la idea. Mezclar realidad (aunque fuese un rumor) y ficción eran la materia prima para conseguir un producto que atrajera al “público juvenil”.

Los datos aseguraban que Paul McCartney murió en un accidente automovilístico, luego de haberse ido enojado de los estudios tras una discusión con su banda. Con el éxito de “Sgt. Pepper”, el resto de los músicos decidieron reemplazarlo con un amigo llamado William “Billy” Campbell, a quien le habrían realizado cirugía plástica.

La aventura del encapotado de Gótica cuenta con 16 páginas. Un adolescente Dick Grayson (el primer Robin) escuchó en la radio que el líder de los “Oliver Twists” (Beatles, ejem), Paul Cartwright (McCartney, ejem) había muerto en un accidente de moto.

El grupo toca en Gótica y se hospedan en la mansión de Bruce Wayne, el murciélago, y van vestidos con la ropa del “Sgt. Pepper”. En la investigación sobre los músicos Saul, Glennan, Benji y Hal, el dúo dinámico descubrió que los patrones de las voces de Saul son distintos: no es la misma voz cuando habla y cuando canta. Pero no pueden registrar el sonido para poder comprobarlo. Aunque le hayan cantado el “Feliz cumpleaños” al mayordomo Alfred. El conjunto consigue unas horas en un estudio para grabar y cuando Batman y Robin van a escuchar cantar a Saul, son sorprendidos por cuatro encapuchados y sus pistolas calientes.

Los héroes pensaban que Saul era el responsable de la fantochada y deciden atacar a los “Oliver Twists”. Glennan (John Lennon, ejem) intenta asesinarlos pero finalmente Saul los ayuda a derribar al músico. Misterio solucionado, el resto del conjunto eran dobles de los artistas originales.

La buena intención del músico para continuar con el conjunto, luego de la tragedia en la que fallecieron sus compañeros, fue realizada con buena intención. No viejo, Paul no murió.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Paul, Batman, Beatles y algunos culebrones

No, Paul no murió viejo ¡basta! Era una leyenda urbana muy popular que decía que el integrante de los Beatles había fallecido. Esta peculiar información fue investigada por el murciélago de Ciudad Gótica en la historia “Muerto… hasta que se pruebe vivo” publicada en la revista Batman del 22 junio de 1970, con una tapa ilustrada por el gran dibujante de la época, Neal Adams.

El editor Julius Schwartz fue quien despertó la idea. Mezclar realidad (aunque fuese un rumor) y ficción eran la materia prima para conseguir un producto que atrajera al “público juvenil”.

Los datos aseguraban que Paul McCartney murió en un accidente automovilístico, luego de haberse ido enojado de los estudios tras una discusión con su banda. Con el éxito de “Sgt. Pepper”, el resto de los músicos decidieron reemplazarlo con un amigo llamado William “Billy” Campbell, a quien le habrían realizado cirugía plástica.

La aventura del encapotado de Gótica cuenta con 16 páginas. Un adolescente Dick Grayson (el primer Robin) escuchó en la radio que el líder de los “Oliver Twists” (Beatles, ejem), Paul Cartwright (McCartney, ejem) había muerto en un accidente de moto.

El grupo toca en Gótica y se hospedan en la mansión de Bruce Wayne, el murciélago, y van vestidos con la ropa del “Sgt. Pepper”. En la investigación sobre los músicos Saul, Glennan, Benji y Hal, el dúo dinámico descubrió que los patrones de las voces de Saul son distintos: no es la misma voz cuando habla y cuando canta. Pero no pueden registrar el sonido para poder comprobarlo. Aunque le hayan cantado el “Feliz cumpleaños” al mayordomo Alfred. El conjunto consigue unas horas en un estudio para grabar y cuando Batman y Robin van a escuchar cantar a Saul, son sorprendidos por cuatro encapuchados y sus pistolas calientes.

Los héroes pensaban que Saul era el responsable de la fantochada y deciden atacar a los “Oliver Twists”. Glennan (John Lennon, ejem) intenta asesinarlos pero finalmente Saul los ayuda a derribar al músico. Misterio solucionado, el resto del conjunto eran dobles de los artistas originales.

La buena intención del músico para continuar con el conjunto, luego de la tragedia en la que fallecieron sus compañeros, fue realizada con buena intención. No viejo, Paul no murió.

Logín