eldiariodelarepublica.com
Nelson Gómez, bailarín tiempo completo

Escuchá acá la 90.9
X

Nelson Gómez, bailarín tiempo completo

Este año participó del ballet oficial de Cosquín y de la Fiesta de la Vendimia. Y espera seguir en el buen camino.

Por su semblante al caminar es fácil darse cuenta que Nelson Gómez es bailarín. Cálido y con una sonrisa permanente, el artista de 30 años recuerda sus primeros pasos en el folclore. “Empecé a bailar en la escuela, iba al colegio de Potrero de los Funes. Ahí la maestra de lengua nos hizo bailar un gato y me gustó para siempre”.

Ese acto no fue un comienzo en vano para Nelson. Un vecino de Potrero de los Funes, impulsado por las pocas actividades recreativas para lo más chicos que había por entonces en la localidad, creó la Academia El Triunfo, donde Gómez inició su primera formación específica y formal. La docente a cargo era Celeste Funes y pese a que la academia ya no existe, en el recuerdo del joven ella quedará siempre como su primera maestra. 

Luego de aquellos inicios en “El Triunfo”, Nelson estaba listo para subir un escalón más en su formación. Comenzó una nueva etapa en la Escuela de Arte San Luis, que tiene a Marcelo Palacio como director. Gómez bailó junto a Palacio hasta sus 19 años. 

Tras la creación de la academia y compañía internacional “Desde el Alma”, que recibe alumnos desde los 3 años en adelante y ha representado a San Luis en distintos festivales nacionales e internacionales, Gómez ingresó como bailarín y actualmente se desempeña como docente. La creadora y directora de la compañía es Verónica Fúnes, una talentosa bailarina que tuvo formación con grandes maestros de la provincia entre los que están Jorge Zavala y Florencio Puebla. En la actualidad es la pareja de Nelson.

“El paso de bailarín a profesor son dos cosas diferentes pero que van de la mano”, dijo el joven con cara de quien tiene una enorme satisfacción sobre su trabajo. El artista aseguró que como bailarín se sigue formando cada día y que intenta transmitirles a sus alumnos sus vivencias y experiencias desde la danza.  

Si bien Gómez tiene una amplia formación folclórica y dentro del género se desempeña en todas las disciplinas con la misma facilidad, asegura que el malambo es uno de los géneros que más le llama la atención. “Los distintos maestros te llevan a descubrir la danza y el malambo estaba en lugar secundario, pero el hecho de que se desarrolle solo requiere un trabajo muy grande y ésa es una de las cosas que más me gusta hacer”. 

Pese a que en la academia tiene distintas compañeras de baile, es Verónica su partener tanto en la danza como en la vida. Juntos no pasan desapercibidos. “El baile es una cuestión de ensamble y de entenderse. Al bailar se nota cuando una pareja tiene conexión y piel”, sintetizó sobre su novia. 

El 2018 para Gómez tuvo un comienzo que como bailarín permanecerá indeleble en su memoria.  Participó en la Fiesta Nacional de la Vendimia, lo que vivió como una verdadera fiesta por la participación del público, aunque Nelson detalle como el momento más feliz junto a la danza cuando tuvo la oportunidad de pisar el escenario del Festival de Cosquín. 

El joven bailarín audicionó para el “Ballet Camín” y así integró el ballet oficial durante cuatro lunas del festival. “Quise audicionar también para estar junto a la delegación de San Luis pero no llegué. Sin embargo, el día que actuó la delegación puntana, pude estar en el escenario, con el ‘Ballet Camín”, dijo.  

“Estoy todo el día bailando, dando clases o pensando en lo que sigue, es mi vida. La sensación de estar en un escenario es de pura adrenalina y muchas veces no te permite ser del todo consciente de lo que estás viviendo”, cerró con el orgullo de poder sumarle a su lista más sueños para cumplir. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Nelson Gómez, bailarín tiempo completo

Este año participó del ballet oficial de Cosquín y de la Fiesta de la Vendimia. Y espera seguir en el buen camino.

Nelson mira hacia el futuro con buenas perspectivas. Foto: Martín Gómez.

Por su semblante al caminar es fácil darse cuenta que Nelson Gómez es bailarín. Cálido y con una sonrisa permanente, el artista de 30 años recuerda sus primeros pasos en el folclore. “Empecé a bailar en la escuela, iba al colegio de Potrero de los Funes. Ahí la maestra de lengua nos hizo bailar un gato y me gustó para siempre”.

Ese acto no fue un comienzo en vano para Nelson. Un vecino de Potrero de los Funes, impulsado por las pocas actividades recreativas para lo más chicos que había por entonces en la localidad, creó la Academia El Triunfo, donde Gómez inició su primera formación específica y formal. La docente a cargo era Celeste Funes y pese a que la academia ya no existe, en el recuerdo del joven ella quedará siempre como su primera maestra. 

Luego de aquellos inicios en “El Triunfo”, Nelson estaba listo para subir un escalón más en su formación. Comenzó una nueva etapa en la Escuela de Arte San Luis, que tiene a Marcelo Palacio como director. Gómez bailó junto a Palacio hasta sus 19 años. 

Tras la creación de la academia y compañía internacional “Desde el Alma”, que recibe alumnos desde los 3 años en adelante y ha representado a San Luis en distintos festivales nacionales e internacionales, Gómez ingresó como bailarín y actualmente se desempeña como docente. La creadora y directora de la compañía es Verónica Fúnes, una talentosa bailarina que tuvo formación con grandes maestros de la provincia entre los que están Jorge Zavala y Florencio Puebla. En la actualidad es la pareja de Nelson.

“El paso de bailarín a profesor son dos cosas diferentes pero que van de la mano”, dijo el joven con cara de quien tiene una enorme satisfacción sobre su trabajo. El artista aseguró que como bailarín se sigue formando cada día y que intenta transmitirles a sus alumnos sus vivencias y experiencias desde la danza.  

Si bien Gómez tiene una amplia formación folclórica y dentro del género se desempeña en todas las disciplinas con la misma facilidad, asegura que el malambo es uno de los géneros que más le llama la atención. “Los distintos maestros te llevan a descubrir la danza y el malambo estaba en lugar secundario, pero el hecho de que se desarrolle solo requiere un trabajo muy grande y ésa es una de las cosas que más me gusta hacer”. 

Pese a que en la academia tiene distintas compañeras de baile, es Verónica su partener tanto en la danza como en la vida. Juntos no pasan desapercibidos. “El baile es una cuestión de ensamble y de entenderse. Al bailar se nota cuando una pareja tiene conexión y piel”, sintetizó sobre su novia. 

El 2018 para Gómez tuvo un comienzo que como bailarín permanecerá indeleble en su memoria.  Participó en la Fiesta Nacional de la Vendimia, lo que vivió como una verdadera fiesta por la participación del público, aunque Nelson detalle como el momento más feliz junto a la danza cuando tuvo la oportunidad de pisar el escenario del Festival de Cosquín. 

El joven bailarín audicionó para el “Ballet Camín” y así integró el ballet oficial durante cuatro lunas del festival. “Quise audicionar también para estar junto a la delegación de San Luis pero no llegué. Sin embargo, el día que actuó la delegación puntana, pude estar en el escenario, con el ‘Ballet Camín”, dijo.  

“Estoy todo el día bailando, dando clases o pensando en lo que sigue, es mi vida. La sensación de estar en un escenario es de pura adrenalina y muchas veces no te permite ser del todo consciente de lo que estás viviendo”, cerró con el orgullo de poder sumarle a su lista más sueños para cumplir. 
 

Logín