15.8°SAN LUIS - Domingo 09 de Agosto de 2020

15.8°SAN LUIS - Domingo 09 de Agosto de 2020

EN VIVO

Dos bailarinas puntanas volvieron de Nueva York

Paloma Poblete y Victoria Giménez regresaron a Villa Mercedes tras un mes solas en la ciudad que no duerme.

Por redacción
| 23 de julio de 2018
La paloma de la victoria. Las chicas en su última selfie en la Gran Manzana. Foto: Gentileza.

Solas pero acompañadas, con disciplina pero sin perder la diversión y con la curiosidad de conocer una ciudad nueva, Paloma Poblete y Victoria Giménez partieron de Villa Mercedes el 22 de junio con destino a Nueva York para perfeccionarse en su pasión: el ballet. Un mes después, este domingo regresaron a su ciudad natal con un sinfín de experiencias y conocimientos en sus valijas.

 

Las chicas, de 12 y 13 años, fueron convocadas por el bailarín ruso Andrei Vassiliev para participar del curso intensivo de verano que dicta en su academia neoyorquina. Con esfuerzo y constancia, las adolescentes tomaron sus clases pero también se embarcaron en una aventura que resultó un viaje único repleto de crecimiento personal.

 

Las bailarinas pertenecen a la academia “Francisca” de Villa Mercedes. Hace ocho años que se conocen y ensayan juntas para diversas presentaciones junto a sus compañeras.

 

Las dos aseguraron que el viaje a la ciudad que no duerme las ayudó a fortalecer el vínculo de amistad y acompañarse en los momentos de soledad. “Fue la primera vez que viajamos juntas y lejos, por la danza y sin nuestros padres. Gracias al viaje nos unimos bastante. Pasamos mucho tiempo juntas ya que estábamos todo el día sin separarnos”, expresó Paloma mientras que Victoria agregó que las clases en la academia de Vassiliev comenzaban bien temprano a la mañana y concluían a las 18. “Teníamos que tomarnos dos metros para llegar al lugar. Si nos sobraba tiempo libre y ganas podíamos visitar la ciudad”, contó.

 

Para las dos, la experiencia de vivir y tomar clases por un mes en Nueva York fue única. “Es una ciudad muy bella y los profesores fueron excelentes. Nos enseñaron muchas cosas y esperamos volver pronto", dijeron las chicas que recibieron "una rutina muy completa porque tuvimos dos profesores que nos daban clases de ballet, uno de preparación física, una profesora de jazz y un profesor de contemporánea”, contó Paloma con la soltura que la caracteriza, minutos antes de subirse al avión de regreso en una comunicación que tuvo con ETC.

 

La academia de Andrei reúne cada año a alumnos de diferentes lugares que se perfeccionan en Nueva York gracias a que el bailarín recorre el mundo para elegir nuevos talentos. Vassiliev llegó a San Luis el año pasado y las chicas villamercedinas fueron dos de los 19 elegidos para viajar.

 

“Durante este mes fuimos las únicas de San Luis pero conocimos bailarinas de ciudades como Buenos Aires, Mendoza y Córdoba. Además compartimos las clases con alumnas de Uruguay, Estados Unidos y Japón”, agregó Paloma todavía emocionada.

 

Con la curiosidad que las caracteriza, pese a las extensas horas de clase y el cansancio corporal, las adolescentes tuvieron la oportunidad de conocer lugares típicos de Nueva York. “Visitamos el Time Square Garden, el Central Park, el  Museo Metropolitano, la Estatua de la Libertad, entre otros monumentos estatales. Además vimos la adaptación al ballet de 'Don Quijote' que nos sirvió para mejorar nuestra técnica”, contó Victoria.

 

Paloma destacó la cultura y la diversidad del lugar como también la amabilidad de los anfitriones. “Si bien teníamos conocimientos del idioma fue todo un desafío comunicarnos en un país desconocido. Pero rescatamos que las personas son muy cálidas, amables y sociables. También son muy diversas, no sólo nos encontramos con nativos de Nueva York sino con latinos y gente de muchos países y continentes”, resaltó la joven.

 

Las chicas, que ya están junto a sus padres en Villa Mercedes, esperan volver pronto a la ciudad estadounidense, pero si de experiencia se trata, las dos contestaron que para quedarse durante más tiempo prefieren hacerlo cuando crezcan. “Nos encantó estar un mes en Nueva York pero cuando seamos grande queremos quedarnos mucho más”, concluyó Victoria.

 

Comentá vos tambien...