Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Tras las quejas, Ecogas reverá las mediciones en los barrios

La firma aconsejó no pagar la boleta hasta que terminen los controles. Además se comprometió a no cortarle el servicio a aquellos que no puedan abonarlo.

La semana arrancó con una mañana intensa. Este lunes cerca de doscientos usuarios de Ecogas se concentraron en las oficinas de la empresa para pedir soluciones frente a los valores excesivos de las facturas. Tras dos horas de tensión y gritos, la compañía firmó un acta con los vecinos en la que se compromete a rever los medidores de los barrios y les aconsejó no pagar la última factura hasta que los controles finalicen. Además prometieron no cortarle el servicio a quienes no abonen.

Poco antes de las 10, hombres y mujeres, principalmente jubilados, se acercaron a la esquina de Urquiza y Pueyrredón. La convocatoria comenzó la semana pasada y fue tomando fuerza en las redes sociales. Dos de los vecinos que estuvieron al frente del reclamo fueron Víctor Gardiola, del barrio Viva San Luis, y César Torres, residente del Pablo Díaz. "A la mayoría de nosotros nos han llegado facturas que superan los 2 mil, 3 mil y hasta 15 mil pesos. Vimos que esto pasaba en muchos barrios y decidimos venir a pedir que lo solucionen", contó Gardiola mientras recibía a cada una de las personas que se acercaba a las oficinas.

Con sus boletas en mano y mucha impotencia, los usuarios manifestaron que, a pesar de que el consumo en sus hogares era el mismo o incluso menor al del año pasado, las cifras son excesivas. Francisco Suárez fue uno de los tantos indignados. Con lágrimas en los ojos contó que en los últimos tres meses tuvo que hacer malabares para poder comer y pagar las cuentas. "La primera boleta que recibí cuando arrancaron los fríos fue de mil pesos, la siguiente me llegó casi 2 mil y ahora, 4 mil. Yo cobro una pensión de 5 mil pesos, no entiendo cómo piensan que puedo pagar esto", expresó con un nudo en la garganta.

Muchos aseguraron que las inspecciones y mediciones estaban alteradas y en algunos casos, no se hicieron. "Por mi casa no anduvieron. Te cobran lo que quieren. Yo tengo un calefón, la cocina y nada más y ahora tengo que pagar tres mil pesos. Es una locura", comentó María, del complejo San José.

Rubén Rosales, de El Pimpollo, añadió que en lo que va del invierno hizo al menos dos reclamos en la empresa. "A mí me aumentaron todos los meses. Empecé pagando 2 mil y ahora me piden 14 mil. No lo puedo pagar, no tengo trabajo, y estoy tramitando mi jubilación, desde hace dos años que no me escuchan", contó.

Cerca del mediodía, Santiago de la Rosa, gerente de Ecogas, salió a hablar con los vecinos. Explicó y recordó que el aumento de las tarifas se aprobó en diciembre en una audiencia con el gobierno nacional. "No lo notamos antes porque el consumo de verano no fue significativo, lo notamos ahora. La mayoría de los reclamos que recibimos a diario son por el importe de las boletas y le aconsejamos a la gente que tramite la tarifa social, o que no abonen la última factura hasta que se compruebe que el consumo no fue excesivo, pero en cuanto a las tarifas no podemos hacer nada", aclaró.

De la Rosa intentó seguir hablando,  pero el enojo de los usuarios y sus constantes preguntas, hizo que el diálogo con el gerente fuera por escasos minutos y éste volviera a su oficina. Como respuesta, los vecinos decidieron ingresar al edificio.

Después de un "tire y afloje", y ante la supervisión de una escribana que se solidarizó con los autoconvocados, la empresa firmó el acta. Los usuarios deberán volver a las oficinas de Ecogas para analizar cada caso particular.

Hoy, llevarán su reclamo al Concejo Deliberante. La convocatoria es a las 10 en la plaza San Martín, frente al edificio legislativo.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Tras las quejas, Ecogas reverá las mediciones en los barrios

La firma aconsejó no pagar la boleta hasta que terminen los controles. Además se comprometió a no cortarle el servicio a aquellos que no puedan abonarlo.

Autoconvocados. Los vecinos se juntaron en las puertas de la distribuidora. y luego ingresaron para exigir respuestas. Foto: Héctor Portela.

La semana arrancó con una mañana intensa. Este lunes cerca de doscientos usuarios de Ecogas se concentraron en las oficinas de la empresa para pedir soluciones frente a los valores excesivos de las facturas. Tras dos horas de tensión y gritos, la compañía firmó un acta con los vecinos en la que se compromete a rever los medidores de los barrios y les aconsejó no pagar la última factura hasta que los controles finalicen. Además prometieron no cortarle el servicio a quienes no abonen.

Poco antes de las 10, hombres y mujeres, principalmente jubilados, se acercaron a la esquina de Urquiza y Pueyrredón. La convocatoria comenzó la semana pasada y fue tomando fuerza en las redes sociales. Dos de los vecinos que estuvieron al frente del reclamo fueron Víctor Gardiola, del barrio Viva San Luis, y César Torres, residente del Pablo Díaz. "A la mayoría de nosotros nos han llegado facturas que superan los 2 mil, 3 mil y hasta 15 mil pesos. Vimos que esto pasaba en muchos barrios y decidimos venir a pedir que lo solucionen", contó Gardiola mientras recibía a cada una de las personas que se acercaba a las oficinas.

Con sus boletas en mano y mucha impotencia, los usuarios manifestaron que, a pesar de que el consumo en sus hogares era el mismo o incluso menor al del año pasado, las cifras son excesivas. Francisco Suárez fue uno de los tantos indignados. Con lágrimas en los ojos contó que en los últimos tres meses tuvo que hacer malabares para poder comer y pagar las cuentas. "La primera boleta que recibí cuando arrancaron los fríos fue de mil pesos, la siguiente me llegó casi 2 mil y ahora, 4 mil. Yo cobro una pensión de 5 mil pesos, no entiendo cómo piensan que puedo pagar esto", expresó con un nudo en la garganta.

Muchos aseguraron que las inspecciones y mediciones estaban alteradas y en algunos casos, no se hicieron. "Por mi casa no anduvieron. Te cobran lo que quieren. Yo tengo un calefón, la cocina y nada más y ahora tengo que pagar tres mil pesos. Es una locura", comentó María, del complejo San José.

Rubén Rosales, de El Pimpollo, añadió que en lo que va del invierno hizo al menos dos reclamos en la empresa. "A mí me aumentaron todos los meses. Empecé pagando 2 mil y ahora me piden 14 mil. No lo puedo pagar, no tengo trabajo, y estoy tramitando mi jubilación, desde hace dos años que no me escuchan", contó.

Cerca del mediodía, Santiago de la Rosa, gerente de Ecogas, salió a hablar con los vecinos. Explicó y recordó que el aumento de las tarifas se aprobó en diciembre en una audiencia con el gobierno nacional. "No lo notamos antes porque el consumo de verano no fue significativo, lo notamos ahora. La mayoría de los reclamos que recibimos a diario son por el importe de las boletas y le aconsejamos a la gente que tramite la tarifa social, o que no abonen la última factura hasta que se compruebe que el consumo no fue excesivo, pero en cuanto a las tarifas no podemos hacer nada", aclaró.

De la Rosa intentó seguir hablando,  pero el enojo de los usuarios y sus constantes preguntas, hizo que el diálogo con el gerente fuera por escasos minutos y éste volviera a su oficina. Como respuesta, los vecinos decidieron ingresar al edificio.

Después de un "tire y afloje", y ante la supervisión de una escribana que se solidarizó con los autoconvocados, la empresa firmó el acta. Los usuarios deberán volver a las oficinas de Ecogas para analizar cada caso particular.

Hoy, llevarán su reclamo al Concejo Deliberante. La convocatoria es a las 10 en la plaza San Martín, frente al edificio legislativo.

Logín