22.9°SAN LUIS - Martes 27 de Octubre de 2020

22.9°SAN LUIS - Martes 27 de Octubre de 2020

EN VIVO

Nuevos desafíos para una puntana de elite

Keisy Perafán estuvo de vacaciones en San Luis, en donde descansó y recargó baterías junto a sus afectos para afrontar una temporada nutrida de torneos internacionales. El domingo volvió a Buenos Aires y ayer comenzó a entrenar con la Selección Argentina.  

Por Maximiliano Molina
| 15 de enero de 2019
Sueños. Ya estuvo en un mundial. Ahora quiere convertirse en deportista olímpica.

Se la nota contenta, relajada, feliz. Fueron semanas en donde Keisy Perafán (22 años) se reecontró con su San Luis. Con sus paisajes, su barrio, su familia, sus amigos. Días necesarios para llenarse de energía y afrontar otro año deportivo lleno de desafíos. Y también para recibir felicitaciones de vecinos, como le pasó en el Parque de las Naciones. "Fui a hacer escalada deportiva, una disciplina que me gusta mucho, y una señora que estaba ahí me reconoció, me saludó y felicitó. Fue muy lindo", contó. 

 

Keisy es la judoca Nº 2 del país en categoría hasta 48 kg. Es la que aprende día a día de su ídola, la Nº 1, la campeona olímpica Paula Pareto. Es la que vive en Buenos Aires, lejos de sus seres queridos, con un objetivo: meterle corazón a cada jornada de entrenamiento porque quiere cumplir sus sueños en el deporte que ama desde pequeña.

 

Las vacaciones de Perafán en tierra puntana llegaron a su final el domingo. Ese día regresó a Capital Federal, lugar en donde vive desde hace unos años, y ayer comenzó a entrenar con la Selección. No hay tiempo que perder porque este domingo comienzan los viajes: primero será Brasil, en donde  hará un Campus de Entrenamiento; y en febrero volará hacia Bélgica, en donde participará de un torneo internacional.

 

 

—Disfrutaste de San Luis, hacía falta un descanso.

 

—Sí, muchísimo. Aproveché para visitar lugares como por ejemplo La Florida, Siete Cajones, paisajes hermosos que tiene San Luis. Me sirven para despejarme un poco y relajar la cabeza.

 

 

— ¿Y tuviste que hacer algún plan de entrenamiento en el receso?

 

—Llegué la última semana de diciembre y desde entonces solo hice un solo turno de gimnasio de lunes a viernes. Desde el lunes de esta semana, en Buenos Aires, comienzo con la rutina normal, con dos turnos diarios. Ya cuando empieza la época de competencia tengo tres días que hago triple turno, dos días de doble turno, un día de uno y descanso los domingos.

 

 

—¿Qué análisis hacés del año que pasó?

 

—Arranqué mal en la gira europea pero después remonté un montón y subí bastantes lugares en el ranking. Lo máximo del año fue sacar la medalla plateada en el  Panamericano de Judo en Costa Rica. Por otra parte, me hubiera gustado ganar peleas en Europa. Pero el 2018 fue el mejor año de mi carrera deportiva.

 

 

—Y en 2019, ¿soñás con los Juegos Panamericanos de Lima?

 

—Sí, por supuesto. Clasifica, por categoría, una representante de los diez primeros países del ranking. Ahora estoy segunda detrás de Paula Pareto, que ocuparía la plaza de nuestro país. Para superarla en el ranking necesitaría ganar dos torneos: el Panamericano de Judo en Perú el  27 y 28 de abril, y después una Copa Panamericana en Panamá a fines de junio. Pero yo voy a cada torneo pensando solo en la siguiente lucha. En avanzar. Eso me da resultado. Pensar en la final es contraproducente y hace mal.

 

 

—Y el Mundial, ¿en dónde es?

 

—Es en Japón, del 25 a 31 de agosto. Ojalá me toque estar otra vez como el año pasado en Azerbaiján. Estar en un Mundial es increíble. 

 

Comentá vos tambien...