eldiariodelarepublica.com
El Plan Frutihortícola va a desembarcar en las ciudades

Escuchá acá la 90.9
X

El Plan Frutihortícola va a desembarcar en las ciudades

Sol Puntano arma dos invernaderos nuevos y el equipo de la Mosca de los Frutos capacitará en sanidad.

El Plan de Fomento Frutihortícola arrancó tímidamente hace ya más de tres meses, con una proyección de alcanzar los 400 beneficiarios de distintos parajes de la provincia que recibirían 128 plantines de diferentes variedades para armar una huerta casera más tres árboles frutales. Sin embargo pasó el tiempo y el éxito del proyecto hizo que el Ministerio de Producción terminara el año con más de 1.200 familias incluidas, que tendrán en pocos días verduras disponibles para consumo propio y más ganas de desarrollar su huerta, motivados por el desarrollo vegetativo.

A la entrega de plantines y frutales se sumó el aporte del equipo que combate la Mosca de los Frutos, que se encargará de la asistencia sanitaria. Y una vez cubiertos los parajes puntanos, en 2019 se espera que los vecinos de los centros urbanos puedan acceder a tener una huerta en forma gratuita y con la asistencia de los técnicos del ministerio. Es clave el protagonismo de Sol Puntano, que se prepara para triplicar su producción  de plantines.

Pasó el "año de los parajes" y 85 de ellos pudieron acceder a plantines realizados en invernaderos con la mejor tecnología y hechos con semillas certificadas adquiridas en Mendoza. El jefe de Programa Frutihortícola, Juan Lavandeira, analizó los resultados como muy positivos y adelantó que se trata de los primeros pasos de un proyecto que se extenderá en el tiempo.

A pesar del período de vacaciones, el plan sigue en marcha. Para triplicar la cantidad de plantines, el gobierno provincial realizó una inversión para tener dos nuevos espacios bajo cubierta, que permitirán alcanzar esos números.

La idea es seguir con el contacto cara a cara con los vecinos, que esperan ansiosos la llegada de los kits. En los parajes, el punto de encuentro suelen ser las escuelas. Allí se entregan las bandejas y los árboles y se realiza una breve capacitación sobre la forma de riego, los tiempos de siembra y cosecha, además del control de malezas.

La idea de tener presencia en las escuelas estuvo basada en la posibilidad de que a través de los niños, los padres aprendan sobre los beneficios de cultivar la tierra. Para eso el ministerio se encargó de prepara a los docentes y armar también huertas en los establecimientos educativos. Era un proyecto que llevaba adelante Cristina Ratto, que ahora se sumó junto a su equipo al Plan de Fomento, para contarles a los vecinos cómo conseguir que los cultivos prosperen.

En 2018 entregaron alrededor de 2.000 bandejas hortícolas con ocho variedades: melón, sandía, zapallo anco, tomate perita, lechuga rulito, pimientos, berenjena y albahaca. Según trascendió, se podría achicar la cantidad de plantas a 64 por cada bandeja (ocho de cada variedad) para quienes tengan espacios reducidos, sobre todo pensando en el desembarco en las grandes ciudades, donde la tierra no abunda.

En cuanto a los frutales, se utilizaron 1.000 de distintas especies, tales como ciruelos, manzanos, perales y duraznos. "Quienes adquirieron árboles, ya son parte de nuestros registros dentro del Programa de la Mosca de los Frutos. Cuando entren en la etapa crítica, pasaran las cuadrillas para realizar las labores que corresponden a la prevención de la plaga", anticipó Lavandeira.  

La demanda queda expresada en números y se puede inferir que fue alta al superar las expectativas. Por ese motivo, Lavandeira explicó: "El 90 por ciento de los habitantes se acercaban a donde se instalaba el puesto del ministerio".

La Feria de Pequeños y Medianos Productores fue otra de las herramientas vitales como red de contención para aquellos que deseen ir un poco más allá y tener excedentes para vender. De esa forma, el Ministerio de Producción busca armar un círculo virtuoso que tiene como única finalidad incentivar las economías regionales y mejorar la calidad de vida de los puntanos. Además de generar ingresos genuinos para los productores y ahorros considerables para los consumidores que acceden a mercaderías de calidad.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El Plan Frutihortícola va a desembarcar en las ciudades

Sol Puntano arma dos invernaderos nuevos y el equipo de la Mosca de los Frutos capacitará en sanidad.

Año de los parajes. Durante 2018, 85 pequeñas poblaciones del interior puntano recibieron los kits frutihortícolas del Gobierno. Foto: El Diario.

El Plan de Fomento Frutihortícola arrancó tímidamente hace ya más de tres meses, con una proyección de alcanzar los 400 beneficiarios de distintos parajes de la provincia que recibirían 128 plantines de diferentes variedades para armar una huerta casera más tres árboles frutales. Sin embargo pasó el tiempo y el éxito del proyecto hizo que el Ministerio de Producción terminara el año con más de 1.200 familias incluidas, que tendrán en pocos días verduras disponibles para consumo propio y más ganas de desarrollar su huerta, motivados por el desarrollo vegetativo.

A la entrega de plantines y frutales se sumó el aporte del equipo que combate la Mosca de los Frutos, que se encargará de la asistencia sanitaria. Y una vez cubiertos los parajes puntanos, en 2019 se espera que los vecinos de los centros urbanos puedan acceder a tener una huerta en forma gratuita y con la asistencia de los técnicos del ministerio. Es clave el protagonismo de Sol Puntano, que se prepara para triplicar su producción  de plantines.

Pasó el "año de los parajes" y 85 de ellos pudieron acceder a plantines realizados en invernaderos con la mejor tecnología y hechos con semillas certificadas adquiridas en Mendoza. El jefe de Programa Frutihortícola, Juan Lavandeira, analizó los resultados como muy positivos y adelantó que se trata de los primeros pasos de un proyecto que se extenderá en el tiempo.

A pesar del período de vacaciones, el plan sigue en marcha. Para triplicar la cantidad de plantines, el gobierno provincial realizó una inversión para tener dos nuevos espacios bajo cubierta, que permitirán alcanzar esos números.

La idea es seguir con el contacto cara a cara con los vecinos, que esperan ansiosos la llegada de los kits. En los parajes, el punto de encuentro suelen ser las escuelas. Allí se entregan las bandejas y los árboles y se realiza una breve capacitación sobre la forma de riego, los tiempos de siembra y cosecha, además del control de malezas.

La idea de tener presencia en las escuelas estuvo basada en la posibilidad de que a través de los niños, los padres aprendan sobre los beneficios de cultivar la tierra. Para eso el ministerio se encargó de prepara a los docentes y armar también huertas en los establecimientos educativos. Era un proyecto que llevaba adelante Cristina Ratto, que ahora se sumó junto a su equipo al Plan de Fomento, para contarles a los vecinos cómo conseguir que los cultivos prosperen.

En 2018 entregaron alrededor de 2.000 bandejas hortícolas con ocho variedades: melón, sandía, zapallo anco, tomate perita, lechuga rulito, pimientos, berenjena y albahaca. Según trascendió, se podría achicar la cantidad de plantas a 64 por cada bandeja (ocho de cada variedad) para quienes tengan espacios reducidos, sobre todo pensando en el desembarco en las grandes ciudades, donde la tierra no abunda.

En cuanto a los frutales, se utilizaron 1.000 de distintas especies, tales como ciruelos, manzanos, perales y duraznos. "Quienes adquirieron árboles, ya son parte de nuestros registros dentro del Programa de la Mosca de los Frutos. Cuando entren en la etapa crítica, pasaran las cuadrillas para realizar las labores que corresponden a la prevención de la plaga", anticipó Lavandeira.  

La demanda queda expresada en números y se puede inferir que fue alta al superar las expectativas. Por ese motivo, Lavandeira explicó: "El 90 por ciento de los habitantes se acercaban a donde se instalaba el puesto del ministerio".

La Feria de Pequeños y Medianos Productores fue otra de las herramientas vitales como red de contención para aquellos que deseen ir un poco más allá y tener excedentes para vender. De esa forma, el Ministerio de Producción busca armar un círculo virtuoso que tiene como única finalidad incentivar las economías regionales y mejorar la calidad de vida de los puntanos. Además de generar ingresos genuinos para los productores y ahorros considerables para los consumidores que acceden a mercaderías de calidad.

Logín