Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Inspeccionaron el lugar donde mataron a Jonathan Magallanes

Con diferentes argumentos, la medida fue considerada muy útil tanto por los defensores de dos de los acusados por el homicidio como por el abogado de la familia de la víctima.

Si en algo están de acuerdo los tres abogados que hoy participaron de la inspección ocular en el baldío donde mataron a Jonathan Magallanes, en el barrio 200 Viviendas de San Luis, es que para todos fue una medida útil, aunque por distintas razones. Para los defensores de dos de los acusados, ver de cerca el lugar planteó muchas dudas sobre la posibilidad de que el ataque se haya producido tal como han indicado los testigos presenciales. Para el abogado que representa a la familia, lo narrado y descripto por quienes han declarado coincide con la escena, y le da solidez a la hipótesis de que los tres detenidos tuvieron efectiva participación.

 

 

 

La medida se desarrolló después de las 18:30 y fue encabezada por el juez que entiende en la causa, Marcos Flores Leyes, funcionarios del Juzgado Penal 1, peritos policiales y efectivos del Departamento Homicidios, a cargo del sumario.

Jorge Merlo –defensor del imputado Luciano Velázquez, y solicitante de la inspección– y Ricardo Gutiérrez Esley –abogado de Rodrigo Tejada, el segundo detenido– compartieron la opinión de que la inspección fue "muy satisfactoria", por lo que les aportó.

Explicaron que el informe de la autopsia refiere que la bala entró en el pecho de Magallanes de arriba hacia abajo y que, según lo que constataron ayer, la calle está unos metros más abajo que el baldío donde Magallanes fue herido, por lo que la única forma de que el proyectil haya entrado de ese modo es que le hayan tirado desde un techo, por ejemplo.

“No dan los parámetros de disparo, por la distancia, la altura del terreno, cómo fue el ingreso de la bala (…) Los hechos no ocurrieron como relatan los testigos (…) Mi cliente no disparó (…) Sabemos que hay una persona fallecida, pero no sabemos cómo ocurrieron los hechos”, aseguró Merlo. “Ni quién lo asesinó –acotó Gutiérrez Esley–. A decir de los testimonios, mi cliente menos fue el que disparó (…) Es imposible desde las pericias técnicas que desde acá se haya efectuado el tiro que mató a Magallanes”.

Cristóbal Alex Ibáñez, abogado de la familia del fallecido, dijo que la medida fue muy positiva, “para que todo lo que declararon los testigos (que han sido precisos, concisos en sus declaraciones) pueda culminar en el procesamiento”. Los investigadores "tomaron fotografías, vieron el lugar, vieron las distancias, calcularon, midieron. Vieron el kiosco, dónde se presentaron los impactos de bala", detalló.

"Ellos (por la defensa) también refirieron que los testigos han sido contradictorios.  Ya estamos casi de noche, hay mucha iluminación en el barrio (...) Los testigos vieron con claridad (...)Yo me manejo con las constancias que hay en la causa, y ellos no han pedido que a ninguno de los seis testigos presenciales, que ya han declarado en la causa, los investiguen por falso testimonio", refirió Ibáñez. 

“Veremos si se aclara todo esto. Es injusto que a mi hijo lo hayan matado así como así. Estamos viendo que todo se haga como se tiene que hacer. Dios quiera que se haga todo bien y que paguen por lo que ha hecho”,  expresó Diego Saavedra, el padrastro de Magallanes, quien se acercó a ver la tarea de los investigadores.  

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Inspeccionaron el lugar donde mataron a Jonathan Magallanes

Con diferentes argumentos, la medida fue considerada muy útil tanto por los defensores de dos de los acusados por el homicidio como por el abogado de la familia de la víctima.

Fotos Nicolás Varvara

Si en algo están de acuerdo los tres abogados que hoy participaron de la inspección ocular en el baldío donde mataron a Jonathan Magallanes, en el barrio 200 Viviendas de San Luis, es que para todos fue una medida útil, aunque por distintas razones. Para los defensores de dos de los acusados, ver de cerca el lugar planteó muchas dudas sobre la posibilidad de que el ataque se haya producido tal como han indicado los testigos presenciales. Para el abogado que representa a la familia, lo narrado y descripto por quienes han declarado coincide con la escena, y le da solidez a la hipótesis de que los tres detenidos tuvieron efectiva participación.

 

 

 

La medida se desarrolló después de las 18:30 y fue encabezada por el juez que entiende en la causa, Marcos Flores Leyes, funcionarios del Juzgado Penal 1, peritos policiales y efectivos del Departamento Homicidios, a cargo del sumario.

Jorge Merlo –defensor del imputado Luciano Velázquez, y solicitante de la inspección– y Ricardo Gutiérrez Esley –abogado de Rodrigo Tejada, el segundo detenido– compartieron la opinión de que la inspección fue "muy satisfactoria", por lo que les aportó.

Explicaron que el informe de la autopsia refiere que la bala entró en el pecho de Magallanes de arriba hacia abajo y que, según lo que constataron ayer, la calle está unos metros más abajo que el baldío donde Magallanes fue herido, por lo que la única forma de que el proyectil haya entrado de ese modo es que le hayan tirado desde un techo, por ejemplo.

“No dan los parámetros de disparo, por la distancia, la altura del terreno, cómo fue el ingreso de la bala (…) Los hechos no ocurrieron como relatan los testigos (…) Mi cliente no disparó (…) Sabemos que hay una persona fallecida, pero no sabemos cómo ocurrieron los hechos”, aseguró Merlo. “Ni quién lo asesinó –acotó Gutiérrez Esley–. A decir de los testimonios, mi cliente menos fue el que disparó (…) Es imposible desde las pericias técnicas que desde acá se haya efectuado el tiro que mató a Magallanes”.

Cristóbal Alex Ibáñez, abogado de la familia del fallecido, dijo que la medida fue muy positiva, “para que todo lo que declararon los testigos (que han sido precisos, concisos en sus declaraciones) pueda culminar en el procesamiento”. Los investigadores "tomaron fotografías, vieron el lugar, vieron las distancias, calcularon, midieron. Vieron el kiosco, dónde se presentaron los impactos de bala", detalló.

"Ellos (por la defensa) también refirieron que los testigos han sido contradictorios.  Ya estamos casi de noche, hay mucha iluminación en el barrio (...) Los testigos vieron con claridad (...)Yo me manejo con las constancias que hay en la causa, y ellos no han pedido que a ninguno de los seis testigos presenciales, que ya han declarado en la causa, los investiguen por falso testimonio", refirió Ibáñez. 

“Veremos si se aclara todo esto. Es injusto que a mi hijo lo hayan matado así como así. Estamos viendo que todo se haga como se tiene que hacer. Dios quiera que se haga todo bien y que paguen por lo que ha hecho”,  expresó Diego Saavedra, el padrastro de Magallanes, quien se acercó a ver la tarea de los investigadores.  

Logín