Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Lácteos, huevos y carne, lo que más subió en lo que va del año

Matías García Elorrio

Según los datos que publicó la Dirección de Estadística local, esos productos superaron ampliamente el 40%. También los gastos en Salud tuvieron un fuerte incremento.

 

Motivados por la inflación nacional, en los primeros nueve meses del año los lácteos, huevos, carne, azúcar, dulces y cacao fueron los productos de la canasta alimentaria que más aumentaron en San Luis. Según el último dato del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que publicó la Dirección Provincial de Estadística y Censos (DPEyC) leche, quesos y huevos tuvieron un acumulado desde enero hasta septiembre del 58,4 por ciento; les siguieron las carnes con el 49,2 y, en tercer lugar, el paquete de un kilo de azúcar con un 48,8 por ciento.

Otro rubro que tuvo un aumento exponencial desde enero de este año ha sido Atención Médica y Gastos para la Salud, que sufrió una variación del 53,6 por ciento. Este capítulo solamente incluye el servicio de medicina prepaga y de obras sociales; pero no contiene el precio de los medicamentos. Sin embargo, la medición que realiza el Indec a nivel nacional sí presenta el rubro "Productos medicinales, artefactos y equipos para la salud", que para la región de Cuyo, desde diciembre de 2018 a septiembre de 2019, muestra un acumulado del 63,3 por ciento.

El trabajo estadístico local reflejó para el mes de septiembre una variación del IPC del 6,2 por ciento —el más alto del año—, lo que acumuló un 39,3 desde diciembre del año pasado y suma un 54,8 por ciento de variación interanual. A nivel país, el IPC de septiembre fue del 5,9 por ciento respecto al mes anterior, donde la zona noroeste alcanzó su mayor valor con el 6,2 por ciento.

Según los datos que publica cada mes la Dirección de Estadística provincial, el litro de leche en sachet comenzó el año con un valor promedio en los supermercados y almacenes de barrio de 44,74 pesos; mientras que el mes pasado alcanzó los 64,32. El kilo de asado, que en enero se comercializaba a 210 pesos, nueve meses después ya costaba 278. El azúcar en las góndolas de los súper se vendía a 28 pesos a principios de año y hasta hace tres semanas su precio era de 42 pesos. Y el kilo de pan francés tenía un precio de 52 pesos al empezar este año y nueve meses después ya alcanzaba los 75.

Los lácteos (leche y quesos) y la docena de huevos arrancaron el año con una variación respecto de diciembre de 2018 del 4 por ciento, y en marzo tocó su pico más alto al registrar un 9 por ciento de aumento; valor que continuó en abril con un 8 por ciento más y llegó a bajar hasta 1,3 en julio; el mes donde se registró el valor más bajo de inflación en todo el país. Mientras que el mes pasado su valor se ubicó en 5,7 siendo el segundo rubro, después de la carne, que más aumentó en la provincia.

El precio de los cortes de vaca, cerdo y pollo tuvo un comportamiento muy irregular durante estos nueve meses: arrancó con un 8 por ciento en enero, trepó hasta el 15,4 en febrero y volvió al 8,7 en marzo. En ese primer trimestre sufrió los incrementos más fuertes del año porque después llegó a bajar hasta el 1 por ciento en mayo, luego se mantuvo y recién volvió a tener un pico importante en septiembre cuando alcanzó el 6,2 y fue el rubro de la canasta de alimentos que registró mayor incremento.

El azúcar, los dulces y el cacao arrancaron el año con una variación del 5,1 por ciento en relación a diciembre de 2018 y, si bien en febrero (3,4) y marzo (4,1) bajaron un poco, en abril tuvieron su pico más alto con el 8 por ciento. En julio solamente variaron un 2 por ciento, pero en agosto subieron hasta el 5,6 y el mes pasado 4,3 por ciento.

Los productos de panificación, que estuvieron un escalón por debajo de los productos que más aumentaron, han mostrado una variación muy importante en agosto (5,5) hasta trepar a lo más alto en septiembre cuando llegaron a variar hasta el 6,6 por ciento, que fue el máximo en lo que va del año.

Y los gastos en servicios de salud tuvieron en marzo su primer registro importante con el 5 por ciento, los cuatro meses siguientes se mantuvieron en un promedio del 3,5 hasta llegar a los dos puntos más altos en agosto con el 8,4 y septiembre donde la variación fue del 6,4 por ciento. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Lácteos, huevos y carne, lo que más subió en lo que va del año

Según los datos que publicó la Dirección de Estadística local, esos productos superaron ampliamente el 40%. También los gastos en Salud tuvieron un fuerte incremento.

Un lujo. La leche y los distntos quesos mantienen un ritmo de aumento que llegó al 58% hasta septiembre.

 

Motivados por la inflación nacional, en los primeros nueve meses del año los lácteos, huevos, carne, azúcar, dulces y cacao fueron los productos de la canasta alimentaria que más aumentaron en San Luis. Según el último dato del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que publicó la Dirección Provincial de Estadística y Censos (DPEyC) leche, quesos y huevos tuvieron un acumulado desde enero hasta septiembre del 58,4 por ciento; les siguieron las carnes con el 49,2 y, en tercer lugar, el paquete de un kilo de azúcar con un 48,8 por ciento.

Otro rubro que tuvo un aumento exponencial desde enero de este año ha sido Atención Médica y Gastos para la Salud, que sufrió una variación del 53,6 por ciento. Este capítulo solamente incluye el servicio de medicina prepaga y de obras sociales; pero no contiene el precio de los medicamentos. Sin embargo, la medición que realiza el Indec a nivel nacional sí presenta el rubro "Productos medicinales, artefactos y equipos para la salud", que para la región de Cuyo, desde diciembre de 2018 a septiembre de 2019, muestra un acumulado del 63,3 por ciento.

El trabajo estadístico local reflejó para el mes de septiembre una variación del IPC del 6,2 por ciento —el más alto del año—, lo que acumuló un 39,3 desde diciembre del año pasado y suma un 54,8 por ciento de variación interanual. A nivel país, el IPC de septiembre fue del 5,9 por ciento respecto al mes anterior, donde la zona noroeste alcanzó su mayor valor con el 6,2 por ciento.

Según los datos que publica cada mes la Dirección de Estadística provincial, el litro de leche en sachet comenzó el año con un valor promedio en los supermercados y almacenes de barrio de 44,74 pesos; mientras que el mes pasado alcanzó los 64,32. El kilo de asado, que en enero se comercializaba a 210 pesos, nueve meses después ya costaba 278. El azúcar en las góndolas de los súper se vendía a 28 pesos a principios de año y hasta hace tres semanas su precio era de 42 pesos. Y el kilo de pan francés tenía un precio de 52 pesos al empezar este año y nueve meses después ya alcanzaba los 75.

Los lácteos (leche y quesos) y la docena de huevos arrancaron el año con una variación respecto de diciembre de 2018 del 4 por ciento, y en marzo tocó su pico más alto al registrar un 9 por ciento de aumento; valor que continuó en abril con un 8 por ciento más y llegó a bajar hasta 1,3 en julio; el mes donde se registró el valor más bajo de inflación en todo el país. Mientras que el mes pasado su valor se ubicó en 5,7 siendo el segundo rubro, después de la carne, que más aumentó en la provincia.

El precio de los cortes de vaca, cerdo y pollo tuvo un comportamiento muy irregular durante estos nueve meses: arrancó con un 8 por ciento en enero, trepó hasta el 15,4 en febrero y volvió al 8,7 en marzo. En ese primer trimestre sufrió los incrementos más fuertes del año porque después llegó a bajar hasta el 1 por ciento en mayo, luego se mantuvo y recién volvió a tener un pico importante en septiembre cuando alcanzó el 6,2 y fue el rubro de la canasta de alimentos que registró mayor incremento.

El azúcar, los dulces y el cacao arrancaron el año con una variación del 5,1 por ciento en relación a diciembre de 2018 y, si bien en febrero (3,4) y marzo (4,1) bajaron un poco, en abril tuvieron su pico más alto con el 8 por ciento. En julio solamente variaron un 2 por ciento, pero en agosto subieron hasta el 5,6 y el mes pasado 4,3 por ciento.

Los productos de panificación, que estuvieron un escalón por debajo de los productos que más aumentaron, han mostrado una variación muy importante en agosto (5,5) hasta trepar a lo más alto en septiembre cuando llegaron a variar hasta el 6,6 por ciento, que fue el máximo en lo que va del año.

Y los gastos en servicios de salud tuvieron en marzo su primer registro importante con el 5 por ciento, los cuatro meses siguientes se mantuvieron en un promedio del 3,5 hasta llegar a los dos puntos más altos en agosto con el 8,4 y septiembre donde la variación fue del 6,4 por ciento. 

Logín