Escuchá acá la 96.3
X

El hombre que encontraron en una vivienda en construcción murió desangrado

Lo halló el dueño del inmueble cuando fue a darle de comer al perro. El hombre llevaba más de 24 horas fallecido. Las pericias preliminares indican que se habría cortado con la reja al ingresar a la vivienda. 

El Departamento de Homicidios de Villa Mercedes investiga la muerte de una persona, un hombre de 38 años, que apareció muerto en una vivienda en construcción, ubicada en Los Álamos 2045, casi Paul Harris.

 

 

Sergún  detalló el parte policial, Diego Armando “el negro chamí o el lagrimita” González, fue identificado por sus familiares.  Vivía en la calle Brasil de esa ciudad y tenía antecedentes policiales y penales.

La autopsia determinó que “murió de un shock hipovolémico por rotura de vaso sanguíneo de miembro inferior izquierdo”.

Fue encontrado por el dueño del inmueble cuando ingresó esta mañana a darle de comer al perro, llamado Perón. La víctima fue encontrada con la parte inferior desnuda. Sospechan que se metió con fines malintencionados.

En el caso tomó intervención la Comisaría Seccional 9° con jurisdicción en la zona, el Departamento de Homicidios, Policía Científica y la jueza Penal 3, Mirta Ucelay.

“La médica forense sostuvo que no hay signos de violencia en el cuerpo con respecto a intervención de personas. No hay armas, pero había varios charcos de sangre en el interior de la casa. Se descartó el ataque de un animal”, explicó, Ucelay.

 

 

Al ingresar al domicilio, los investigadores constataron que la puerta de ingreso a simple vista no estaba rota, pero que la propiedad estaba protegida por rejas, que en su parte superior terminan en puntas cortantes de acero. 

En el pasillo había manchas de sangre, ropas dispersas, un par de zapatillas.

El cuerpo “a simple vista” no tenía lesiones de riña, y en la pierna izquierda poseía una lesión punzo cortante.

Las primeras pericias concluyeron en que González habría ingresado por las rejas y se habría lesionado. Con sus prendas de vestir habría intentado hacerse un torniquete, pero pasaron 24 horas o más de su deceso, al momento de ser encontrado.

Además, detallaron que cuando fue movido su cuerpo aún emanaba olor a alcohol.

 

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El hombre que encontraron en una vivienda en construcción murió desangrado

Lo halló el dueño del inmueble cuando fue a darle de comer al perro. El hombre llevaba más de 24 horas fallecido. Las pericias preliminares indican que se habría cortado con la reja al ingresar a la vivienda. 

Foto: Héctor Portela.

El Departamento de Homicidios de Villa Mercedes investiga la muerte de una persona, un hombre de 38 años, que apareció muerto en una vivienda en construcción, ubicada en Los Álamos 2045, casi Paul Harris.

 

 

Sergún  detalló el parte policial, Diego Armando “el negro chamí o el lagrimita” González, fue identificado por sus familiares.  Vivía en la calle Brasil de esa ciudad y tenía antecedentes policiales y penales.

La autopsia determinó que “murió de un shock hipovolémico por rotura de vaso sanguíneo de miembro inferior izquierdo”.

Fue encontrado por el dueño del inmueble cuando ingresó esta mañana a darle de comer al perro, llamado Perón. La víctima fue encontrada con la parte inferior desnuda. Sospechan que se metió con fines malintencionados.

En el caso tomó intervención la Comisaría Seccional 9° con jurisdicción en la zona, el Departamento de Homicidios, Policía Científica y la jueza Penal 3, Mirta Ucelay.

“La médica forense sostuvo que no hay signos de violencia en el cuerpo con respecto a intervención de personas. No hay armas, pero había varios charcos de sangre en el interior de la casa. Se descartó el ataque de un animal”, explicó, Ucelay.

 

 

Al ingresar al domicilio, los investigadores constataron que la puerta de ingreso a simple vista no estaba rota, pero que la propiedad estaba protegida por rejas, que en su parte superior terminan en puntas cortantes de acero. 

En el pasillo había manchas de sangre, ropas dispersas, un par de zapatillas.

El cuerpo “a simple vista” no tenía lesiones de riña, y en la pierna izquierda poseía una lesión punzo cortante.

Las primeras pericias concluyeron en que González habría ingresado por las rejas y se habría lesionado. Con sus prendas de vestir habría intentado hacerse un torniquete, pero pasaron 24 horas o más de su deceso, al momento de ser encontrado.

Además, detallaron que cuando fue movido su cuerpo aún emanaba olor a alcohol.

 

 

 

Logín