Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

La Caminata Juvenil Mariana congregó a más de 600 fieles

Salieron de la Ediro y peregrinaron hasta el barrio Cerros Colorados, en donde construirán un santuario.

Bajo un cielo despejado y una temperatura de casi 30 grados, más de 600 personas participaron ayer de la 21ª Caminata Juvenil Mariana con destino al predio donde se construirá en un futuro el santuario de Schoenstatt, en el barrio Cerros Colorados de Juana Koslay. La peregrinación fue organizada por el Movimiento Apostólico de Schoenstatt, de la parroquia San Roque. Este año los creyentes caminaron bajo el slogan "María, luz de esperanza".

La agrupación está integrada por unos setenta chicos que realizan distintas actividades para difundir el evangelio de Cristo. Una de las principales es precisamente la Caminata Juvenil Mariana que todos los años reúne a cientos de feligreses que acompañan a los jóvenes en esta travesía de fe.

La convocatoria fue a las 16:30 en la Plaza del Jubileo, ubicada a pocos metros de la Estación de Interconexión Regional de Ómnibus (Ediro). Desde esa zona los peregrinos, quienes llevaban la imagen de la virgen María, comenzaron a caminar pasadas las 17:20 en compañía de motos de la Policía Caminera y de los cadetes del Instituto de Seguridad Pública "Juan Pascual Pringles", que custodiaron a los feligreses, quienes fueron cantando y rezando en todo el trayecto. También una ambulancia del Ministerio de Salud los acompañó por si ocurría algún problema de salud entre los feligreses.

Tras diez kilómetros de marcha hasta la Ermita de Schoenstatt, en el barrio Cerros Colorados, la columna arribó pasadas las 20:30. Fue recibida por la Banda del Ejército "Juan Pascual Pringles" del GAA 161, que entonó distintas marchas militares. Ya en el predio el padre Alan Sosa Tello, párroco de la Iglesia de San Roque, celebró la Santa Misa. Una vez terminada la ofrenda, hubo venta de choripanes, para recaudar fondos para construir el santuario.

Antes que saliera la procesión, unas de las rectoras de la caminata, Milagros Iborra, precisó que "es una peregrinación diocesana en donde participan jóvenes de San Luis y de las provincias de Córdoba y Mendoza. La idea es unir a toda la juventud y que puedan llevar sus intenciones a la virgen María".

 

 

La caminata tiene una convocatoria amplia, porque sus organizadores quieren demostrar que la gente puede unirse a ellos. "La finalidad es que las personas puedan conocer a Jesús y llevarlo en su corazón de una forma diferente y divertida", señaló.

"Año tras año, en distintos horarios, siempre salen las caminatas a pleno sol. Siempre hay jóvenes y familias que se congregan. Inclusive durante el recorrido se suman personas que estaban esperando la actividad. Durante las distintas ediciones veo que es más diversa la convocatoria de parroquias y de distintos grupos. También de personas que vienen por devoción a peregrinar y a pedir a la virgen", describió el padre Sosa Tello.

Gladis Marín es una peregrina que realizó por quinta vez la caminata hasta el barrio Cerros Colorados. "Lo hago porque esto me llena el alma. Es orar por María y por todo el mundo. A esta actividad vengo acompañada de mis hijas, nietas y ahijadas. Vamos varios de la familia", detalló.

Gabriela Romero es la primera vez que participaba de la actividad religiosa. "Lo hago porque necesito paz y pedir por uno de mis hijos, que está atravesando por una situación complicada. Me está haciendo mucha falta y por eso pido a la virgen y a Dios que me saquen adelante. Espero tranquilidad para mí y para todas las personas que me rodean", señaló.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La Caminata Juvenil Mariana congregó a más de 600 fieles

Salieron de la Ediro y peregrinaron hasta el barrio Cerros Colorados, en donde construirán un santuario.

Con toda la devoción. Durante la marcha los chicos trasmitieron juventud y energia al resto de los peregrinos. Foto: Leandro Cruciani.

Bajo un cielo despejado y una temperatura de casi 30 grados, más de 600 personas participaron ayer de la 21ª Caminata Juvenil Mariana con destino al predio donde se construirá en un futuro el santuario de Schoenstatt, en el barrio Cerros Colorados de Juana Koslay. La peregrinación fue organizada por el Movimiento Apostólico de Schoenstatt, de la parroquia San Roque. Este año los creyentes caminaron bajo el slogan "María, luz de esperanza".

La agrupación está integrada por unos setenta chicos que realizan distintas actividades para difundir el evangelio de Cristo. Una de las principales es precisamente la Caminata Juvenil Mariana que todos los años reúne a cientos de feligreses que acompañan a los jóvenes en esta travesía de fe.

La convocatoria fue a las 16:30 en la Plaza del Jubileo, ubicada a pocos metros de la Estación de Interconexión Regional de Ómnibus (Ediro). Desde esa zona los peregrinos, quienes llevaban la imagen de la virgen María, comenzaron a caminar pasadas las 17:20 en compañía de motos de la Policía Caminera y de los cadetes del Instituto de Seguridad Pública "Juan Pascual Pringles", que custodiaron a los feligreses, quienes fueron cantando y rezando en todo el trayecto. También una ambulancia del Ministerio de Salud los acompañó por si ocurría algún problema de salud entre los feligreses.

Tras diez kilómetros de marcha hasta la Ermita de Schoenstatt, en el barrio Cerros Colorados, la columna arribó pasadas las 20:30. Fue recibida por la Banda del Ejército "Juan Pascual Pringles" del GAA 161, que entonó distintas marchas militares. Ya en el predio el padre Alan Sosa Tello, párroco de la Iglesia de San Roque, celebró la Santa Misa. Una vez terminada la ofrenda, hubo venta de choripanes, para recaudar fondos para construir el santuario.

Antes que saliera la procesión, unas de las rectoras de la caminata, Milagros Iborra, precisó que "es una peregrinación diocesana en donde participan jóvenes de San Luis y de las provincias de Córdoba y Mendoza. La idea es unir a toda la juventud y que puedan llevar sus intenciones a la virgen María".

 

 

La caminata tiene una convocatoria amplia, porque sus organizadores quieren demostrar que la gente puede unirse a ellos. "La finalidad es que las personas puedan conocer a Jesús y llevarlo en su corazón de una forma diferente y divertida", señaló.

"Año tras año, en distintos horarios, siempre salen las caminatas a pleno sol. Siempre hay jóvenes y familias que se congregan. Inclusive durante el recorrido se suman personas que estaban esperando la actividad. Durante las distintas ediciones veo que es más diversa la convocatoria de parroquias y de distintos grupos. También de personas que vienen por devoción a peregrinar y a pedir a la virgen", describió el padre Sosa Tello.

Gladis Marín es una peregrina que realizó por quinta vez la caminata hasta el barrio Cerros Colorados. "Lo hago porque esto me llena el alma. Es orar por María y por todo el mundo. A esta actividad vengo acompañada de mis hijas, nietas y ahijadas. Vamos varios de la familia", detalló.

Gabriela Romero es la primera vez que participaba de la actividad religiosa. "Lo hago porque necesito paz y pedir por uno de mis hijos, que está atravesando por una situación complicada. Me está haciendo mucha falta y por eso pido a la virgen y a Dios que me saquen adelante. Espero tranquilidad para mí y para todas las personas que me rodean", señaló.

Logín