Escuchá acá la 90.9
X

Piden diez años de prisión para un hombre que atacó dos veces a su ex

El acusado es Víctor Mercado. Para el fiscal de Cámara el agravante de los hechos fue la violencia de género.

El común denominador en los dos ataques de un hombre a su expareja, uno cometido en marzo de 2017 y el otro en diciembre de ese año, fue la violencia de género, sostuvo el fiscal de Cámara 2 de Villa Mercedes, Ernesto Lutens. Y fue el agravante de ambos. Por eso solicitó que el acusado, Víctor Eduardo Mercado, sea condenado a diez años de prisión, explicó luego de hacer su alegato ante la Cámara del Crimen 2. El tribunal, integrado por los jueces Daniela Estrada, Aníbal Astudillo y Hernán Herrera, dará el veredicto el próximo jueves.

 

Imparable. La camioneta del acusado. Escapó por casi 80 kilómetros. 

 

Mercado cumple prisión preventiva desde diciembre de 2017, cuando fue detenido en Villa Mercedes tras una cinematográfica persecución policial que comenzó en La Toma, donde agredió una vez más a su ex, Andrea Soledad Mercau.

Ese es el segundo hecho por el que Mercado fue juzgado hasta el jueves pasado, cuando la Cámara del Crimen 2 cerró la etapa de pruebas y las partes hicieron sus alegatos.

El primero ocurrió el 24 de marzo de 2017, a la noche, cuando “Mercado, vigilando a la señora Mercau, logró interceptarla en una calle medio despoblada de Villa Mercedes. Estaban separados desde 2016, él tenía una orden de restricción emanada del juzgado de Familia 1, sin embargo nunca respetó la prohibición de acercamiento ni nada”, resumió Germán Anabitarte, abogado de la víctima.

“Esa noche, previo a encontrarla, le había mandado mensajes de texto, luego la siguió y al llegar a Riobamba y Sallorenzo le cruzó la camioneta y la golpeó ferozmente con un fierro”, relató.

“Las situaciones de violencia comenzaron antes, porque entre ambos había una relación no solamente de pareja, sino también laboral, comercial. Eran socios en una empresa de explotación de colectivos”, recordó el fiscal de Cámara Lutens.

“A lo largo de 2016 —abundó— la jueza de Familia dictó dos órdenes en contra de Mercado, una de exclusión del hogar conyugal y otra de restricción. No obstante ello, en marzo de 2017, Mercado interceptó el auto en el que iba Mercau, la bajó de los pelos y le dio ocho fierrazos, que le causaron una fractura en el maxilar izquierdo” y otras lesiones.

El agresor también le dio dos golpes a la madre de la víctima, que la acompañaba junto a su padrastro esa noche.

El segundo hecho es el que comenzó en La Toma, en diciembre de 2017. “Lo que ocurrió en La Toma va a ser juzgado en San Luis, porque es jurisdicción de los tribunales de la Primera Circunscripción Judicial. En este juicio, al hecho de marzo se le acumuló el de diciembre, pero solamente lo que ocurrió en jurisdicción de Villa Mercedes”, explicó Lutens.
 
 

Fuera de control

El viernes 1° de diciembre Mercado atacó a Mercau en la localidad cabecera del Departamento Pringles, a 77 kilómetros de Villa Mercedes. A las ocho de la mañana llamó a la puerta de la casa donde residía su ex, en avenida Belgrano 430. Cuando ella abrió, la sacó de los pelos y la subió por la fuerza a su camioneta Volkswagen Amarok. Más adelante, la víctima se arrojó del vehículo en movimiento y la escena fue vista por un policía que hacía una ronda por inmediaciones de la terminal de ómnibus. Mercado escapó hacia Villa Mercedes.

En la entrada a su ciudad, en el empalme de la ruta 2b, la “Interfábricas”, con la calle Chacabuco lo esperaba un retén que la Policía de la Unidad Regional II había montado ante el alerta de que en La Toma y en la localidad de Juan Llerena los controles policiales no habían podido pararlo.

Mercado eludió a los policías que quisieron interceptarlo y luego tomó la avenida 25 de Mayo. Cerca de la terminal de ómnibus embistió un Volkswagen Gol GL bordó que estaba estacionado y le dañó todo el costado izquierdo.

No se detuvo. En el cruce con la calle Asia cruzó con el semáforo en rojo y casi mató a un motociclista que cruzaba confiado por tener luz verde.

En el extremo norte de la avenida, cerca de una colectora con la Autopista de las Serranías, un policía había apostado el patrullero 1-821, con la intención de bloquearle el paso. Mercado embistió la patrulla con la camioneta y siguió.

Luego siguió hacia el este y recién frente a la casa de una de sus hijas, en Guayaquil 1839, lograron apresarlo.

“Fue una fuga como de película, a Mercado no le interesó la seguridad pública”, dijo el abogado Anabitarte.

“Este ministerio fiscal sostuvo que ese día Mercado puso en riesgo la vida y la integridad de efectivos policiales, la suya, la de su propia hija y la de ocasionales transeúntes”, sostuvo el fiscal Lutens, a El Diario.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Piden diez años de prisión para un hombre que atacó dos veces a su ex

El acusado es Víctor Mercado. Para el fiscal de Cámara el agravante de los hechos fue la violencia de género.

Diciembre de 2017. Mercado, cuando lo trasladaban a la Penitenciaría. Foto: Archivo

El común denominador en los dos ataques de un hombre a su expareja, uno cometido en marzo de 2017 y el otro en diciembre de ese año, fue la violencia de género, sostuvo el fiscal de Cámara 2 de Villa Mercedes, Ernesto Lutens. Y fue el agravante de ambos. Por eso solicitó que el acusado, Víctor Eduardo Mercado, sea condenado a diez años de prisión, explicó luego de hacer su alegato ante la Cámara del Crimen 2. El tribunal, integrado por los jueces Daniela Estrada, Aníbal Astudillo y Hernán Herrera, dará el veredicto el próximo jueves.

 

Imparable. La camioneta del acusado. Escapó por casi 80 kilómetros. 

 

Mercado cumple prisión preventiva desde diciembre de 2017, cuando fue detenido en Villa Mercedes tras una cinematográfica persecución policial que comenzó en La Toma, donde agredió una vez más a su ex, Andrea Soledad Mercau.

Ese es el segundo hecho por el que Mercado fue juzgado hasta el jueves pasado, cuando la Cámara del Crimen 2 cerró la etapa de pruebas y las partes hicieron sus alegatos.

El primero ocurrió el 24 de marzo de 2017, a la noche, cuando “Mercado, vigilando a la señora Mercau, logró interceptarla en una calle medio despoblada de Villa Mercedes. Estaban separados desde 2016, él tenía una orden de restricción emanada del juzgado de Familia 1, sin embargo nunca respetó la prohibición de acercamiento ni nada”, resumió Germán Anabitarte, abogado de la víctima.

“Esa noche, previo a encontrarla, le había mandado mensajes de texto, luego la siguió y al llegar a Riobamba y Sallorenzo le cruzó la camioneta y la golpeó ferozmente con un fierro”, relató.

“Las situaciones de violencia comenzaron antes, porque entre ambos había una relación no solamente de pareja, sino también laboral, comercial. Eran socios en una empresa de explotación de colectivos”, recordó el fiscal de Cámara Lutens.

“A lo largo de 2016 —abundó— la jueza de Familia dictó dos órdenes en contra de Mercado, una de exclusión del hogar conyugal y otra de restricción. No obstante ello, en marzo de 2017, Mercado interceptó el auto en el que iba Mercau, la bajó de los pelos y le dio ocho fierrazos, que le causaron una fractura en el maxilar izquierdo” y otras lesiones.

El agresor también le dio dos golpes a la madre de la víctima, que la acompañaba junto a su padrastro esa noche.

El segundo hecho es el que comenzó en La Toma, en diciembre de 2017. “Lo que ocurrió en La Toma va a ser juzgado en San Luis, porque es jurisdicción de los tribunales de la Primera Circunscripción Judicial. En este juicio, al hecho de marzo se le acumuló el de diciembre, pero solamente lo que ocurrió en jurisdicción de Villa Mercedes”, explicó Lutens.
 
 

Fuera de control

El viernes 1° de diciembre Mercado atacó a Mercau en la localidad cabecera del Departamento Pringles, a 77 kilómetros de Villa Mercedes. A las ocho de la mañana llamó a la puerta de la casa donde residía su ex, en avenida Belgrano 430. Cuando ella abrió, la sacó de los pelos y la subió por la fuerza a su camioneta Volkswagen Amarok. Más adelante, la víctima se arrojó del vehículo en movimiento y la escena fue vista por un policía que hacía una ronda por inmediaciones de la terminal de ómnibus. Mercado escapó hacia Villa Mercedes.

En la entrada a su ciudad, en el empalme de la ruta 2b, la “Interfábricas”, con la calle Chacabuco lo esperaba un retén que la Policía de la Unidad Regional II había montado ante el alerta de que en La Toma y en la localidad de Juan Llerena los controles policiales no habían podido pararlo.

Mercado eludió a los policías que quisieron interceptarlo y luego tomó la avenida 25 de Mayo. Cerca de la terminal de ómnibus embistió un Volkswagen Gol GL bordó que estaba estacionado y le dañó todo el costado izquierdo.

No se detuvo. En el cruce con la calle Asia cruzó con el semáforo en rojo y casi mató a un motociclista que cruzaba confiado por tener luz verde.

En el extremo norte de la avenida, cerca de una colectora con la Autopista de las Serranías, un policía había apostado el patrullero 1-821, con la intención de bloquearle el paso. Mercado embistió la patrulla con la camioneta y siguió.

Luego siguió hacia el este y recién frente a la casa de una de sus hijas, en Guayaquil 1839, lograron apresarlo.

“Fue una fuga como de película, a Mercado no le interesó la seguridad pública”, dijo el abogado Anabitarte.

“Este ministerio fiscal sostuvo que ese día Mercado puso en riesgo la vida y la integridad de efectivos policiales, la suya, la de su propia hija y la de ocasionales transeúntes”, sostuvo el fiscal Lutens, a El Diario.

Logín