Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

"Gobernar es difícil y eso los radicales lo sabemos"

El dirigente radical respaldó la candidatura de Enrique Picco. "No necesito cargos ni me los han ofrecido", dijo.
 


El dirigente radical Ricardo Alfonsín, estuvo este martes nuevamente en San Luis, esta vez para apoyar la candidatura de Enrique Picco a la Intendencia de la capital junto a otros históricos correligionarios como Walter Ceballos, Jorge “Pupa” Agúndez y Miguel Postiguillo. Juntos dieron una conferencia de prensa donde el hijo de expresidente analizó las elecciones presidenciales y el futuro de la UCR.

“A mí alguna vez me criticaron porque yo dije que los peronistas son primos hermanos nuestros y por eso nos peleamos tanto. Yo hago un esfuerzo muy grande por terminar con la grieta entre radicales y peronistas, como lo hizo Raúl Alfonsín. Pero hemos retrocedido mucho todos”, dijo para empezar la charla y enseguida aclaró: “No soy tan ingenuo de pensar que si terminamos con la grieta todos los problemas se resuelven solos, pero es mucho más difícil resolver problemas complejos en una sociedad donde sus dirigentes se relacionan, como lo hacemos nosotros ahora”. 

El respaldo de Alfonsín a Picco es otra manifestación de la escisión del radicalismo puntano.  Mientras la "vieja guardia" se encolumna detrás del candidato de San Luis Somos Todos, el partido en San Luis apoya oficialmente  la candidatura a intendente de Gastón Hissa, de San Luis Unido.  

Sobre cómo será el año que viene para la sociedad argentina y el nuevo gobierno, comentó que “gobernar siempre es difícil y eso lo sabemos bien los radicales. Pero no hay que amilanarse ante las dificultades. Yo creo que la imaginación, el coraje, el atrevimiento, la audacia, la responsabilidad, el sacrificio y el trabajo en equipo permiten resolver con mayor facilidad las adversidades”. Acerca del papel que ocupará a partir del 10 de diciembre opinó: “No necesito cargos ni me han ofrecido nada. Siento que la pregunta es incómoda porque si digo que no, parece que me niego a colaborar. Y si digo que sí parece que me estoy tirando un lance"

El exdiputado nacional contó que mantuvo contactos con Alberto Fernández “antes de que fuera candidato” y que conversaron “sobre lo que creíamos que necesitaba el país y coincidimos en que había que convocar a un diálogo para acordar puntos en común respecto de los temas de difícil resolución en donde todos cedieran un poco. Entre los sectores de la producción y los del trabajo, bajo el paraguas de la Iglesia que es vital”.

También lo consultaron sobre las elecciones presidenciales y cuál será el rol de su partido durante el próximo gobierno: “A mí no me sorprendió el resultado porque siempre pensé que las PASO actuarían como primera vuelta y que la general sería cómo la segunda vuelta. Nunca creí que en la general iba a aumentar la diferencia, sino todo lo contrario, las adhesiones a Juntos por el Cambio iban a ser mayores que en las PASO porque aparecería el voto útil”. Y agregó que “ahora estamos frente a un cambio de gobierno que me parece bueno y que haya un respaldo inicial es importante. Espero que la UCR trabaje mucho en esta transición para que sea lo menos traumática posible. Y a partir de la asunción del nuevo gobierno no cometa el error y acompañen aquellas políticas que consideremos buenas”.

De la decisión que tomó su partido por acompañar a Macri dijo que “si la UCR ha sufrido alguna consecuencia negativa después de la Convención de Gualeguay-chú, la responsabilidad es del partido. Eso tendremos que verlo los radicales y ni siquiera en público, porque no creo que la sociedad esté interesada en este tema. Yo no responsabilizo a nadie por las relaciones conflictivas que se pueden tener con la sociedad”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"Gobernar es difícil y eso los radicales lo sabemos"

El dirigente radical respaldó la candidatura de Enrique Picco. "No necesito cargos ni me los han ofrecido", dijo.
 

Alfonsín dio una conferencia de prensa junto a Enrique Picco. Foto: Martín Gómez. 


El dirigente radical Ricardo Alfonsín, estuvo este martes nuevamente en San Luis, esta vez para apoyar la candidatura de Enrique Picco a la Intendencia de la capital junto a otros históricos correligionarios como Walter Ceballos, Jorge “Pupa” Agúndez y Miguel Postiguillo. Juntos dieron una conferencia de prensa donde el hijo de expresidente analizó las elecciones presidenciales y el futuro de la UCR.

“A mí alguna vez me criticaron porque yo dije que los peronistas son primos hermanos nuestros y por eso nos peleamos tanto. Yo hago un esfuerzo muy grande por terminar con la grieta entre radicales y peronistas, como lo hizo Raúl Alfonsín. Pero hemos retrocedido mucho todos”, dijo para empezar la charla y enseguida aclaró: “No soy tan ingenuo de pensar que si terminamos con la grieta todos los problemas se resuelven solos, pero es mucho más difícil resolver problemas complejos en una sociedad donde sus dirigentes se relacionan, como lo hacemos nosotros ahora”. 

El respaldo de Alfonsín a Picco es otra manifestación de la escisión del radicalismo puntano.  Mientras la "vieja guardia" se encolumna detrás del candidato de San Luis Somos Todos, el partido en San Luis apoya oficialmente  la candidatura a intendente de Gastón Hissa, de San Luis Unido.  

Sobre cómo será el año que viene para la sociedad argentina y el nuevo gobierno, comentó que “gobernar siempre es difícil y eso lo sabemos bien los radicales. Pero no hay que amilanarse ante las dificultades. Yo creo que la imaginación, el coraje, el atrevimiento, la audacia, la responsabilidad, el sacrificio y el trabajo en equipo permiten resolver con mayor facilidad las adversidades”. Acerca del papel que ocupará a partir del 10 de diciembre opinó: “No necesito cargos ni me han ofrecido nada. Siento que la pregunta es incómoda porque si digo que no, parece que me niego a colaborar. Y si digo que sí parece que me estoy tirando un lance"

El exdiputado nacional contó que mantuvo contactos con Alberto Fernández “antes de que fuera candidato” y que conversaron “sobre lo que creíamos que necesitaba el país y coincidimos en que había que convocar a un diálogo para acordar puntos en común respecto de los temas de difícil resolución en donde todos cedieran un poco. Entre los sectores de la producción y los del trabajo, bajo el paraguas de la Iglesia que es vital”.

También lo consultaron sobre las elecciones presidenciales y cuál será el rol de su partido durante el próximo gobierno: “A mí no me sorprendió el resultado porque siempre pensé que las PASO actuarían como primera vuelta y que la general sería cómo la segunda vuelta. Nunca creí que en la general iba a aumentar la diferencia, sino todo lo contrario, las adhesiones a Juntos por el Cambio iban a ser mayores que en las PASO porque aparecería el voto útil”. Y agregó que “ahora estamos frente a un cambio de gobierno que me parece bueno y que haya un respaldo inicial es importante. Espero que la UCR trabaje mucho en esta transición para que sea lo menos traumática posible. Y a partir de la asunción del nuevo gobierno no cometa el error y acompañen aquellas políticas que consideremos buenas”.

De la decisión que tomó su partido por acompañar a Macri dijo que “si la UCR ha sufrido alguna consecuencia negativa después de la Convención de Gualeguay-chú, la responsabilidad es del partido. Eso tendremos que verlo los radicales y ni siquiera en público, porque no creo que la sociedad esté interesada en este tema. Yo no responsabilizo a nadie por las relaciones conflictivas que se pueden tener con la sociedad”.

Logín