Escuchá acá la 96.3
X

Alberto Fernández ya es el nuevo presidente de los argentinos

El nuevo jefe de Estado recibió la banda y el bastón en el Congreso de la Nación. Después brindó su primer discurso como máximo mandatario.

 

Alberto Fernández asumió como presidente de Argentina y así comienza una nueva etapa política en Argentina. Estuvo acompañado por la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y el equipo de ministros que presentó el viernes.

Tal como anunció la semana pasada, el nuevo mandatario llegó al Congreso en su propio auto, un Toyota Corolla gris, acompañado por su pareja, Fabiola Yáñez y estaba escoltado por los Granaderos.

La Asamblea Legislativa inició su sesión a las 11:16 para que las nuevas autoridades tomaran juramento. Gabriela Michetti abrió la sesión en el recinto de la Cámara baja, que estaba colmado por diputados, senadores, e invitados especiales. Los palcos que rodean el hemiciclo del cuerpo estaban repletos de gente que no se quiso perder los detalles de la ceremonia.

Entre los gobernadores estuvo el de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien abrazó y felicitó a su compañero del Frente de Todos.

 

 

 

El escribano mayor de Gobierno, Carlos Marcelo D'Alessio, leyó el acta y procedió a la transmisión de insignias. Mauricio Macri, le entregó los atributos presidenciales a su sucesor.

 

 

Al finalizar con los detalles protocolares el flamante nuevo presidente le habló a los argentinos.

"Señora Vicepresidenta, diputadas, diputados, senadores y querido pueblo argentino. El 10 de diciembre no es un día cualquiera en nuestra memoria colectiva, ese día celebramos que Argentina sepultó la más cruel de las dictaduras. Hace 36 años Raúl Alfonsín asumía la presidencia que nos devolvió la constitucionalidad", dijo y siguió: "Desde entonces nuestro país enfrentó distintos momentos, algunos más plácidos y felices, y otros más tristes, pero siempre perseveramos en la constitucionalidad y a cada crisis que supimos sobrellevarlas preservando el funcionamiento de la República".

“Los argentinos hemos aprendido así que las debilidades y las insuficiencias de la democracia solo se resuelven con más democracia. Por eso hoy quiero reivindicar mi compromiso democrático que garantice a los argentinos, más allá de sus ideologías, la convivencia. No quiero emplear frases artificiales, quisiera que mis palabras expresen del modo más fiel posible, el eco de millones de voces que resuenan en toda la Argentina. Con la humildad que los escucho y desde le esperanza que millones de compatriotas han expresado en las urnas. Con la construcción de un nuevo contrato ciudadano social que sea fraterno, porque ha llegado la hora de abrazar al que sea diferente y ser solidarios porque en esa emergencia social es tiempo de comenzar por los últimos para poder llegar a todos", expresó Fernández.

Aseguró que el proyecto de presupuesto debe ser "propio" y "no dictado desde afuera". Manifestó que esto recién podrá ser posible "luego de la renegociación de la deuda y de poner en práctica medidas económicas sociales y de la economía real".

Afirmó que "va a llevar algún tiempo lograr" la recuperación de la economía, como consecuencia de "las malas decisiones" adoptadas por el gobierno de Mauricio Macri. Añadió que en los próximos días convocará a todos los sectores para "impulsar un conjunto de medidas económicas y sociales que comiencen a revertir el atraso social y productivo". 

Dijo que impulsará "la puesta en marcha de acuerdos básicos para que la Argentina se encienda y pueda volver a caminar". En ese pasaje de su discurso, remarcó que el macrismo dejó "la tasa de desocupación más alta desde 2006", y que recibió el dólar a $9,70 y lo dejó a $63 solo en cuatro años".

"La Argentina no para de achicar su economía", afirmó Fernández, e indicó que "la pobreza actual está en los valores más altos desde 2008, se han retrocedido más de 10 años".

 

La previa fuera del Congreso 

Alberto Fernández se relajaba junto a su vocero, Juan Pablo Biondi, y a su perro Dylan, tomando una copa de agua. Mientras tanto, la Plaza de Mayo estaba repleta de militantes.

 

 

La reacción alegre de la gente no tardó en hacerse notar

Télam/ NA

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Alberto Fernández ya es el nuevo presidente de los argentinos

Alberto Fernández junto a Cristina Fernández, el presidente y la vice. Fotos: Télam/ NA.

El nuevo jefe de Estado recibió la banda y el bastón en el Congreso de la Nación. Después brindó su primer discurso como máximo mandatario.

 

Alberto Fernández asumió como presidente de Argentina y así comienza una nueva etapa política en Argentina. Estuvo acompañado por la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y el equipo de ministros que presentó el viernes.

Tal como anunció la semana pasada, el nuevo mandatario llegó al Congreso en su propio auto, un Toyota Corolla gris, acompañado por su pareja, Fabiola Yáñez y estaba escoltado por los Granaderos.

La Asamblea Legislativa inició su sesión a las 11:16 para que las nuevas autoridades tomaran juramento. Gabriela Michetti abrió la sesión en el recinto de la Cámara baja, que estaba colmado por diputados, senadores, e invitados especiales. Los palcos que rodean el hemiciclo del cuerpo estaban repletos de gente que no se quiso perder los detalles de la ceremonia.

Entre los gobernadores estuvo el de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien abrazó y felicitó a su compañero del Frente de Todos.

 

 

 

El escribano mayor de Gobierno, Carlos Marcelo D'Alessio, leyó el acta y procedió a la transmisión de insignias. Mauricio Macri, le entregó los atributos presidenciales a su sucesor.

 

 

Al finalizar con los detalles protocolares el flamante nuevo presidente le habló a los argentinos.

"Señora Vicepresidenta, diputadas, diputados, senadores y querido pueblo argentino. El 10 de diciembre no es un día cualquiera en nuestra memoria colectiva, ese día celebramos que Argentina sepultó la más cruel de las dictaduras. Hace 36 años Raúl Alfonsín asumía la presidencia que nos devolvió la constitucionalidad", dijo y siguió: "Desde entonces nuestro país enfrentó distintos momentos, algunos más plácidos y felices, y otros más tristes, pero siempre perseveramos en la constitucionalidad y a cada crisis que supimos sobrellevarlas preservando el funcionamiento de la República".

“Los argentinos hemos aprendido así que las debilidades y las insuficiencias de la democracia solo se resuelven con más democracia. Por eso hoy quiero reivindicar mi compromiso democrático que garantice a los argentinos, más allá de sus ideologías, la convivencia. No quiero emplear frases artificiales, quisiera que mis palabras expresen del modo más fiel posible, el eco de millones de voces que resuenan en toda la Argentina. Con la humildad que los escucho y desde le esperanza que millones de compatriotas han expresado en las urnas. Con la construcción de un nuevo contrato ciudadano social que sea fraterno, porque ha llegado la hora de abrazar al que sea diferente y ser solidarios porque en esa emergencia social es tiempo de comenzar por los últimos para poder llegar a todos", expresó Fernández.

Aseguró que el proyecto de presupuesto debe ser "propio" y "no dictado desde afuera". Manifestó que esto recién podrá ser posible "luego de la renegociación de la deuda y de poner en práctica medidas económicas sociales y de la economía real".

Afirmó que "va a llevar algún tiempo lograr" la recuperación de la economía, como consecuencia de "las malas decisiones" adoptadas por el gobierno de Mauricio Macri. Añadió que en los próximos días convocará a todos los sectores para "impulsar un conjunto de medidas económicas y sociales que comiencen a revertir el atraso social y productivo". 

Dijo que impulsará "la puesta en marcha de acuerdos básicos para que la Argentina se encienda y pueda volver a caminar". En ese pasaje de su discurso, remarcó que el macrismo dejó "la tasa de desocupación más alta desde 2006", y que recibió el dólar a $9,70 y lo dejó a $63 solo en cuatro años".

"La Argentina no para de achicar su economía", afirmó Fernández, e indicó que "la pobreza actual está en los valores más altos desde 2008, se han retrocedido más de 10 años".

 

La previa fuera del Congreso 

Alberto Fernández se relajaba junto a su vocero, Juan Pablo Biondi, y a su perro Dylan, tomando una copa de agua. Mientras tanto, la Plaza de Mayo estaba repleta de militantes.

 

 

La reacción alegre de la gente no tardó en hacerse notar

Télam/ NA

 

Logín