13.7°SAN LUIS - Sabado 26 de Septiembre de 2020

13.7°SAN LUIS - Sabado 26 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Discutían dentro de un auto, él le pegaba y le tiraba el pelo, hasta que la rescataron

Alrededor de las 6 de la mañana un grupo de jóvenes ayudó a una mujer que fue agredida por su pareja. Dijeron que lejos de detener al agresor y socorrer a la víctima, la Policía lo dejó escapar.

Por redacción
| 13 de diciembre de 2019

 

“Salíamos de ver el grupo ‘Q'Lokura’, a eso de las 5:30. Había policías por todos lados porque habían disturbios. Éramos cuatro, dos amigos y mi novia.  Habíamos estacionado a casi una cuadra, por la ruta 3, cerca de la Esso y una panadería. Cuando caminábamos hacia el auto. En el tumulto de gente, unas chicas empiezan a gritarle a una pareja que estaba dentro de un Clio gris”, contó Thomas, un joven de 20 años, estudiante de periodismo, que quedó sorprendido y enojado por el accionar de la policía al enterarse de que un hombre le estaba pegando a una mujer dentro de un auto y no hizo nada para detener al agresor y por socorrer a la víctima, que estaba ensangrentada, parada en una esquina junto a otras mujeres.

 

Al sentirse con impotencia porque no pudo solucionar nada, Thomas decidió publicar su descargo en Twitter.

 

 

 

El joven continuó: “Mi amigo Agustín, vio que le estaba pegando piñas en la cara, intenta abrir la puerta. Cuando miré yo, le estaba tirando el pelo. La tironeaba, la zamarreaba, tenía ensangrentada la cara. La puerta estaba cerrada. Entonces se ve que liberan el seguro, la baja. Me acerco y no reaccioné. Estaba tan enojado por lo que vimos que le tiré una patada. Mi amigo hizo lo mismo, él seguía adentro del auto”, explicó y siguió: “Cuando logramos que se bajara del auto, se acerca la Policía. Su reacción fue apuntarme a mí con una itaca, intenté defenderme y explicar lo que estaba pasando. La chica quedó parada en un costado, otras mujeres estaban con ella y la consolaban, porque lloraba mucho. Además la ayudaban a limpiarse la sangre que tenía en la cara, a raíz de los golpes que le dio el hombre”.

 

El joven explicó que el agresor intercambió “dos palabras” con el oficial, se subió al auto y se fue. “Me quedé mirando al agente, como diciendo, no hiciste nada, lo dejaste ir. Me volví loco.  Cuando estaba por seguirlo, mi novia me dijo que me tranquilice. Nosotros intervinimos, nos involucramos. No pudimos hacer mucho. Si los agentes que son los que tienen que resolver estas situaciones de violencia no lo hicieron, no se puede hacer mucho”, expresó y añadió que alcanzó a escuchar que el oficial le decía “por lo menos es tu pareja”, como justificando que estaba bien que le pegara.

 

“No supe más nada, no la conozco, ella se quedó tranquila y con las que creo eran sus amigas. No sabemos si el hombre la volvió a buscar o cómo está, tampoco tenemos sus nombres. Solo alcanzamos a sacarle foto a la patente del auto. Lamentablemente no nos dimos cuenta porque hubiéramos hecho la denuncia”, aseguró y afirmó que la situación lo enojó mucho: “Al final cuando te involucrás e intentás ayudar o solucionar algo, la policía no te hace caso. Por suerte no pasó a mayores, en ese momento, porque no sé que pudo haber pasado después”, concluyó.

 

Comentá vos tambien...