Escuchá acá la 96.3
X

La promo "Centenaria" del Colegio Nacional celebró sus 50 años

Los 45 exalumnos  que egresaron en 1969 recrearon un día de clases para festejar sus bodas de oro, y este viernes participaron de la misa realizada en la Iglesia  Catedral.

Una época cambiante en la que fueron felices. Así recordó la promoción "Centenaria" del Colegio Nacional sus cincuenta años de egresada. Ayer a las 10 de la mañana, las tres campanadas de la Catedral llamaron a los exalumnos del turno mañana y tarde a participar de la misa. Luego se cruzaron al edificio de la escuela, en donde recordaron sus días como alumnos, se sentaron en los bancos de sus aulas y caminaron por las galerías a las risotadas, como lo hacían en cada recreo. Cerca del mediodía, la banda del Grupo de Artillería 7 del Ejército Argentino le puso música al microcentro puntano, al compás de "Aurora".

 

 

En 1969 el Colegio Nacional cumplió 100 años. A la promoción que egresó ese año la llamaron la "Centenaria". Si bien de manera informal casi siempre se juntaban, antes del encuentro de ayer habían tenido otro cuando cumplieron 25 años, momento en el que descubrieron una placa que quedó como parte del decorado de las paredes del histórico establecimiento. Ayer, las dos divisiones recordaron a sus compañeros fallecidos y no faltaron las anécdotas.   

Posaron para las fotos todos amigos que, en algunos casos, durante un tiempo tomaron caminos diferentes en lugares lejanos, para luego volver y disfrutar de la nostalgia de los tiempos escolares. "El glorioso Colegio Nacional fue sin dudas nuestro segundo hogar. Recibimos una educación muy buena basada fundamentalmente en la fe cristiana, la ciencia, las humanidades y las artes. Antes éramos entre 26 y 28 alumnos por turno. La atención de nuestros maestros era más personalizada que ahora", destacó Gustavo Adolfo Miranda Folch, alumno de la promo '69 que hoy es un abogado reconocido en San Luis.

Una de las situaciones emocionantes que se vivieron fue la de dos preceptores que tomaron asistencia a los alumnos como si aún cursaran sus estudios secundarios. Alejandro Pereyra Sánchez, otro de los exalumnos, contó que en la jornada estuvieron acompañados por su maestra de matemática de 92 años, quien no quiso perderse el reencuentro. "Rosario Suárez fue profesora de los dos cursos, llegó esta mañana para acompañarnos en la misa, ya que hacía mucho que no estábamos todos juntos", destacó, y explicó que algunos de los que se fueron a estudiar no volvieron a San Luis.

"Al comienzo estábamos emparejados entre varones y mujeres. Luego quedamos solo ocho en la división 'A'. El resto eran compañeras", recordó Pereyra Sánchez, mientras señalaba a las mujeres "centenarias" que estaban apoyadas del lado de adentro de la reja de la entrada. "Eran tiempos convulsionados, de mucha bohemia, pero aquí fuimos muy felices", destacó, y se retiró para izar la Bandera junto a sus amigos, dejando en claro los motivos por los que siempre deciden volver a la esquina de Junín y San Martín. 

 

 

Tiempos especiales

Cada uno de esos egresados formó parte de la historia puntana, no solo en la escuela: también muchos ocuparon cargos importantes. Tal es el caso del cardiólogo Pereyra Sánchez, quien formó parte de la terapia intensiva del Hospital San Luis. Para alcanzar esos objetivos no solo se formó en el Colegio Nacional, sino que además el contexto histórico en el que nació lo ayudó a ser la persona que es.

“Recuerdo el primer trasplante cardíaco que se hizo en el año '67 en Sudáfrica. Además de la llegada del hombre a la Luna, el 'Cordobazo' o la rebelión de la juventud con Woodstock. Creo que éramos una generación con muchísimas motivaciones y con un compromiso social muy importante por todas las cosas que nos pasaron, y los años que vinieron después. Fue una época de muchos cambios y esos son los recuerdos que me trae la memoria al ver a mis compañeros, que en algunos casos no los veo desde hace décadas. Es un momento muy importante", señaló antes de la inolvidable celebración.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La promo "Centenaria" del Colegio Nacional celebró sus 50 años

Los 45 exalumnos  que egresaron en 1969 recrearon un día de clases para festejar sus bodas de oro, y este viernes participaron de la misa realizada en la Iglesia  Catedral.

Con toda la emoción. Los alumnos que egresaron en 1969 recrearon un día en el aula. También participó la maestra de matemática, quien tiene 92 años. Foto: Martín Gómez.

Una época cambiante en la que fueron felices. Así recordó la promoción "Centenaria" del Colegio Nacional sus cincuenta años de egresada. Ayer a las 10 de la mañana, las tres campanadas de la Catedral llamaron a los exalumnos del turno mañana y tarde a participar de la misa. Luego se cruzaron al edificio de la escuela, en donde recordaron sus días como alumnos, se sentaron en los bancos de sus aulas y caminaron por las galerías a las risotadas, como lo hacían en cada recreo. Cerca del mediodía, la banda del Grupo de Artillería 7 del Ejército Argentino le puso música al microcentro puntano, al compás de "Aurora".

 

 

En 1969 el Colegio Nacional cumplió 100 años. A la promoción que egresó ese año la llamaron la "Centenaria". Si bien de manera informal casi siempre se juntaban, antes del encuentro de ayer habían tenido otro cuando cumplieron 25 años, momento en el que descubrieron una placa que quedó como parte del decorado de las paredes del histórico establecimiento. Ayer, las dos divisiones recordaron a sus compañeros fallecidos y no faltaron las anécdotas.   

Posaron para las fotos todos amigos que, en algunos casos, durante un tiempo tomaron caminos diferentes en lugares lejanos, para luego volver y disfrutar de la nostalgia de los tiempos escolares. "El glorioso Colegio Nacional fue sin dudas nuestro segundo hogar. Recibimos una educación muy buena basada fundamentalmente en la fe cristiana, la ciencia, las humanidades y las artes. Antes éramos entre 26 y 28 alumnos por turno. La atención de nuestros maestros era más personalizada que ahora", destacó Gustavo Adolfo Miranda Folch, alumno de la promo '69 que hoy es un abogado reconocido en San Luis.

Una de las situaciones emocionantes que se vivieron fue la de dos preceptores que tomaron asistencia a los alumnos como si aún cursaran sus estudios secundarios. Alejandro Pereyra Sánchez, otro de los exalumnos, contó que en la jornada estuvieron acompañados por su maestra de matemática de 92 años, quien no quiso perderse el reencuentro. "Rosario Suárez fue profesora de los dos cursos, llegó esta mañana para acompañarnos en la misa, ya que hacía mucho que no estábamos todos juntos", destacó, y explicó que algunos de los que se fueron a estudiar no volvieron a San Luis.

"Al comienzo estábamos emparejados entre varones y mujeres. Luego quedamos solo ocho en la división 'A'. El resto eran compañeras", recordó Pereyra Sánchez, mientras señalaba a las mujeres "centenarias" que estaban apoyadas del lado de adentro de la reja de la entrada. "Eran tiempos convulsionados, de mucha bohemia, pero aquí fuimos muy felices", destacó, y se retiró para izar la Bandera junto a sus amigos, dejando en claro los motivos por los que siempre deciden volver a la esquina de Junín y San Martín. 

 

 

Tiempos especiales

Cada uno de esos egresados formó parte de la historia puntana, no solo en la escuela: también muchos ocuparon cargos importantes. Tal es el caso del cardiólogo Pereyra Sánchez, quien formó parte de la terapia intensiva del Hospital San Luis. Para alcanzar esos objetivos no solo se formó en el Colegio Nacional, sino que además el contexto histórico en el que nació lo ayudó a ser la persona que es.

“Recuerdo el primer trasplante cardíaco que se hizo en el año '67 en Sudáfrica. Además de la llegada del hombre a la Luna, el 'Cordobazo' o la rebelión de la juventud con Woodstock. Creo que éramos una generación con muchísimas motivaciones y con un compromiso social muy importante por todas las cosas que nos pasaron, y los años que vinieron después. Fue una época de muchos cambios y esos son los recuerdos que me trae la memoria al ver a mis compañeros, que en algunos casos no los veo desde hace décadas. Es un momento muy importante", señaló antes de la inolvidable celebración.

Logín