eldiariodelarepublica.com
Su bebé lloraba y un vecino se quejó, la respuesta del padre no tardó en llegar

Escuchá acá la 90.9
X

Su bebé lloraba y un vecino se quejó, la respuesta del padre no tardó en llegar

El conflicto entre dos vecinos de un edificio en Madrid, culminó con un descargo del papá por Twitter. El hilo generó miles de comentarios y posturas opuestas entre los usuarios

El episodio ocurrió en un edificio de Madrid. Uno de los protagonistas es Ignacio Duque, un periodista español, que además es padre de dos nenas. La más pequeña tiene solo 19 meses. El antagonista de esta historia es un vecino cansado de los llantos de la pequeña, tal es así que decidió dejar en la puerta de su departamento un cartel. 

"Como me volváis a despertar pongo una queja en la comunidad. Vuestros hijos son vuestra responsabilidad", decía en el papel, que tenía un recuadro que destacaba la palabra "vuestra". 

A medida que avanzaba hacia su departamento leyó otro cartel: "Rogamos por favor que procuren que sus hijos no griten por la noche y pronto por la mañana, no están solos en el edificio". En ese momento Ignacio decidió responderle a su vecino mediante una publicación en su cuenta de Twitter.

 

 

El hombre respondió: "1. Lamento profundamente que un bebé perturbe tus sueños. 2. Soy el primer interesado en que duerma bien porque así lo haría yo también. Entre el uno y la otra, vamos para cinco años durmiendo de pena. 3. La niña vino con un problema de fábrica: no tiene interruptor para detener su llanto ni botón de volumen para rebajarlo.4. Si tocara el tambor a las 4 am, sería mi culpa. Si llora porque está mala, le salen los dientes o lo que sea, creo que no es culpa de nadie".

"5. Afortunadamente, mis hijos son mi responsabilidad. Menos mal que no son la tuya. 6. Estás tardando en poner la queja, porque esta noche también promete. Con un poco de suerte, la comunidad contrata a Supernanny y nos resuelve el problema. 7. Si te quedan ganas de ser padre tras esta traumática experiencia, deseo que tus hijos duerman del tirón desde el primer día. Aunque cinco noches seguidas a grito pelado te vendrían genial. 8. Gracias por poner solo hijos y no hijos de puta, que probablemente es lo que sientes", culminó el texto.

 

La publicación cuenta con más de 1.800 comentarios, 6.ooo retuits y casi 12.500 likes. Si bien muchos usuarios comprendieron al vecino, la mayoría de ellos se solidarizó con Ignacio, quien contó: "Vivimos hace un año y medio en este edificio, y la niña no siempre ha dormido mal".

Uno de los comentarios le sugirió a Ignacio que, en vez de expresarse en Twitter, le pida disculpas personalmente a su vecino."El punto 1 es 'Lamento profundamente que un bebé perturbe tus sueños'. Yo diría que es una disculpa. Se la diría en persona si me abriera la puerta cuando le llamo y sé que está", respondió.

En cuanto al comportamiento de su hija, concluyó: "No llora todo el día. Se despierta mucho de noche y llora. No le pasa nada. Está bien. Hay niños que duermen del tirón y otros que se despiertan mucho".

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Su bebé lloraba y un vecino se quejó, la respuesta del padre no tardó en llegar

El conflicto entre dos vecinos de un edificio en Madrid, culminó con un descargo del papá por Twitter. El hilo generó miles de comentarios y posturas opuestas entre los usuarios

Uno de los carteles que encontró el padre de la beba. Foto: Twitter.

El episodio ocurrió en un edificio de Madrid. Uno de los protagonistas es Ignacio Duque, un periodista español, que además es padre de dos nenas. La más pequeña tiene solo 19 meses. El antagonista de esta historia es un vecino cansado de los llantos de la pequeña, tal es así que decidió dejar en la puerta de su departamento un cartel. 

"Como me volváis a despertar pongo una queja en la comunidad. Vuestros hijos son vuestra responsabilidad", decía en el papel, que tenía un recuadro que destacaba la palabra "vuestra". 

A medida que avanzaba hacia su departamento leyó otro cartel: "Rogamos por favor que procuren que sus hijos no griten por la noche y pronto por la mañana, no están solos en el edificio". En ese momento Ignacio decidió responderle a su vecino mediante una publicación en su cuenta de Twitter.

 

 

El hombre respondió: "1. Lamento profundamente que un bebé perturbe tus sueños. 2. Soy el primer interesado en que duerma bien porque así lo haría yo también. Entre el uno y la otra, vamos para cinco años durmiendo de pena. 3. La niña vino con un problema de fábrica: no tiene interruptor para detener su llanto ni botón de volumen para rebajarlo.4. Si tocara el tambor a las 4 am, sería mi culpa. Si llora porque está mala, le salen los dientes o lo que sea, creo que no es culpa de nadie".

"5. Afortunadamente, mis hijos son mi responsabilidad. Menos mal que no son la tuya. 6. Estás tardando en poner la queja, porque esta noche también promete. Con un poco de suerte, la comunidad contrata a Supernanny y nos resuelve el problema. 7. Si te quedan ganas de ser padre tras esta traumática experiencia, deseo que tus hijos duerman del tirón desde el primer día. Aunque cinco noches seguidas a grito pelado te vendrían genial. 8. Gracias por poner solo hijos y no hijos de puta, que probablemente es lo que sientes", culminó el texto.

 

La publicación cuenta con más de 1.800 comentarios, 6.ooo retuits y casi 12.500 likes. Si bien muchos usuarios comprendieron al vecino, la mayoría de ellos se solidarizó con Ignacio, quien contó: "Vivimos hace un año y medio en este edificio, y la niña no siempre ha dormido mal".

Uno de los comentarios le sugirió a Ignacio que, en vez de expresarse en Twitter, le pida disculpas personalmente a su vecino."El punto 1 es 'Lamento profundamente que un bebé perturbe tus sueños'. Yo diría que es una disculpa. Se la diría en persona si me abriera la puerta cuando le llamo y sé que está", respondió.

En cuanto al comportamiento de su hija, concluyó: "No llora todo el día. Se despierta mucho de noche y llora. No le pasa nada. Está bien. Hay niños que duermen del tirón y otros que se despiertan mucho".

 

Logín