eldiariodelarepublica.com
Los Dogo secuestrados por maltrato están recuperados

Escuchá acá la 90.9
X

Los Dogo secuestrados por maltrato están recuperados

Los responsables del refugio animal aseguran que mantienen un 97% de mejoría y están a la espera de que una familia les dé un hogar, bajo tenencia judicial, hasta que finalice la causa.

Con la cabeza bien levantada, sus cuerpos robustos, el pelaje brilloso y un buen ánimo para caminar y correr, así se encuentran los perros Dogo que la justicia había secuestrado por maltrato el 25 de noviembre del año pasado. Si bien dos de los seis canes que llegaron a la canera no resistieron al avanzado estado de desnutrición y fallecieron en menos de 24 horas, el resto se recuperó completamente. Los responsables del refugio de contención animal aseguraron que están en un 97% de mejoría y permanecen a la espera de formar parte de una nueva familia.

“Teniendo en cuenta el poco tiempo que pasó, podemos decir que los animales están en un perfecto estado de salud”, destacó la responsable de la canera, Laura Ferrer, que además lamentó no haber podido salvar a todos. “Los dos que fallecieron estaban muy comprometidos, era demasiado grave el estado de maltrato y desnutrición que tenían”, aclaró.

 La encargada explicó que el estado en el que llegaron los perros no era bueno, que tenían un alto porcentaje de riesgo de vida, sin embargo los que sobrevivieron lograron superar el tratamiento y hoy pueden llevar adelante una vida normal. “Están esperando que alguna familia les quiera dar en su casa una tenencia judicial, que es lo que el juez nos autorizó hasta que el juicio termine”, comentó.

El médico veterinario de la canera, Carlos Alaniz, quien se hizo cargo del cuidado de los canes desde el primer momento, contó que los antiparasitarios, las vacunas, las vitaminas y el control permanente de la alimentación fueron los factores fundamentales para el mejoramiento de la salud de los Dogo. “En primera instancia no apostábamos en un proceso a corto plazo, ya que la desnutrición es una patología muy amplia, de todos modos hoy están a un 97% de progreso”, expresó.

Para el especialista, el trabajo fue muy complejo. Detalló que los animales de a poco fueron recuperando el apetito hasta lograr comer la proporción normal de esa raza, el espacio donde estaban tenía un control higiénico constante, y mantuvieron una medicación diaria para que no tuvieran más parásitos, sarna ni pulgas que los pueda llegar a enfermar.

Sumado a eso, Alaniz aclaró que les completaron el cuadro de vacunas que estaba prácticamente en el olvido. “Cuando llegaron vimos que solamente tenían puestas las de cachorros, entonces quedaban al margen de cualquier enfermedad que estuviera dando vuelta, y les colocamos el plan de vacunación completa, que fueron eficientes para su evolución”, detalló.

De los cuatro canes, hay dos hembras y dos machos. Según contó el veterinario, el más pequeño tiene alrededor de nueve meses y el resto ronda entre los tres y seis.

Luego de haberse recuperado, ahora se animan a correr por el nuevo espacio que les asignaron, con sombra y sintiendo el aire fresco y la luz solar. A su vez, el médico aseguró que los animales no quedaron con ninguna secuela luego del calvario que vivieron. "Era una posibilidad, pero por suerte están bien", remarcó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Los Dogo secuestrados por maltrato están recuperados

Los responsables del refugio animal aseguran que mantienen un 97% de mejoría y están a la espera de que una familia les dé un hogar, bajo tenencia judicial, hasta que finalice la causa.

Felices. Los Dogo, con gestos de alegría, saltos y corridas dan por sentada su recuperación. Fotos: Chiche Herrera - Archivo.

Con la cabeza bien levantada, sus cuerpos robustos, el pelaje brilloso y un buen ánimo para caminar y correr, así se encuentran los perros Dogo que la justicia había secuestrado por maltrato el 25 de noviembre del año pasado. Si bien dos de los seis canes que llegaron a la canera no resistieron al avanzado estado de desnutrición y fallecieron en menos de 24 horas, el resto se recuperó completamente. Los responsables del refugio de contención animal aseguraron que están en un 97% de mejoría y permanecen a la espera de formar parte de una nueva familia.

“Teniendo en cuenta el poco tiempo que pasó, podemos decir que los animales están en un perfecto estado de salud”, destacó la responsable de la canera, Laura Ferrer, que además lamentó no haber podido salvar a todos. “Los dos que fallecieron estaban muy comprometidos, era demasiado grave el estado de maltrato y desnutrición que tenían”, aclaró.

 La encargada explicó que el estado en el que llegaron los perros no era bueno, que tenían un alto porcentaje de riesgo de vida, sin embargo los que sobrevivieron lograron superar el tratamiento y hoy pueden llevar adelante una vida normal. “Están esperando que alguna familia les quiera dar en su casa una tenencia judicial, que es lo que el juez nos autorizó hasta que el juicio termine”, comentó.

El médico veterinario de la canera, Carlos Alaniz, quien se hizo cargo del cuidado de los canes desde el primer momento, contó que los antiparasitarios, las vacunas, las vitaminas y el control permanente de la alimentación fueron los factores fundamentales para el mejoramiento de la salud de los Dogo. “En primera instancia no apostábamos en un proceso a corto plazo, ya que la desnutrición es una patología muy amplia, de todos modos hoy están a un 97% de progreso”, expresó.

Para el especialista, el trabajo fue muy complejo. Detalló que los animales de a poco fueron recuperando el apetito hasta lograr comer la proporción normal de esa raza, el espacio donde estaban tenía un control higiénico constante, y mantuvieron una medicación diaria para que no tuvieran más parásitos, sarna ni pulgas que los pueda llegar a enfermar.

Sumado a eso, Alaniz aclaró que les completaron el cuadro de vacunas que estaba prácticamente en el olvido. “Cuando llegaron vimos que solamente tenían puestas las de cachorros, entonces quedaban al margen de cualquier enfermedad que estuviera dando vuelta, y les colocamos el plan de vacunación completa, que fueron eficientes para su evolución”, detalló.

De los cuatro canes, hay dos hembras y dos machos. Según contó el veterinario, el más pequeño tiene alrededor de nueve meses y el resto ronda entre los tres y seis.

Luego de haberse recuperado, ahora se animan a correr por el nuevo espacio que les asignaron, con sombra y sintiendo el aire fresco y la luz solar. A su vez, el médico aseguró que los animales no quedaron con ninguna secuela luego del calvario que vivieron. "Era una posibilidad, pero por suerte están bien", remarcó.

Logín