eldiariodelarepublica.com
El Club de Paracaidistas de San Luis tuvo que "exiliarse" en Río Cuarto

Escuchá acá la 90.9
X

El Club de Paracaidistas de San Luis tuvo que "exiliarse" en Río Cuarto

Dicen que hace seis  meses que no usan el aeropuerto local porque les exigen un canon de 60 mil pesos. 

"Ahora saltamos cuando podemos”, admitió con leve resignación Sebastián Aldaño, secretario del Club de Paracaidistas de San Luis, que debido a la imposibilidad de pagar un canon de 60 mil pesos exigido por Aeropuertos Argentina 2000, que gerencia el aeropuerto de la ciudad, debieron trasladar sus actividades al Aeroclub Río Cuarto. Allí cada vez saltan menos, entre otros motivos por los gastos de traslado hacia la ciudad cordobesa y los aumentos en los insumos como el combustible para las aeronaves. A la espera de una nueva audiencia de mediación con las autoridades del aeropuerto, los aficionados puntanos al paracaidismo enfrentan una crisis. 

El reclamo del club ahora se lleva adelante en las oficinas del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna), a través de una abogada que oficia de mediadora entre la asociación y Aeropuertos Argentina  2000. “La última comunicación telefónica nos indicó que a más tardar a fines de febrero o marzo se va a llamar a una reunión de ambas partes para remediar, para ver qué se puede hacer. Es algo difícil para nosotros porque somos una hormiga y Aeropuertos 2000 es un gigante”, detalló Aldaño. 

“Ojalá sea positiva, iremos con toda la esperanza. La gente de Buenos Aires no conoce la realidad local, la trayectoria del club, de hace cuanto está el hangar. Nosotros somos un club de carácter social, con nuestra personería jurídica al día, una organización deportiva que nos gusta hacer esto, lo hacemos por hobby, no para lucrar. La postura nuestra es que nos dejen tranquilos”, argumentó el secretario. 

Aldaño también recordó cómo en 20 años desde que se hizo cargo de la pista, Aeropuertos Argentina 2000 nunca les solicitó canon alguno y también apuntó contra otras causas de porqué lo solicitaron repentinamente. “Tienen un vuelo por día y después en el aeropuerto no se mueve nada más. La actividad a ellos les traía problemas, porque tenían que estar atentos, tenían que abrir los portones para que la gente pasara, revisar, controlar. Nosotros consideramos que eso a ello les molesta”, argumentó. Aldaño no fue informado si la cifra de 60 mil pesos aumentó desde que inició el reclamo.

Hace poco el club se reunió con el Programa Deportes. “Quedaron en tratar de darnos una mano. Lo que nos serviría es un campo propio, armar nuestra pista y no depender de un aeropuerto, pero eso es plata también. Cómo está la situación hoy en día no tenemos forma de recaudarlo”, concluyó.  

 

Más inflación, menos saltos

Actualmente y con menos periodicidad, los paracaidistas puntanos se valen del Aeroclub Río Cuarto. "Ha sido un acto de camaradería aeronáutica", dijo Aldaño. A la actividad que les llevaba tan solo 5 minutos de distancia en la capital, se le deben sumar el traslado a la ciudad cordobesa y el alojamiento. “Nosotros teníamos mucho turismo que venía de afuera, que estaba de paso por la provincia y se prendía a hacer el salto. Nos daba un paisaje hermoso. Río Cuarto lamentablemente no nos da eso, es una ciudad más administrativa, no tiene tanto turismo. A los que quieren hacer un bautismo los llevamos de San Luis, otros se van por sus propios medios”, describió. A ello se le debe sumar los aumentos en la nafta para la aeronave. “Nosotros dividimos el vuelo entre los cuatro paracaidistas que podían llegar al avión. Nuestra nave gasta un litro por minuto aproximadamente. El litro está 55 pesos, y para llegar a 3 mil metros que es el salto ideal que hacemos nosotros, estamos entre 25 y 30 minutos dependiendo de las condiciones climáticas. Ese gasto estimativo lo dividimos entre todos los paracaidistas que vamos en el vuelo”, detalló.

“Sumado a cómo está la situación económica en el país, los saltos los hemos tenido que disminuir constantemente, ya que mucho del dinero se nos va en seguros, aviones, todo lo que conlleva la actividad. El verano pasado, saltábamos entre dos y tres pasajeros en gran parte de la semana. Ahora en Río Cuarto tenemos que coordinar, vamos los fines de semana cuando podemos, tenemos que ir con el avión cubierto", dijo por último. A pesar del panorama adverso continúan con las actividades y hasta participaron en tres festivales en la que desplegaron sus habilidades, en Córdoba, La Pampa y Mendoza. El futuro del club fundado en 1969 en San Luis, sin embargo, no es claro.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El Club de Paracaidistas de San Luis tuvo que "exiliarse" en Río Cuarto

Dicen que hace seis  meses que no usan el aeropuerto local porque les exigen un canon de 60 mil pesos. 

En el club de paracaídas de san luis aseguran que otro factor que los limita es el mayor valor de los insumos y los combustibles. Foto: Internet.

"Ahora saltamos cuando podemos”, admitió con leve resignación Sebastián Aldaño, secretario del Club de Paracaidistas de San Luis, que debido a la imposibilidad de pagar un canon de 60 mil pesos exigido por Aeropuertos Argentina 2000, que gerencia el aeropuerto de la ciudad, debieron trasladar sus actividades al Aeroclub Río Cuarto. Allí cada vez saltan menos, entre otros motivos por los gastos de traslado hacia la ciudad cordobesa y los aumentos en los insumos como el combustible para las aeronaves. A la espera de una nueva audiencia de mediación con las autoridades del aeropuerto, los aficionados puntanos al paracaidismo enfrentan una crisis. 

El reclamo del club ahora se lleva adelante en las oficinas del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna), a través de una abogada que oficia de mediadora entre la asociación y Aeropuertos Argentina  2000. “La última comunicación telefónica nos indicó que a más tardar a fines de febrero o marzo se va a llamar a una reunión de ambas partes para remediar, para ver qué se puede hacer. Es algo difícil para nosotros porque somos una hormiga y Aeropuertos 2000 es un gigante”, detalló Aldaño. 

“Ojalá sea positiva, iremos con toda la esperanza. La gente de Buenos Aires no conoce la realidad local, la trayectoria del club, de hace cuanto está el hangar. Nosotros somos un club de carácter social, con nuestra personería jurídica al día, una organización deportiva que nos gusta hacer esto, lo hacemos por hobby, no para lucrar. La postura nuestra es que nos dejen tranquilos”, argumentó el secretario. 

Aldaño también recordó cómo en 20 años desde que se hizo cargo de la pista, Aeropuertos Argentina 2000 nunca les solicitó canon alguno y también apuntó contra otras causas de porqué lo solicitaron repentinamente. “Tienen un vuelo por día y después en el aeropuerto no se mueve nada más. La actividad a ellos les traía problemas, porque tenían que estar atentos, tenían que abrir los portones para que la gente pasara, revisar, controlar. Nosotros consideramos que eso a ello les molesta”, argumentó. Aldaño no fue informado si la cifra de 60 mil pesos aumentó desde que inició el reclamo.

Hace poco el club se reunió con el Programa Deportes. “Quedaron en tratar de darnos una mano. Lo que nos serviría es un campo propio, armar nuestra pista y no depender de un aeropuerto, pero eso es plata también. Cómo está la situación hoy en día no tenemos forma de recaudarlo”, concluyó.  

 

Más inflación, menos saltos

Actualmente y con menos periodicidad, los paracaidistas puntanos se valen del Aeroclub Río Cuarto. "Ha sido un acto de camaradería aeronáutica", dijo Aldaño. A la actividad que les llevaba tan solo 5 minutos de distancia en la capital, se le deben sumar el traslado a la ciudad cordobesa y el alojamiento. “Nosotros teníamos mucho turismo que venía de afuera, que estaba de paso por la provincia y se prendía a hacer el salto. Nos daba un paisaje hermoso. Río Cuarto lamentablemente no nos da eso, es una ciudad más administrativa, no tiene tanto turismo. A los que quieren hacer un bautismo los llevamos de San Luis, otros se van por sus propios medios”, describió. A ello se le debe sumar los aumentos en la nafta para la aeronave. “Nosotros dividimos el vuelo entre los cuatro paracaidistas que podían llegar al avión. Nuestra nave gasta un litro por minuto aproximadamente. El litro está 55 pesos, y para llegar a 3 mil metros que es el salto ideal que hacemos nosotros, estamos entre 25 y 30 minutos dependiendo de las condiciones climáticas. Ese gasto estimativo lo dividimos entre todos los paracaidistas que vamos en el vuelo”, detalló.

“Sumado a cómo está la situación económica en el país, los saltos los hemos tenido que disminuir constantemente, ya que mucho del dinero se nos va en seguros, aviones, todo lo que conlleva la actividad. El verano pasado, saltábamos entre dos y tres pasajeros en gran parte de la semana. Ahora en Río Cuarto tenemos que coordinar, vamos los fines de semana cuando podemos, tenemos que ir con el avión cubierto", dijo por último. A pesar del panorama adverso continúan con las actividades y hasta participaron en tres festivales en la que desplegaron sus habilidades, en Córdoba, La Pampa y Mendoza. El futuro del club fundado en 1969 en San Luis, sin embargo, no es claro.

Logín