eldiariodelarepublica.com
Los ganaderos inician el año con ilusión y cautela

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Los ganaderos inician el año con ilusión y cautela

Juan Luna

Las consignatarias esperan un año con mejoras, motivadas por las lluvias y una suba del gordo. Pero advierten que falta un mayor apoyo de los bancos y estabilidad económica.

El equilibrio justo entre entusiasmo y cautela. Eso es lo que buscan los representantes de las principales consignatarias que trabajan en la provincia, a la hora de explicar las expectativas que tienen para el mercado ganadero de 2019. Tras un 2018 estancado por los coletazos de la sequía y el peso de la crisis económica, las ilusiones están renovadas para este nuevo año. Pero los resultados estarán atados a varios factores externos: la estabilidad financiera del país, las oportunidades que den los bancos y las condiciones climáticas.

Algunas de las firmas ya desempolvaron el martillo y pusieron en movimiento la maquinaria de oferta y demanda de gordos, invernada y cría, mientras que otras están a punto de arrancar sus primeras ferias tras un breve receso estival.

El primer caso es el de "Eduardo Travaglia y Cía.", la empresa cordobesa que tiene una fuerte presencia en el Departamento Pedernera con una feria instalada en Villa Mercedes y La Toma. Aunque enero suele ser un mes sin demasiada comercialización de hacienda, en ambas localidades la familia martillera ya tuvo remates con buenos resultados que dan señales de la época.

"Arrastramos una suba de diciembre y continuamos con buenos precios. Hasta se elevó un poquito más", contó el más joven de los Eduardo Travaglia, quien suele alternar la conducción de las subastas con su padre. Una de las explicaciones de esa mejora, sobre todo en el valor del gordo, es la escasa oferta de animales salidos del feedlot, una categoría que suele ser numerosa en estos meses.

Sucede que el altísimo valor del maíz y la mala relación con respecto al precio de la hacienda, hizo que muchos engordadores redujeran la cantidad de encierres.

Francisco Garín, gerente general de "Alfredo S. Mondino", coincidió en el análisis. "Mucha gente no encerró y ahora que tendríamos que tener la salida de esos animales pesados no la tenemos. Al haber menos, el gordo está muy firme y creemos que se va a mantener", explicó el hombre de la compañía que organiza una feria los segundos viernes de cada mes en Buena Esperanza.

La categoría que sí viene con una mayor oferta desde finales del año pasado, es la vaca con destino a faena. "La apertura de destinos como China fue muy tentadora. Entonces los vientres que quizá tenían algunos detalles y que antes se guardaban para ser madres, ahora se cargaron para consumo", aclaró y dijo que habrá que esperar para ver si esa reducción en la cantidad de madres afectará las próximas pariciones y la posterior salida de terneros, cuando falta un mes y medio aproximadamente para el comienzo de la zafra.

Lucas Abdallah, de la consignataria puntana "Ganadera del Sur", aportó un dato que también grafica y confirma esa tendencia. En su primer remate del año en la ciudad de San Luis, hubo unas 360 vacas dentro de un encierre de casi 1.400 cabezas. "Es algo atípico porque estamos en etapa de servicios. Pero creo que la gente se anticipó en la salida de las hembras por una cuestión de necesidad financiera", contó. De hecho, el año pasado ya se había percibido un aumento de esa categoría en las subastas, lo que "hace presumir que algunos rodeos se hayan reducido", planteó.

Sin embargo, Abdallah dijo que si bien hay una suba importante del gordo, con valores que han sobresalido en el Mercado de Liniers, hay que ser cautelosos y analizar si ese novillo de entre 55 y 60 pesos se mantiene o si solo se trata de la inercia momentánea de la menor oferta en los corrales del país.

Además, sostuvo que esa suba no se ha trasladado completamente al precio de la invernada. Por lo tanto, "el sector está tranquilo, a la espera de que los valores se mantengan y en lo posible suban", porque las pizarras de la ganadería están muy por detrás en la carrera contra la inflación. "Han sido mayores los aumentos de los costos que los incrementos de los valores de la hacienda", lamentó.

Sin embargo, los representantes de las tres consignatarias son optimistas al pensar el futuro cercano de la actividad. En primer lugar porque las proyecciones avizoran que la agricultura tendrá números récord. "Esperamos un año muy bueno, con muy buenas cosechas en toda la zona productiva, salvo en algunos lugares puntuales en los que ha caído piedra. Creemos que esa plata va a venir bien y una parte se va a volcar a la ganadería", expresó Garín.

El de "Ganadera del Sur" agregó que si hay una oferta abundante de maíz como se espera, el valor del cereal podría tener una baja. De esa manera, la ecuación podría mejorar para los engordes.

Hay otros factores que serán determinantes para que la ganadería termine de despegar. Uno de ellos es el climático, ahora que llegaron las tan esperadas lluvias y trajeron un alivio a los campos. "Las expectativas son muy buenas,  pero hay cosas que no dependen de nosotros. Si el clima acompaña, los productores más o menos saben sobrellevar el negocio más allá de los vaivenes del precio", resaltó Travaglia.

Para que el gordo se mantenga en alza será clave la estabilidad económica del país y el éxito que tengan las paritarias para los salarios de los ciudadanos. Es que si los argentinos tienen dinero en el bolsillo, el consumo interno de carne crecerá y también los valores.

En el mercado internacional, en cambio, las expectativas están puestas en la apertura de más destinos para la producción nacional, como los que ya empezaron a allanarse hacia dos potencias del mundo como Estados Unidos y China.

Un último componente que hasta el momento no ha acompañado el intento de recuperación de la ganadería es el financiero. "Falta un mayor apoyo de los bancos, de las tarjetas de crédito, con tasas más acomodadas y de esa forma poner a rodar el carro", remarcó el gerente de "Alfredo S. Mondino", que tendrá su debut anual en Buena Esperanza el próximo viernes 8. El directivo de "Ganadera del Sur" coincidió y sostuvo "las tasas tan altas desincentivan las inversiones y se hace difícil especialmente para los que inician la actividad".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Los ganaderos inician el año con ilusión y cautela

Las consignatarias esperan un año con mejoras, motivadas por las lluvias y una suba del gordo. Pero advierten que falta un mayor apoyo de los bancos y estabilidad económica.

Foto: El Diario.

El equilibrio justo entre entusiasmo y cautela. Eso es lo que buscan los representantes de las principales consignatarias que trabajan en la provincia, a la hora de explicar las expectativas que tienen para el mercado ganadero de 2019. Tras un 2018 estancado por los coletazos de la sequía y el peso de la crisis económica, las ilusiones están renovadas para este nuevo año. Pero los resultados estarán atados a varios factores externos: la estabilidad financiera del país, las oportunidades que den los bancos y las condiciones climáticas.

Algunas de las firmas ya desempolvaron el martillo y pusieron en movimiento la maquinaria de oferta y demanda de gordos, invernada y cría, mientras que otras están a punto de arrancar sus primeras ferias tras un breve receso estival.

El primer caso es el de "Eduardo Travaglia y Cía.", la empresa cordobesa que tiene una fuerte presencia en el Departamento Pedernera con una feria instalada en Villa Mercedes y La Toma. Aunque enero suele ser un mes sin demasiada comercialización de hacienda, en ambas localidades la familia martillera ya tuvo remates con buenos resultados que dan señales de la época.

"Arrastramos una suba de diciembre y continuamos con buenos precios. Hasta se elevó un poquito más", contó el más joven de los Eduardo Travaglia, quien suele alternar la conducción de las subastas con su padre. Una de las explicaciones de esa mejora, sobre todo en el valor del gordo, es la escasa oferta de animales salidos del feedlot, una categoría que suele ser numerosa en estos meses.

Sucede que el altísimo valor del maíz y la mala relación con respecto al precio de la hacienda, hizo que muchos engordadores redujeran la cantidad de encierres.

Francisco Garín, gerente general de "Alfredo S. Mondino", coincidió en el análisis. "Mucha gente no encerró y ahora que tendríamos que tener la salida de esos animales pesados no la tenemos. Al haber menos, el gordo está muy firme y creemos que se va a mantener", explicó el hombre de la compañía que organiza una feria los segundos viernes de cada mes en Buena Esperanza.

La categoría que sí viene con una mayor oferta desde finales del año pasado, es la vaca con destino a faena. "La apertura de destinos como China fue muy tentadora. Entonces los vientres que quizá tenían algunos detalles y que antes se guardaban para ser madres, ahora se cargaron para consumo", aclaró y dijo que habrá que esperar para ver si esa reducción en la cantidad de madres afectará las próximas pariciones y la posterior salida de terneros, cuando falta un mes y medio aproximadamente para el comienzo de la zafra.

Lucas Abdallah, de la consignataria puntana "Ganadera del Sur", aportó un dato que también grafica y confirma esa tendencia. En su primer remate del año en la ciudad de San Luis, hubo unas 360 vacas dentro de un encierre de casi 1.400 cabezas. "Es algo atípico porque estamos en etapa de servicios. Pero creo que la gente se anticipó en la salida de las hembras por una cuestión de necesidad financiera", contó. De hecho, el año pasado ya se había percibido un aumento de esa categoría en las subastas, lo que "hace presumir que algunos rodeos se hayan reducido", planteó.

Sin embargo, Abdallah dijo que si bien hay una suba importante del gordo, con valores que han sobresalido en el Mercado de Liniers, hay que ser cautelosos y analizar si ese novillo de entre 55 y 60 pesos se mantiene o si solo se trata de la inercia momentánea de la menor oferta en los corrales del país.

Además, sostuvo que esa suba no se ha trasladado completamente al precio de la invernada. Por lo tanto, "el sector está tranquilo, a la espera de que los valores se mantengan y en lo posible suban", porque las pizarras de la ganadería están muy por detrás en la carrera contra la inflación. "Han sido mayores los aumentos de los costos que los incrementos de los valores de la hacienda", lamentó.

Sin embargo, los representantes de las tres consignatarias son optimistas al pensar el futuro cercano de la actividad. En primer lugar porque las proyecciones avizoran que la agricultura tendrá números récord. "Esperamos un año muy bueno, con muy buenas cosechas en toda la zona productiva, salvo en algunos lugares puntuales en los que ha caído piedra. Creemos que esa plata va a venir bien y una parte se va a volcar a la ganadería", expresó Garín.

El de "Ganadera del Sur" agregó que si hay una oferta abundante de maíz como se espera, el valor del cereal podría tener una baja. De esa manera, la ecuación podría mejorar para los engordes.

Hay otros factores que serán determinantes para que la ganadería termine de despegar. Uno de ellos es el climático, ahora que llegaron las tan esperadas lluvias y trajeron un alivio a los campos. "Las expectativas son muy buenas,  pero hay cosas que no dependen de nosotros. Si el clima acompaña, los productores más o menos saben sobrellevar el negocio más allá de los vaivenes del precio", resaltó Travaglia.

Para que el gordo se mantenga en alza será clave la estabilidad económica del país y el éxito que tengan las paritarias para los salarios de los ciudadanos. Es que si los argentinos tienen dinero en el bolsillo, el consumo interno de carne crecerá y también los valores.

En el mercado internacional, en cambio, las expectativas están puestas en la apertura de más destinos para la producción nacional, como los que ya empezaron a allanarse hacia dos potencias del mundo como Estados Unidos y China.

Un último componente que hasta el momento no ha acompañado el intento de recuperación de la ganadería es el financiero. "Falta un mayor apoyo de los bancos, de las tarjetas de crédito, con tasas más acomodadas y de esa forma poner a rodar el carro", remarcó el gerente de "Alfredo S. Mondino", que tendrá su debut anual en Buena Esperanza el próximo viernes 8. El directivo de "Ganadera del Sur" coincidió y sostuvo "las tasas tan altas desincentivan las inversiones y se hace difícil especialmente para los que inician la actividad".

Logín