eldiariodelarepublica.com
Implementarán un método más ecológico para tratar la basura

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Implementarán un método más ecológico para tratar la basura

Los residuos de cuatro plantas serán incinerados en hornos de cemento. Afirman que esto permitirá reducir los volúmenes de enterramiento.

El gobierno puntano tiene el objetivo de lograr la basura cero en la provincia y para eso firmó un convenio con Cementos Avellaneda. La empresa con sede en la localidad de La Calera hará un coproceso de los residuos sólidos, fundamentalmente orgánicos, que se entierran en las plantas de tratamiento, para generar combustible. Por su parte el Estado conseguirá un mejor cuidado del medio ambiente y la salud de los puntanos, y al enterrar menos, extenderá la utilidad de las fosas. Esta semana comenzarán los trabajos de análisis de los desperdicios.

Mediante la Secretaría de Medio Ambiente se rubricó un acuerdo entre la firma sanluiseña y el Ente Administrador de Reciclado y Tratamiento de RSU (Residuos Sólidos Urbanos). "Con esto hicimos el primer paso para lograr la basura cero en la provincia. Ellos hicieron distintas pruebas y análisis  en otras plantas que tiene la firma, y determinaron que pueden utilizar los residuos que la provincia lleva a enterramiento como un combustible, luego de coprocesarlos en los hornos de cemento que tienen en otras provincias, y aquí van a empezar a tener a fin de año, en la planta ubicada en La Calera", explicó Natalia Spinuzza, titular del área.

Si bien todavía no está determinado cuánta basura tomará Cementos Avellaneda para procesar, el impacto podría ser muy grande. En la secretaría detallaron que la provincia tiene cuatro plantas de reciclado y tratamiento: "El Jote" en Carpintería, "Metropolitana" en Donovan, "Peuma" en La Toma y "La Jarilla" en Quines. Entre todas ingresaron 4.400 toneladas en el último bimestre y en el año la cifra asciende a 22 mil.

“Este convenio nos permite estudiar los residuos de la provincia con la idea de coprocesarlos en un horno de cemento, que es la mejor tecnología disponible en el mundo para darle disposición final a los desechos, y de esta manera contribuir para que San Luis sea la primera provincia de la Argentina que logra coprocesar el cien por ciento de los residuos en un horno de cemento”, afirmó Roque Amoroso, gerente de la planta de Cementos Avellaneda en San Luis.

El coprocesamiento es un proceso seguro ambientalmente por el cual se queman los residuos a más de 1.800 grados en estos hornos, que son distintos a los incineradores tradicionales, generando una reducción global de las emisiones de bióxido de carbono a la atmósfera.

"Lograr la basura cero será un proceso gradual. Este convenio se firmó mirando el norte de conseguir ese objetivo, comenzando con las distintas muestras de los residuos que existen en las distintas plantas. A partir de eso, la firma evaluará la humedad, la toxicidad y la calidad de los residuos para determinar qué cantidad es la que van a utilizar", manifestó la secretaria de Medio Ambiente.

Luego indicó que este convenio es sobre la basura que se entierra, pero por otro lado, están trabajando para lograr que ni siquiera se genere. Spinuzza aseguró que "nuestro objetivo principal es lograr el menor impacto negativo para el medio ambiente y la salud. Partiendo desde el origen y desde la concientización de evitar la generación de residuos, así como de pequeños generadores como somos los particulares. Aún cuando es imposible, buscamos lograr que la gestión sea integral, que podamos reciclar lo que se pueda, separar lo orgánico. Si luego de intentar el reciclaje, no se puede recuperar, sí hay que darle una disposición final que no atente contra el medio ambiente".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Implementarán un método más ecológico para tratar la basura

Los residuos de cuatro plantas serán incinerados en hornos de cemento. Afirman que esto permitirá reducir los volúmenes de enterramiento.

Menos desperdicios. Un camión traslada basura a la planta de tratamientos de residuos "El Jote". Foto: Archivo.

El gobierno puntano tiene el objetivo de lograr la basura cero en la provincia y para eso firmó un convenio con Cementos Avellaneda. La empresa con sede en la localidad de La Calera hará un coproceso de los residuos sólidos, fundamentalmente orgánicos, que se entierran en las plantas de tratamiento, para generar combustible. Por su parte el Estado conseguirá un mejor cuidado del medio ambiente y la salud de los puntanos, y al enterrar menos, extenderá la utilidad de las fosas. Esta semana comenzarán los trabajos de análisis de los desperdicios.

Mediante la Secretaría de Medio Ambiente se rubricó un acuerdo entre la firma sanluiseña y el Ente Administrador de Reciclado y Tratamiento de RSU (Residuos Sólidos Urbanos). "Con esto hicimos el primer paso para lograr la basura cero en la provincia. Ellos hicieron distintas pruebas y análisis  en otras plantas que tiene la firma, y determinaron que pueden utilizar los residuos que la provincia lleva a enterramiento como un combustible, luego de coprocesarlos en los hornos de cemento que tienen en otras provincias, y aquí van a empezar a tener a fin de año, en la planta ubicada en La Calera", explicó Natalia Spinuzza, titular del área.

Si bien todavía no está determinado cuánta basura tomará Cementos Avellaneda para procesar, el impacto podría ser muy grande. En la secretaría detallaron que la provincia tiene cuatro plantas de reciclado y tratamiento: "El Jote" en Carpintería, "Metropolitana" en Donovan, "Peuma" en La Toma y "La Jarilla" en Quines. Entre todas ingresaron 4.400 toneladas en el último bimestre y en el año la cifra asciende a 22 mil.

“Este convenio nos permite estudiar los residuos de la provincia con la idea de coprocesarlos en un horno de cemento, que es la mejor tecnología disponible en el mundo para darle disposición final a los desechos, y de esta manera contribuir para que San Luis sea la primera provincia de la Argentina que logra coprocesar el cien por ciento de los residuos en un horno de cemento”, afirmó Roque Amoroso, gerente de la planta de Cementos Avellaneda en San Luis.

El coprocesamiento es un proceso seguro ambientalmente por el cual se queman los residuos a más de 1.800 grados en estos hornos, que son distintos a los incineradores tradicionales, generando una reducción global de las emisiones de bióxido de carbono a la atmósfera.

"Lograr la basura cero será un proceso gradual. Este convenio se firmó mirando el norte de conseguir ese objetivo, comenzando con las distintas muestras de los residuos que existen en las distintas plantas. A partir de eso, la firma evaluará la humedad, la toxicidad y la calidad de los residuos para determinar qué cantidad es la que van a utilizar", manifestó la secretaria de Medio Ambiente.

Luego indicó que este convenio es sobre la basura que se entierra, pero por otro lado, están trabajando para lograr que ni siquiera se genere. Spinuzza aseguró que "nuestro objetivo principal es lograr el menor impacto negativo para el medio ambiente y la salud. Partiendo desde el origen y desde la concientización de evitar la generación de residuos, así como de pequeños generadores como somos los particulares. Aún cuando es imposible, buscamos lograr que la gestión sea integral, que podamos reciclar lo que se pueda, separar lo orgánico. Si luego de intentar el reciclaje, no se puede recuperar, sí hay que darle una disposición final que no atente contra el medio ambiente".

Logín