eldiariodelarepublica.com
Ayacucho vivió una fiesta de la mano de los planes Mi Energía Rural y Fomento Productivo

Escuchá acá la 90.9
X

Ayacucho vivió una fiesta de la mano de los planes Mi Energía Rural y Fomento Productivo

Marcelo Dettoni
foto
video

Hubo 25 familias beneficiarias de Balde de Azcurra y parajes vecinos. Recibieron kits para armar gallineros y corrales, heladeras y pantallas solares y una huerta para la escuela.

En los parajes de San Luis la vida suele ser muy tranquila. Nada altera la paz de los vecinos, que se dedican a sus animales con una economía de subsistencia que les alcanza con lo justo, pero a la vez les permite salir adelante con la dignidad que otorga el trabajo y así poder criar a sus hijos. Pero todo cambia en jornadas como la del martes, cuando llega el Plan de Fomento Productivo Rural con sus entregas que ayudan a mejorar esa calidad de vida, porque agrega infraestructura y nuevas condiciones a la actividad en el campo.

La sede no podía ser otra que la escuela de la localidad, en este caso Balde de Azcurra, en el árido noroeste provincial, donde el Departamento Ayacucho se funde con el límite con San Juan. Siempre los establecimientos educativos son el punto de reunión para los vecinos, el lugar donde canalizan sus inquietudes sociales y proyectan un futuro mejor. Entonces no extrañó que el colegio N° 329 'Pedro Bianchi' se llenara de gritos y corridas de los más chicos, y de sonrisas en los rostros curtidos por el sol y el trabajo de sus papás.

Los integrantes de 25 familias del paraje y de otros vecinos como Puesto Pobre, San Roque, La Tranca, Chipiscú y Puesto Balzora se dieron cita allí para recibir materiales que les servirán para armar corrales para sus cabras, más un artefacto que en la ciudad pasa desapercibido porque es muy común, pero que en Balde de Azcurra es casi una rareza: una heladera, en este caso con energía solar, ya que no hay electricidad en la zona. Y para los que todavía no tenían, también una pantalla solar que ayuda a iluminarse cuando el día se termina, cargar un celular o ver televisión aunque sea un rato, hasta que las baterías aguanten.

 



El Ministerio de Producción preparó todo con minuciosidad. Primero hizo un relevamiento para conocer las necesidades de la gente y establecer prioridades y luego desembarcó con el kit compuesto por postes, postes, chapas galvanizadas, alambre de alta resistencia y rollos de alambre perimetral para proteger corrales y gallineros de la voracidad de los animales silvestres. Tener buenos corrales es fundamental para familias que viven de la cría caprina, ya que la agricultura es imposible en un ambiente donde falta agua y los suelos son muy salinos.

Por eso la celebración fue con largos aplausos y agradecimientos al gobernador Alberto Rodríguez Saá por este aporte que los aleja de la vida precaria y les permite comercializar sus producciones de animales vacunos, caprinos y porcinos a un mejor precio, porque además de contar con corrales adecuados, la cartera que conduce Sergio Freixes los asistirá sin cargo con estudios sanitarios para detectar brucelosis y otras enfermedades reproductivas y que puedan así alcanzar una óptima sanidad animal.

 



“Estas familias tendrán una mejor calidad de vida a partir de esta asistencia del Gobierno provincial, porque con las heladeras, por ejemplo, cubrimos una necesidad de la gente que no tiene acceso a la energía convencional. Ahora podrán programar a largo plazo, conservar carne y medicamentos, algo fundamental para la gente que tiene enfermedades que requieren un tratamiento largo”, explicó Martín Rodríguez, jefe del Programa Producción Agropecuaria y Arraigo Rural.

El equipo del Plan 'Cultivando nuestra tierra', a cargo de Cristina Ratto, armó en poco más de una hora una huerta completa en la escuela del paraje, con plantines y semillas de estación. para que sirva como modelo a los chicos, que aprendan a comer sano y que transmitan la experiencia a sus familias para estimular el autoconsumo de verduras orgánicas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Ayacucho vivió una fiesta de la mano de los planes Mi Energía Rural y Fomento Productivo

Funcionarios del Ministerio de Producción bajan pantallas para las heladeras solares.Fotos: ANSL Video Marina Balbo

Hubo 25 familias beneficiarias de Balde de Azcurra y parajes vecinos. Recibieron kits para armar gallineros y corrales, heladeras y pantallas solares y una huerta para la escuela.

En los parajes de San Luis la vida suele ser muy tranquila. Nada altera la paz de los vecinos, que se dedican a sus animales con una economía de subsistencia que les alcanza con lo justo, pero a la vez les permite salir adelante con la dignidad que otorga el trabajo y así poder criar a sus hijos. Pero todo cambia en jornadas como la del martes, cuando llega el Plan de Fomento Productivo Rural con sus entregas que ayudan a mejorar esa calidad de vida, porque agrega infraestructura y nuevas condiciones a la actividad en el campo.

La sede no podía ser otra que la escuela de la localidad, en este caso Balde de Azcurra, en el árido noroeste provincial, donde el Departamento Ayacucho se funde con el límite con San Juan. Siempre los establecimientos educativos son el punto de reunión para los vecinos, el lugar donde canalizan sus inquietudes sociales y proyectan un futuro mejor. Entonces no extrañó que el colegio N° 329 'Pedro Bianchi' se llenara de gritos y corridas de los más chicos, y de sonrisas en los rostros curtidos por el sol y el trabajo de sus papás.

Los integrantes de 25 familias del paraje y de otros vecinos como Puesto Pobre, San Roque, La Tranca, Chipiscú y Puesto Balzora se dieron cita allí para recibir materiales que les servirán para armar corrales para sus cabras, más un artefacto que en la ciudad pasa desapercibido porque es muy común, pero que en Balde de Azcurra es casi una rareza: una heladera, en este caso con energía solar, ya que no hay electricidad en la zona. Y para los que todavía no tenían, también una pantalla solar que ayuda a iluminarse cuando el día se termina, cargar un celular o ver televisión aunque sea un rato, hasta que las baterías aguanten.

 



El Ministerio de Producción preparó todo con minuciosidad. Primero hizo un relevamiento para conocer las necesidades de la gente y establecer prioridades y luego desembarcó con el kit compuesto por postes, postes, chapas galvanizadas, alambre de alta resistencia y rollos de alambre perimetral para proteger corrales y gallineros de la voracidad de los animales silvestres. Tener buenos corrales es fundamental para familias que viven de la cría caprina, ya que la agricultura es imposible en un ambiente donde falta agua y los suelos son muy salinos.

Por eso la celebración fue con largos aplausos y agradecimientos al gobernador Alberto Rodríguez Saá por este aporte que los aleja de la vida precaria y les permite comercializar sus producciones de animales vacunos, caprinos y porcinos a un mejor precio, porque además de contar con corrales adecuados, la cartera que conduce Sergio Freixes los asistirá sin cargo con estudios sanitarios para detectar brucelosis y otras enfermedades reproductivas y que puedan así alcanzar una óptima sanidad animal.

 



“Estas familias tendrán una mejor calidad de vida a partir de esta asistencia del Gobierno provincial, porque con las heladeras, por ejemplo, cubrimos una necesidad de la gente que no tiene acceso a la energía convencional. Ahora podrán programar a largo plazo, conservar carne y medicamentos, algo fundamental para la gente que tiene enfermedades que requieren un tratamiento largo”, explicó Martín Rodríguez, jefe del Programa Producción Agropecuaria y Arraigo Rural.

El equipo del Plan 'Cultivando nuestra tierra', a cargo de Cristina Ratto, armó en poco más de una hora una huerta completa en la escuela del paraje, con plantines y semillas de estación. para que sirva como modelo a los chicos, que aprendan a comer sano y que transmitan la experiencia a sus familias para estimular el autoconsumo de verduras orgánicas.

Logín