eldiariodelarepublica.com
La crisis de Transpuntano entró en un callejón sin salida

Escuchá acá la 90.9
X

La crisis de Transpuntano entró en un callejón sin salida

La empresa propone rediscutir el pago de montos que están fuera del convenio pero la UTA se niega.

El procedimiento preventivo de crisis que presentó la empresa Transpuntano en la Secretaría de Trabajo de la Nación parece haber entrado en un callejón sin salida después de la conferencia de prensa que brindó el secretario de Gobierno municipal, Francisco Petrino. Según detalló el vicepresidente de la Sapem, “el día 26 de abril finaliza la etapa de negociación con las entidades gremiales para llegar a un acuerdo. Si no se alcanza, la Secretaría dictamina y se pasa al departamento de crisis. Y hasta ahora el gremio no hizo ninguna propuesta alternativa que evite que la empresa pueda entrar en ese proceso”.

Mientras que el secretario general de UTA, Iván Piñeyro, declaró que “en la audiencia anterior desde la institución gremial rechazamos en todos sus términos la quita de los derechos obtenidos por los trabajadores. Nosotros no vamos a ceder a ninguna de las conquistas como las que Petrino menciona. Y ya se lo expresamos: no aceptamos la quita salarial, nos mantenemos firmes en esta postura y vamos a ir hasta la últimas consecuencias”.

Petrino señaló que algunas de las propuestas que presentó Transpuntano para poder mantener las fuentes de trabajo incluye “replantear un plus que se paga por larga distancia, porque se trata de una empresa que presta servicio urbano, y de otras sumas dinerarias por un presentismo como unos 250 pesos por productividad que cobran todos. La empresa estaba en condiciones de hacer estas erogaciones extraordinarias, pero ahora hay que replantearlas con los trabajadores porque eso está por fuera del convenio colectivo. Igual que la prestación horaria en relación a la cantidad de unidades que se utilizan: habría que ver si las ocho horas diarias siguen siendo viables”.  

Aunque admitió que “estos montos, que están por fuera del convenio y que la empresa propone rediscutir, no son significativos como para que la estructura de costos pase de negativa a positiva. Pero de manera responsable tenemos que tomar decisiones junto con los trabajadores”. Además confirmó que mientras continúe esa gestión municipal “los logros obtenidos como el boleto estudiantil gratuito y el boleto para jubilados continuarán”.

Según su análisis, “la situación de Transpuntano es crítica y no solo tiene que ver con la quita de los subsidios, sino con los altos costos que se tienen que afrontar. El valor del combustible, por ejemplo, ha sido significativo en esa estructura de costos. Nosotros somos sumamente responsables en la relación con los empleados y cumplimos con todos los convenios, pero la situación económico-financiera actual obliga a la empresa a revisar algunas de las acciones y por eso se presentó un plan de contingencia”.

También dijo que “se busca desprestigiar a la empresa y crear este estado de psicosis por una cuestión meramente electoral. Porque lo que hicieron ayer (lunes) un grupo de choferes con concejales opositores de querer entrar sin permiso en los talleres es una puesta en escena, nada más”.

A estos conceptos el secretario general de UTA contestó: “Si continúan así, iremos a una medida de fuerza”. Asimismo confirmó que en caso de entrar en la segunda fase, que sería el proceso de crisis propiamente dicho, Piñeyro dijo que “tendremos que evaluar el dictamen que haga el funcionario interviniente de la Secretaría de Trabajo y recién ahí sabremos en qué posición estamos”. También reiteró que en esta etapa de negociación no llevarán ninguna postura alternativa porque rechazan la conducta de la empresa de haber presentado el preventivo de crisis.

El gremialista recordó que “cuando hicieron el pedido, el boleto costaba 16 pesos y no vislumbraban que iban a tener un fondo compensador de parte de la Nación. Pero ahora el boleto cuesta 22 y reciben un fondo del Estado nacional por 70 millones de pesos; por lo que hoy no se justifica este procedimiento de crisis”. También rechazó la otra propuesta de Transpuntano de reducir la jornada laboral de 8 horas: “Eso no lo aceptamos, si quieren bajar las horas de trabajo sepan que igual nos deben pagar el salario que corresponde por el convenio colectivo”. 

Sobre la situación del parque automotor insistió en que “el lunes se prendió fuego un colectivo y se le cortó la dirección a otro. Esas explicaciones que dio son chicanas políticas que no dan soluciones. Lo que tienen que hacer es dejar de desviar los fondos de la empresa para usarlos en otra cosa”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La crisis de Transpuntano entró en un callejón sin salida

La empresa propone rediscutir el pago de montos que están fuera del convenio pero la UTA se niega.

Sin solución. Los choferes no aceptan discutir ninguno de los derechos salariales adquiridos. Foto: El Diario.

El procedimiento preventivo de crisis que presentó la empresa Transpuntano en la Secretaría de Trabajo de la Nación parece haber entrado en un callejón sin salida después de la conferencia de prensa que brindó el secretario de Gobierno municipal, Francisco Petrino. Según detalló el vicepresidente de la Sapem, “el día 26 de abril finaliza la etapa de negociación con las entidades gremiales para llegar a un acuerdo. Si no se alcanza, la Secretaría dictamina y se pasa al departamento de crisis. Y hasta ahora el gremio no hizo ninguna propuesta alternativa que evite que la empresa pueda entrar en ese proceso”.

Mientras que el secretario general de UTA, Iván Piñeyro, declaró que “en la audiencia anterior desde la institución gremial rechazamos en todos sus términos la quita de los derechos obtenidos por los trabajadores. Nosotros no vamos a ceder a ninguna de las conquistas como las que Petrino menciona. Y ya se lo expresamos: no aceptamos la quita salarial, nos mantenemos firmes en esta postura y vamos a ir hasta la últimas consecuencias”.

Petrino señaló que algunas de las propuestas que presentó Transpuntano para poder mantener las fuentes de trabajo incluye “replantear un plus que se paga por larga distancia, porque se trata de una empresa que presta servicio urbano, y de otras sumas dinerarias por un presentismo como unos 250 pesos por productividad que cobran todos. La empresa estaba en condiciones de hacer estas erogaciones extraordinarias, pero ahora hay que replantearlas con los trabajadores porque eso está por fuera del convenio colectivo. Igual que la prestación horaria en relación a la cantidad de unidades que se utilizan: habría que ver si las ocho horas diarias siguen siendo viables”.  

Aunque admitió que “estos montos, que están por fuera del convenio y que la empresa propone rediscutir, no son significativos como para que la estructura de costos pase de negativa a positiva. Pero de manera responsable tenemos que tomar decisiones junto con los trabajadores”. Además confirmó que mientras continúe esa gestión municipal “los logros obtenidos como el boleto estudiantil gratuito y el boleto para jubilados continuarán”.

Según su análisis, “la situación de Transpuntano es crítica y no solo tiene que ver con la quita de los subsidios, sino con los altos costos que se tienen que afrontar. El valor del combustible, por ejemplo, ha sido significativo en esa estructura de costos. Nosotros somos sumamente responsables en la relación con los empleados y cumplimos con todos los convenios, pero la situación económico-financiera actual obliga a la empresa a revisar algunas de las acciones y por eso se presentó un plan de contingencia”.

También dijo que “se busca desprestigiar a la empresa y crear este estado de psicosis por una cuestión meramente electoral. Porque lo que hicieron ayer (lunes) un grupo de choferes con concejales opositores de querer entrar sin permiso en los talleres es una puesta en escena, nada más”.

A estos conceptos el secretario general de UTA contestó: “Si continúan así, iremos a una medida de fuerza”. Asimismo confirmó que en caso de entrar en la segunda fase, que sería el proceso de crisis propiamente dicho, Piñeyro dijo que “tendremos que evaluar el dictamen que haga el funcionario interviniente de la Secretaría de Trabajo y recién ahí sabremos en qué posición estamos”. También reiteró que en esta etapa de negociación no llevarán ninguna postura alternativa porque rechazan la conducta de la empresa de haber presentado el preventivo de crisis.

El gremialista recordó que “cuando hicieron el pedido, el boleto costaba 16 pesos y no vislumbraban que iban a tener un fondo compensador de parte de la Nación. Pero ahora el boleto cuesta 22 y reciben un fondo del Estado nacional por 70 millones de pesos; por lo que hoy no se justifica este procedimiento de crisis”. También rechazó la otra propuesta de Transpuntano de reducir la jornada laboral de 8 horas: “Eso no lo aceptamos, si quieren bajar las horas de trabajo sepan que igual nos deben pagar el salario que corresponde por el convenio colectivo”. 

Sobre la situación del parque automotor insistió en que “el lunes se prendió fuego un colectivo y se le cortó la dirección a otro. Esas explicaciones que dio son chicanas políticas que no dan soluciones. Lo que tienen que hacer es dejar de desviar los fondos de la empresa para usarlos en otra cosa”.

Logín