Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

"Es importante que los chicos sepan lo que ocurrió en Malvinas"

Flavio Cabeytú

Oscar Moreno es un militar retirado que vive en Quines. Durante la guerra estuvo a bordo del portaaviones ARA 25 de Mayo.  

"Para nosotros es un sentimiento muy grande, es parte de nuestra historia lo que sucedió. Es importante que los chicos tengan conciencia y conozcan que las islas son parte de nuestro país y que fueron usurpadas", dijo el ex combatiente Oscar Alfredo Moreno, quien durante la guerra estuvo a bordo del portaaviones 'ARA 25 de Mayo'. Este año se cumplen 37 años del desembarco de las tropas argentinas en el archipiélago para recuperar la soberanía del territorio ocupado por el Reino Unido, lo que desencadenó una guerra que duró más de dos meses. 

Moreno, de 59 años, se retiró en el 2011 de las Fuerzas Armadas con el cargo de suboficial principal. Desde esa fecha reside en Quines, a 145 kilómetros de la capital puntana. Está divorciado, pero hace cinco años vive en pareja con Nancy Marina. De su matrimonio anterior nacieron Mariano (31 años), Facundo (28), Mauro (24) —que está en la Armada— y Candela (25). También tiene cinco nietos: Josefina (9 años), Gerónimo (7), Ema (4), Tomás (3) y Lola (2).

"Mi madre nació en El Talita y luego, junto a sus hermanos, se vino a Quines. Después, con mi papá se fueron a Quilmes, provincia de Buenos Aires, donde yo nací. Pero de chico siempre venía de vacaciones a Quines. Era mi segundo hogar el pueblo, por eso cuando me retiré de las fuerzas ya tenía pensado venirme a vivir acá. Ya lo había decidido muchos años antes", recordó el ex combatiente.

El militar retirado lleva una vida normal; es muy conocido en la zona y tiene muchos amigos de toda la vida en Quines. "En mi casa tengo un taller donde realizo trabajos para mí o para algún familiar. Hago espejos, cuadros, marcos de cuadros, percheros y restauración de muebles", señaló. 

Hace varios años fue convocado para brindar charlas sobre el conflicto de Malvinas a los estudiantes de la primaria y secundaria. Siempre colabora con esa actividad en casi todas las escuelas de la zona. "Noto que los chicos prestan mucha atención y los maestros me felicitan en broma porque los hice callar la boca (ríe). Los alumnos se muestran muy interesados, trato de explicarles lo que fue la guerra. Me preguntan sobre los combates, la comida y el armamento", indicó.

Cuando comenzó el conflicto,  Moreno era cabo de Mecánico de Armas e integró la tripulación del portaaviones 'ARA 25 de Mayo', que en ese momento era el buque insignia de la Armada Argentina. "Durante toda la guerra estuve en ese buque. Había un total de dos mil hombres y la misión era cubrir todo el espacio aéreo en el desembarco y durante el conflicto. Los aviones de reconocimiento y  otros de combate fueron llevados a Río Grande y operaban desde esa base", rememoró.

Asimismo, añadió que el 29 de marzo de 1982 la nave zarpó de Punta Alta, de la base naval Puerto Belgrano, con destino desconocido. "Después nos enteramos que íbamos a invadir y recuperar las Islas Malvinas. Entendimos por qué el barco estaba cargado de bombas y víveres. No sabíamos nada a una hora de partir y ya en mar abierto el comandante nos informó cuál era nuestro destino", dijo. 

El veterano recordó que cubría guardias de cuatro horas y tenía ocho de descanso. "Hacía el turno de 4 a 8 y de 16 a 20. Mi trabajo era acercar todas las bombas a los aviones que iban a despegar. Tenía contacto directo con el personal de armamento de las aeronaves y los pilotos", señaló.

"Estábamos al tanto de lo que sucedió durante el conflicto. Nosotros sabíamos la realidad y recibíamos todos los días la información de los tripulantes que iban rescatando", manifestó.

Hay un día que el ex militar lo tiene muy presente. El 2 de mayo se había programado un gran ataque contra la flota de la Marina Real Británica, que había sido detectada. "Con nuestros aviones íbamos a atacar. Esa noche nadie durmió. Las naves estaban en cubierta preparadas para despegar cuando amaneciera, pero el mar estaba planchado. Era una pileta gigante y no había viento. Los aviones, para despegar, necesitan algo de viento en contra. Durante toda esa jornada no hubo viento y fue imposible despegar. Ese día, a las 4 de la tarde, hundieron el crucero 'ARA General Belgrano'", relató.

El barco fue hundido por dos torpedos disparados por el submarino británico HMS Conqueror; murieron 323 de sus 1.093 tripulantes. "Cuando nos enteramos del ataque al crucero me sentí muy triste por las pérdidas de amigos y compañeros, pero además porque durante dos años navegué en esa nave", precisó.

Moreno siente desconsuelo cada 2 de abril. "Perdí muchos compañeros y amigos. Es algo especial, un día de mucha emoción y para pensar. Es muy triste lo que sigue pasando con los ex combatientes. Murieron más veteranos después de la guerra por diversas causas, como suicidio. Algunos no lo soportaron y tomaron esa decisión. Es fundamental estar contenido por los familiares, en mi caso fui bien acompañado por mi familia. Mi papá también era militar y lo miraba desde otro punto de vista", describió.

El 13 de abril de 2015, Moreno junto a otros veteranos, viajó a Malvinas al cementerio de Darwin. "Estar en las islas me provocó varias sensaciones. Ver las placas de compañeros míos fue muy fuerte. Cuando llegamos a las islas, un policía nos dijo en forma muy educada las actividades que podíamos hacer en la isla. En Darwin nos dijeron que el lugar era un pedazo de nuestra tierra. Podíamos sacar fotos, poner la bandera y cantar el himno. Y eso fue lo que hicimos", relató.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"Es importante que los chicos sepan lo que ocurrió en Malvinas"

Oscar Moreno es un militar retirado que vive en Quines. Durante la guerra estuvo a bordo del portaaviones ARA 25 de Mayo.  

Respeto y contención. "Llevo una vida normal y tengo muchos amigos en el pueblo", contó Moreno. Foto: Martín Gómez.

"Para nosotros es un sentimiento muy grande, es parte de nuestra historia lo que sucedió. Es importante que los chicos tengan conciencia y conozcan que las islas son parte de nuestro país y que fueron usurpadas", dijo el ex combatiente Oscar Alfredo Moreno, quien durante la guerra estuvo a bordo del portaaviones 'ARA 25 de Mayo'. Este año se cumplen 37 años del desembarco de las tropas argentinas en el archipiélago para recuperar la soberanía del territorio ocupado por el Reino Unido, lo que desencadenó una guerra que duró más de dos meses. 

Moreno, de 59 años, se retiró en el 2011 de las Fuerzas Armadas con el cargo de suboficial principal. Desde esa fecha reside en Quines, a 145 kilómetros de la capital puntana. Está divorciado, pero hace cinco años vive en pareja con Nancy Marina. De su matrimonio anterior nacieron Mariano (31 años), Facundo (28), Mauro (24) —que está en la Armada— y Candela (25). También tiene cinco nietos: Josefina (9 años), Gerónimo (7), Ema (4), Tomás (3) y Lola (2).

"Mi madre nació en El Talita y luego, junto a sus hermanos, se vino a Quines. Después, con mi papá se fueron a Quilmes, provincia de Buenos Aires, donde yo nací. Pero de chico siempre venía de vacaciones a Quines. Era mi segundo hogar el pueblo, por eso cuando me retiré de las fuerzas ya tenía pensado venirme a vivir acá. Ya lo había decidido muchos años antes", recordó el ex combatiente.

El militar retirado lleva una vida normal; es muy conocido en la zona y tiene muchos amigos de toda la vida en Quines. "En mi casa tengo un taller donde realizo trabajos para mí o para algún familiar. Hago espejos, cuadros, marcos de cuadros, percheros y restauración de muebles", señaló. 

Hace varios años fue convocado para brindar charlas sobre el conflicto de Malvinas a los estudiantes de la primaria y secundaria. Siempre colabora con esa actividad en casi todas las escuelas de la zona. "Noto que los chicos prestan mucha atención y los maestros me felicitan en broma porque los hice callar la boca (ríe). Los alumnos se muestran muy interesados, trato de explicarles lo que fue la guerra. Me preguntan sobre los combates, la comida y el armamento", indicó.

Cuando comenzó el conflicto,  Moreno era cabo de Mecánico de Armas e integró la tripulación del portaaviones 'ARA 25 de Mayo', que en ese momento era el buque insignia de la Armada Argentina. "Durante toda la guerra estuve en ese buque. Había un total de dos mil hombres y la misión era cubrir todo el espacio aéreo en el desembarco y durante el conflicto. Los aviones de reconocimiento y  otros de combate fueron llevados a Río Grande y operaban desde esa base", rememoró.

Asimismo, añadió que el 29 de marzo de 1982 la nave zarpó de Punta Alta, de la base naval Puerto Belgrano, con destino desconocido. "Después nos enteramos que íbamos a invadir y recuperar las Islas Malvinas. Entendimos por qué el barco estaba cargado de bombas y víveres. No sabíamos nada a una hora de partir y ya en mar abierto el comandante nos informó cuál era nuestro destino", dijo. 

El veterano recordó que cubría guardias de cuatro horas y tenía ocho de descanso. "Hacía el turno de 4 a 8 y de 16 a 20. Mi trabajo era acercar todas las bombas a los aviones que iban a despegar. Tenía contacto directo con el personal de armamento de las aeronaves y los pilotos", señaló.

"Estábamos al tanto de lo que sucedió durante el conflicto. Nosotros sabíamos la realidad y recibíamos todos los días la información de los tripulantes que iban rescatando", manifestó.

Hay un día que el ex militar lo tiene muy presente. El 2 de mayo se había programado un gran ataque contra la flota de la Marina Real Británica, que había sido detectada. "Con nuestros aviones íbamos a atacar. Esa noche nadie durmió. Las naves estaban en cubierta preparadas para despegar cuando amaneciera, pero el mar estaba planchado. Era una pileta gigante y no había viento. Los aviones, para despegar, necesitan algo de viento en contra. Durante toda esa jornada no hubo viento y fue imposible despegar. Ese día, a las 4 de la tarde, hundieron el crucero 'ARA General Belgrano'", relató.

El barco fue hundido por dos torpedos disparados por el submarino británico HMS Conqueror; murieron 323 de sus 1.093 tripulantes. "Cuando nos enteramos del ataque al crucero me sentí muy triste por las pérdidas de amigos y compañeros, pero además porque durante dos años navegué en esa nave", precisó.

Moreno siente desconsuelo cada 2 de abril. "Perdí muchos compañeros y amigos. Es algo especial, un día de mucha emoción y para pensar. Es muy triste lo que sigue pasando con los ex combatientes. Murieron más veteranos después de la guerra por diversas causas, como suicidio. Algunos no lo soportaron y tomaron esa decisión. Es fundamental estar contenido por los familiares, en mi caso fui bien acompañado por mi familia. Mi papá también era militar y lo miraba desde otro punto de vista", describió.

El 13 de abril de 2015, Moreno junto a otros veteranos, viajó a Malvinas al cementerio de Darwin. "Estar en las islas me provocó varias sensaciones. Ver las placas de compañeros míos fue muy fuerte. Cuando llegamos a las islas, un policía nos dijo en forma muy educada las actividades que podíamos hacer en la isla. En Darwin nos dijeron que el lugar era un pedazo de nuestra tierra. Podíamos sacar fotos, poner la bandera y cantar el himno. Y eso fue lo que hicimos", relató.

Logín