eldiariodelarepublica.com
La carne "esencial" no estará en las carnicerías de barrio del país

Escuchá acá la 90.9
X

La carne "esencial" no estará en las carnicerías de barrio del país

Los carniceros advirtieron que los cortes prometidos en el plan oficial anti-inflación no estarán al alcance de todos.

El plan contra la inflación que lanzó el presidente Mauricio Macri no solo no convence: tampoco es para todos. Los cortes de carne que el Gobierno estimó como "esenciales" y serán ofrecidos a 149 pesos por kilo no llegarán a las carnicerías de barrio y solo estarán disponibles en el Mercado Central de Buenos Aires y algunos frigoríficos de al menos... dos provincias.

El que puso claridad sobre el alcance de las "carnes esenciales" fue el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), Miguel Schiariti, quien explicó el complejo mecanismo para abastecer una parte de la demanda interna.

El empresario reveló que fue la industria exportadora la que inició contactos con el gabinete de Macri y le ofreció poner a disposición casi 500 kilos de carne por mes sin los costos de distribución.

Los cortes de asado, vacío y matambre serán más baratos porque no afrontarán el costo de distribución: serán los consumidores los que deberán pagar el transporte o ir con sus vehículos hasta el Mercado Central de Buenos Aires para comprar. Un plan bastante improbable para quienes viven en San Luis. O en Jujuy. O en Santa Cruz.

"Lo que se le ofreció al Gobierno es que no hubiera esa parte de la cadena de distribución y poner un camión con 20 mil kilos una o dos veces por semana en el Mercado Central, las que necesiten, y nada más. Y vender en cada una de las carnicerías que tienen los frigoríficos. No habrá distribución", dijo.

"Solo se va a poder comprar en el Mercado Central de Buenos Aires y en las fábricas de por ejemplo Santa Fe y Córdoba. Esto es lo que el sector exportador puede ofrecer", dijo a CNN Radio.

La Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) advirtió que será "muy difícil" vender el kilo de asado a 149 pesos según el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y algunas empresas. "Si lo han anunciado es porque hay empresas que se han comprometido, pero entiendo son exportadoras que estarían utilizando saldos", explicó el vicepresidente de la entidad, Daniel Urcía.

Alberto Williams, titular de la Asociación de Propietarios de la Carnicerías de la Ciudad de Buenos Aires, consideró que las medidas anunciadas "son nada más que para llegar a las elecciones", y con relación a la carne, advirtió: "Exportan los cortes buenos y a los argentinos les hacen comer grasa y hueso".

"Esto es lo mismo de siempre, el mismo perro con distinto collar. Las carnicerías no tienen stock y no se los van a traer. Ya explicaron que el 50% irá al Mercado Central y el resto lo van a entregar en los puntos de contacto de los exportadores; ese poquito que va a tener el Mercado Central no va alcanzar para paliar la situación", dijo. Y advirtió: "El Gobierno ha dicho que es algo transitorio. La gente sabe que no es un beneficio. Yo quisiera saber qué va a pasar después".

Víctor Fera, dueño de Maxiconsumo y de la marca Marolio, aseguró que el programa del Gobierno para bajar los precios "no es serio" y pronosticó que "será un fracaso".

"No creemos en la honorabilidad de esta gente. El impacto del acuerdo es cero", indicó el empresario, y aseguró que los productos que comercializa en su red supermercadista "están 30% ó 40% por debajo de los del Gobierno".
Sostuvo que el Ejecutivo impulsó este convenio para "voltear proyectos como la Ley de Góndolas", y añadió que "Defensa de la Competencia no funciona, el programa no es serio".

Precisó que "una leche a 50 pesos es una estafa al consumidor, eso es producto de la carterización y el monopolio. Esto no va a funcionar, es un fracaso".
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La carne "esencial" no estará en las carnicerías de barrio del país

Los carniceros advirtieron que los cortes prometidos en el plan oficial anti-inflación no estarán al alcance de todos.

Foto: NA.

El plan contra la inflación que lanzó el presidente Mauricio Macri no solo no convence: tampoco es para todos. Los cortes de carne que el Gobierno estimó como "esenciales" y serán ofrecidos a 149 pesos por kilo no llegarán a las carnicerías de barrio y solo estarán disponibles en el Mercado Central de Buenos Aires y algunos frigoríficos de al menos... dos provincias.

El que puso claridad sobre el alcance de las "carnes esenciales" fue el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), Miguel Schiariti, quien explicó el complejo mecanismo para abastecer una parte de la demanda interna.

El empresario reveló que fue la industria exportadora la que inició contactos con el gabinete de Macri y le ofreció poner a disposición casi 500 kilos de carne por mes sin los costos de distribución.

Los cortes de asado, vacío y matambre serán más baratos porque no afrontarán el costo de distribución: serán los consumidores los que deberán pagar el transporte o ir con sus vehículos hasta el Mercado Central de Buenos Aires para comprar. Un plan bastante improbable para quienes viven en San Luis. O en Jujuy. O en Santa Cruz.

"Lo que se le ofreció al Gobierno es que no hubiera esa parte de la cadena de distribución y poner un camión con 20 mil kilos una o dos veces por semana en el Mercado Central, las que necesiten, y nada más. Y vender en cada una de las carnicerías que tienen los frigoríficos. No habrá distribución", dijo.

"Solo se va a poder comprar en el Mercado Central de Buenos Aires y en las fábricas de por ejemplo Santa Fe y Córdoba. Esto es lo que el sector exportador puede ofrecer", dijo a CNN Radio.

La Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) advirtió que será "muy difícil" vender el kilo de asado a 149 pesos según el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y algunas empresas. "Si lo han anunciado es porque hay empresas que se han comprometido, pero entiendo son exportadoras que estarían utilizando saldos", explicó el vicepresidente de la entidad, Daniel Urcía.

Alberto Williams, titular de la Asociación de Propietarios de la Carnicerías de la Ciudad de Buenos Aires, consideró que las medidas anunciadas "son nada más que para llegar a las elecciones", y con relación a la carne, advirtió: "Exportan los cortes buenos y a los argentinos les hacen comer grasa y hueso".

"Esto es lo mismo de siempre, el mismo perro con distinto collar. Las carnicerías no tienen stock y no se los van a traer. Ya explicaron que el 50% irá al Mercado Central y el resto lo van a entregar en los puntos de contacto de los exportadores; ese poquito que va a tener el Mercado Central no va alcanzar para paliar la situación", dijo. Y advirtió: "El Gobierno ha dicho que es algo transitorio. La gente sabe que no es un beneficio. Yo quisiera saber qué va a pasar después".

Víctor Fera, dueño de Maxiconsumo y de la marca Marolio, aseguró que el programa del Gobierno para bajar los precios "no es serio" y pronosticó que "será un fracaso".

"No creemos en la honorabilidad de esta gente. El impacto del acuerdo es cero", indicó el empresario, y aseguró que los productos que comercializa en su red supermercadista "están 30% ó 40% por debajo de los del Gobierno".
Sostuvo que el Ejecutivo impulsó este convenio para "voltear proyectos como la Ley de Góndolas", y añadió que "Defensa de la Competencia no funciona, el programa no es serio".

Precisó que "una leche a 50 pesos es una estafa al consumidor, eso es producto de la carterización y el monopolio. Esto no va a funcionar, es un fracaso".
 

Logín