eldiariodelarepublica.com
Bajar la carne: un intento tardío que San Luis concretó mucho mejor

Escuchá acá la 90.9
X

Bajar la carne: un intento tardío que San Luis concretó mucho mejor

El Plan "Carnes San Luis" ofrece más cortes, infinidad de puntos de venta y especifica la calidad.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina y la inflación carcomiendo los bolsillos de los argentinos y las posibilidades de Mauricio Macri de lograr un segundo período al frente del Ejecutivo nacional, comenzaron las medidas electoralistas. Un verdadero manotazo de ahogado para tratar de revertir el humor social, con anuncios que muestran mucha pompa y poca efectividad.

El de la carne es un claro ejemplo. El gobierno nacional aseguró que los argentinos tendrán a disposición 120 mil kilos semanales de asado, vacío y matambre a $149, pero cuando se desmenuza el anuncio, se comprueba lo difícil que será acceder a esa oferta. Primero porque más de la mitad de esa carne solo se conseguirá en el Mercado Central, en Buenos Aires, a unos 800 kilómetros de San Luis por ejemplo. Y el resto en los propios frigoríficos, también ubicados cerca del puerto o en el Gran Buenos Aires, porque se trata de exportadores que fueron intimados por el Gobierno para que den una mano luego de tantas ventajas recibidas en los últimos años, con muchas facilidades para poder vender al exterior.

Además, si bien parece mucho, es apenas un 0,25% de lo que consumen los argentinos, que está cerca de los 25 millones de kilos por semana, así que habrá que prepararse para hacer cola si alguien quiere llenar la parrilla. Claro, no pueden abarcar más porque los frigoríficos exportadores son 30 sobre un total de unas 411 plantas de faena que hay en el país.

La contracara
 

En San Luis, sin tantos bombos ni platillos, un plan para abaratar la carne funciona de manera aceitada desde el 26 de setiembre del año pasado. Claro, en este caso el Estado provincial comprometió su participación e hizo una fuerte inversión para hacer por cuenta propia el Ciclo 2, que comprende el cuarteo, desposte, fraccionamiento y envasado de los cortes vacunos, un proceso que realizan íntegramente en Sol Puntano.

Esto implica no depender de favores ajenos, porque la provincia adquiere la hacienda de los productores locales, la hace faenar y completa el circuito. La eliminación de los intermediarios es lo que permite vender a un 15% menos que en las góndolas más conocidas. Y creó 50 puestos de trabajo.

Otra diferencia entre ambos planes radica en que el nacional no llegará a los minoristas, por lo que Alberto Williams, el titular de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, aseguró que es "desigual". En cambio "Carnes San Luis" sumó a los comercios, les dio una exhibidora sin costo y los ayudó en el proceso de comercialización. En este caso el Estado no compite, sino que acompaña al carnicero.

 

 

Crecimiento sostenido

La propuesta del plan "Carnes San Luis" es simple: ofrecer cortes vacunos y de cerdo a buenos precios, un 15% por debajo de lo que se vende en las góndolas. Y la progresión del negocio fue siempre en constante ascenso. El proyecto arrancó con 42 comercios de San Luis capital y Juana Koslay, y cerró el año pasado con 115 exhibidoras colocadas en negocios de 5 ciudades, ya que se agregaron también negocios de Villa Mercedes, La Punta y Fraga.

Con local de venta propio, Sol Puntano abre las puertas al público de lunes a viernes, de 9 a 13, en el kilómetro 797,3 de la autopista a Mendoza, disponiendo de todas las presentaciones que se producen: cortes en bandeja, chacinados, cortes envasados al vacío, perniles y costillares de cerdo, atendiendo también pedidos especiales. En una nueva vuelta de tuerca, "Carnes San Luis" comenzará a visitar periódicamente los barrios con ofertas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Bajar la carne: un intento tardío que San Luis concretó mucho mejor

Blanco y rojo. Los colores del plan "carnes san luis" ya son fácilmente identificables para todos. Foto: El Diario.

El Plan "Carnes San Luis" ofrece más cortes, infinidad de puntos de venta y especifica la calidad.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina y la inflación carcomiendo los bolsillos de los argentinos y las posibilidades de Mauricio Macri de lograr un segundo período al frente del Ejecutivo nacional, comenzaron las medidas electoralistas. Un verdadero manotazo de ahogado para tratar de revertir el humor social, con anuncios que muestran mucha pompa y poca efectividad.

El de la carne es un claro ejemplo. El gobierno nacional aseguró que los argentinos tendrán a disposición 120 mil kilos semanales de asado, vacío y matambre a $149, pero cuando se desmenuza el anuncio, se comprueba lo difícil que será acceder a esa oferta. Primero porque más de la mitad de esa carne solo se conseguirá en el Mercado Central, en Buenos Aires, a unos 800 kilómetros de San Luis por ejemplo. Y el resto en los propios frigoríficos, también ubicados cerca del puerto o en el Gran Buenos Aires, porque se trata de exportadores que fueron intimados por el Gobierno para que den una mano luego de tantas ventajas recibidas en los últimos años, con muchas facilidades para poder vender al exterior.

Además, si bien parece mucho, es apenas un 0,25% de lo que consumen los argentinos, que está cerca de los 25 millones de kilos por semana, así que habrá que prepararse para hacer cola si alguien quiere llenar la parrilla. Claro, no pueden abarcar más porque los frigoríficos exportadores son 30 sobre un total de unas 411 plantas de faena que hay en el país.

La contracara
 

En San Luis, sin tantos bombos ni platillos, un plan para abaratar la carne funciona de manera aceitada desde el 26 de setiembre del año pasado. Claro, en este caso el Estado provincial comprometió su participación e hizo una fuerte inversión para hacer por cuenta propia el Ciclo 2, que comprende el cuarteo, desposte, fraccionamiento y envasado de los cortes vacunos, un proceso que realizan íntegramente en Sol Puntano.

Esto implica no depender de favores ajenos, porque la provincia adquiere la hacienda de los productores locales, la hace faenar y completa el circuito. La eliminación de los intermediarios es lo que permite vender a un 15% menos que en las góndolas más conocidas. Y creó 50 puestos de trabajo.

Otra diferencia entre ambos planes radica en que el nacional no llegará a los minoristas, por lo que Alberto Williams, el titular de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, aseguró que es "desigual". En cambio "Carnes San Luis" sumó a los comercios, les dio una exhibidora sin costo y los ayudó en el proceso de comercialización. En este caso el Estado no compite, sino que acompaña al carnicero.

 

 

Crecimiento sostenido

La propuesta del plan "Carnes San Luis" es simple: ofrecer cortes vacunos y de cerdo a buenos precios, un 15% por debajo de lo que se vende en las góndolas. Y la progresión del negocio fue siempre en constante ascenso. El proyecto arrancó con 42 comercios de San Luis capital y Juana Koslay, y cerró el año pasado con 115 exhibidoras colocadas en negocios de 5 ciudades, ya que se agregaron también negocios de Villa Mercedes, La Punta y Fraga.

Con local de venta propio, Sol Puntano abre las puertas al público de lunes a viernes, de 9 a 13, en el kilómetro 797,3 de la autopista a Mendoza, disponiendo de todas las presentaciones que se producen: cortes en bandeja, chacinados, cortes envasados al vacío, perniles y costillares de cerdo, atendiendo también pedidos especiales. En una nueva vuelta de tuerca, "Carnes San Luis" comenzará a visitar periódicamente los barrios con ofertas.

Logín