eldiariodelarepublica.com
El Senado homenajeó al futuro beato Wenceslao Pedernera

Escuchá acá la 90.9
X

El Senado homenajeó al futuro beato Wenceslao Pedernera

El peón, nacido en La Calera, defendió los derechos de los trabajadores rurales. Fue asesinado durante la dictadura. 

El Senado provincial reconoció en una sesión especial a los familiares de Wenceslao Pedernera, quien el sábado será oficializado como el primer beato puntano por el Papa Francisco. La senadora del Departamento Belgrano, Mabel Leyes, fue la encargada de relatar la biografía del peón de campo nacido en La Calera quien, tras recibir amenazas, fuera acribillado por gendarmes en el comedor de su casa el 25 de julio de 1976 y que, minutos más tarde, moriría en el hospital de Chilecito (La Rioja). Pedernera realizó un importante trabajo para defender los derechos de los trabajadores rurales e integró, entre otros, el Movimiento Rural de Acción Católica. Además, fue colaborador en la diócesis de monseñor Enrique Angelelli.

María Rosa, la hija mayor del matrimonio entre Wenceslao y Martha Ramona Cornejo, recibió el diploma que los legisladores le entregaron en reconocimiento de su padre y destacó: “Fue una sorpresa para mí porque me hicieron la invitación ayer (lunes) y, por supuesto, acepté. Es un orgullo para todo San Luis que sea un hijo de esta tierra y además me dijeron que es el primer puntano en ser declarado beato. Estoy muy contenta y agradecida”.

La mujer de 56 años contó: “Después de su muerte mantuve su recuerdo a través de los consejos que nos daba y el legado más importante que nos dio justo en el momento que estaba agonizando: el de siempre perdonar. Él nos pidió que perdonáramos a los que le habían disparado”. María Rosa recordó que, en ese momento ,después de la ráfaga de proyectiles, “mi madre le preguntó quién le había hecho eso y él tirado en el suelo respondió 'no sé, pero no odien, perdonen, no guarden rencor'”. 

También se mostró muy sorprendida porque dijo que “no me imaginaba que tan pronto lo íbamos a ver formando parte como ícono de la Iglesia y de esta manera. Agradezco al Papa, que supo ver a este puntano tan humilde y que dio la vida por el evangelio”.

 


María Rosa fue la primera en recibir el diploma.



A pesar de la alegría y el orgullo de sentir que el recuerdo de su padre, “ahora llegará a los altares”, como dijo en un momento; María Rosa admitió: “A mí todavía me cuesta el perdón porque mi padre murió por un arrebato muy cruel, justo en la edad que más necesitaba esa guía, que son papá y mamá. Sobre todo como era él con sus tres hijas (Susana Beatriz y Estela Marta, que hoy viven en la Rioja con su madre “Coca”). Creo que poco a poco se fue aliviando nuestro dolor y este reconocimiento es un bálsamo para todo eso feo que nos tocó vivir”.    

Esa noche que un grupo de tres gendarmes golpeó la puerta para que “Wences” (como le decía su esposa) abriera la puerta, María Rosa tenía 13 años. Y, desde ese día, espera una respuesta de la Justicia: “Por lo menos llegó la justicia divina, porque la del hombre todavía está tardando. El juicio por la muerte de mi padre, que se hará en el Juzgado Federal de La Rioja, ya tuvo dos suspensiones y seguimos esperando. La esperanza está aunque de los culpables quedan dos con vida porque el más grande se murió. Al menos sabemos quiénes fueron y quién dio la orden”. Y, aunque su padre le pidió que no guarde rencor, dijo que “me cuesta mucho y pienso que en algún momento se me va a pasar. Aunque siempre sentí que destruyeron la familia”.

Luego de entregarle el diploma, la senadora Leyes señaló que “fue muy lindo que pudiera venir una de sus hijas, dos de sus hermanos, una nieta y sus sobrinos, porque todos los sanluiseños sentimos orgullo de que Wenceslao pase a ser el primer puntano en ser beatificado. Y, para muchos de nosotros que somos de La Calera, es hermoso porque compartimos el mismo pueblo y el mismo origen”.

 


Mariano Pedernera estaba orgulloso de su hermano.



Leyes destacó, además, que “todos los habitantes de La Calera están emocionados y orgullosos de él y su recuerdo. Ahora estamos prestos a seguir las alternativas que se vivirán el sábado cuando el Papa Francisco realice la beatificación de un hijo de nuestra tierra. Y quiero destacar que esa humildad que lo ha caracterizado a Wenceslao también se ve en toda su familia”. Y agradeció al resto de los senadores por haber participado de la sesión especial.

 

El sábado será la beatificación 

El párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Luján de San Luis, Raúl Chaves, también fue invitado al homenaje en la Legislatura porque dentro de su jurisdicción entra la localidad de La Calera. El cura explicó qué significa la beatificación: “Se declara a una persona beata cuando la Iglesia lo propone como modelo, que incluso los podemos tener cada uno de nosotros en nuestras familias. Y entre esas propuestas ha querido hacerlo con este puntano que además son intercesores de nosotros ante Dios. Wenceslao en su vida se preocupó por dar la catequesis, por ayudar a sus compañeros en el trabajo para que haya justicia y por el conocimiento de Cristo para todos ellos”.  

El sacerdote aprovechó para invitar a todos los que quieran participar de la ceremonia de beatificación: “El sábado a las 10 vamos a estar en el salón municipal de La Calera en conexión directa desde La Rioja para ver en pantalla gigante ese acto. Además nos va a acompañar nuestro obispo Daniel Martínez, el intendente, la senadora Mabel Leyes e integrantes de la Pastoral de Acción Católica".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El Senado homenajeó al futuro beato Wenceslao Pedernera

El peón, nacido en La Calera, defendió los derechos de los trabajadores rurales. Fue asesinado durante la dictadura. 

Los familiares directos: sus hermanos Mariano y Antonio, su hija María Rosa y la nieta Ana Noelia. Foto: Martín Gómez
 

El Senado provincial reconoció en una sesión especial a los familiares de Wenceslao Pedernera, quien el sábado será oficializado como el primer beato puntano por el Papa Francisco. La senadora del Departamento Belgrano, Mabel Leyes, fue la encargada de relatar la biografía del peón de campo nacido en La Calera quien, tras recibir amenazas, fuera acribillado por gendarmes en el comedor de su casa el 25 de julio de 1976 y que, minutos más tarde, moriría en el hospital de Chilecito (La Rioja). Pedernera realizó un importante trabajo para defender los derechos de los trabajadores rurales e integró, entre otros, el Movimiento Rural de Acción Católica. Además, fue colaborador en la diócesis de monseñor Enrique Angelelli.

María Rosa, la hija mayor del matrimonio entre Wenceslao y Martha Ramona Cornejo, recibió el diploma que los legisladores le entregaron en reconocimiento de su padre y destacó: “Fue una sorpresa para mí porque me hicieron la invitación ayer (lunes) y, por supuesto, acepté. Es un orgullo para todo San Luis que sea un hijo de esta tierra y además me dijeron que es el primer puntano en ser declarado beato. Estoy muy contenta y agradecida”.

La mujer de 56 años contó: “Después de su muerte mantuve su recuerdo a través de los consejos que nos daba y el legado más importante que nos dio justo en el momento que estaba agonizando: el de siempre perdonar. Él nos pidió que perdonáramos a los que le habían disparado”. María Rosa recordó que, en ese momento ,después de la ráfaga de proyectiles, “mi madre le preguntó quién le había hecho eso y él tirado en el suelo respondió 'no sé, pero no odien, perdonen, no guarden rencor'”. 

También se mostró muy sorprendida porque dijo que “no me imaginaba que tan pronto lo íbamos a ver formando parte como ícono de la Iglesia y de esta manera. Agradezco al Papa, que supo ver a este puntano tan humilde y que dio la vida por el evangelio”.

 


María Rosa fue la primera en recibir el diploma.



A pesar de la alegría y el orgullo de sentir que el recuerdo de su padre, “ahora llegará a los altares”, como dijo en un momento; María Rosa admitió: “A mí todavía me cuesta el perdón porque mi padre murió por un arrebato muy cruel, justo en la edad que más necesitaba esa guía, que son papá y mamá. Sobre todo como era él con sus tres hijas (Susana Beatriz y Estela Marta, que hoy viven en la Rioja con su madre “Coca”). Creo que poco a poco se fue aliviando nuestro dolor y este reconocimiento es un bálsamo para todo eso feo que nos tocó vivir”.    

Esa noche que un grupo de tres gendarmes golpeó la puerta para que “Wences” (como le decía su esposa) abriera la puerta, María Rosa tenía 13 años. Y, desde ese día, espera una respuesta de la Justicia: “Por lo menos llegó la justicia divina, porque la del hombre todavía está tardando. El juicio por la muerte de mi padre, que se hará en el Juzgado Federal de La Rioja, ya tuvo dos suspensiones y seguimos esperando. La esperanza está aunque de los culpables quedan dos con vida porque el más grande se murió. Al menos sabemos quiénes fueron y quién dio la orden”. Y, aunque su padre le pidió que no guarde rencor, dijo que “me cuesta mucho y pienso que en algún momento se me va a pasar. Aunque siempre sentí que destruyeron la familia”.

Luego de entregarle el diploma, la senadora Leyes señaló que “fue muy lindo que pudiera venir una de sus hijas, dos de sus hermanos, una nieta y sus sobrinos, porque todos los sanluiseños sentimos orgullo de que Wenceslao pase a ser el primer puntano en ser beatificado. Y, para muchos de nosotros que somos de La Calera, es hermoso porque compartimos el mismo pueblo y el mismo origen”.

 


Mariano Pedernera estaba orgulloso de su hermano.



Leyes destacó, además, que “todos los habitantes de La Calera están emocionados y orgullosos de él y su recuerdo. Ahora estamos prestos a seguir las alternativas que se vivirán el sábado cuando el Papa Francisco realice la beatificación de un hijo de nuestra tierra. Y quiero destacar que esa humildad que lo ha caracterizado a Wenceslao también se ve en toda su familia”. Y agradeció al resto de los senadores por haber participado de la sesión especial.

 

El sábado será la beatificación 

El párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Luján de San Luis, Raúl Chaves, también fue invitado al homenaje en la Legislatura porque dentro de su jurisdicción entra la localidad de La Calera. El cura explicó qué significa la beatificación: “Se declara a una persona beata cuando la Iglesia lo propone como modelo, que incluso los podemos tener cada uno de nosotros en nuestras familias. Y entre esas propuestas ha querido hacerlo con este puntano que además son intercesores de nosotros ante Dios. Wenceslao en su vida se preocupó por dar la catequesis, por ayudar a sus compañeros en el trabajo para que haya justicia y por el conocimiento de Cristo para todos ellos”.  

El sacerdote aprovechó para invitar a todos los que quieran participar de la ceremonia de beatificación: “El sábado a las 10 vamos a estar en el salón municipal de La Calera en conexión directa desde La Rioja para ver en pantalla gigante ese acto. Además nos va a acompañar nuestro obispo Daniel Martínez, el intendente, la senadora Mabel Leyes e integrantes de la Pastoral de Acción Católica".

Logín