eldiariodelarepublica.com
San Luis: golpeó a su hija camino a casa y lo detuvieron

Escuchá acá la 90.9
X

San Luis: golpeó a su hija camino a casa y lo detuvieron

Dos policías del DRIM apresaron a un hombre que golpeaba a su hija en la cabeza y le tiraba de las orejas por las calles del barrio Eva Perón.

“Es mi hija y yo hago lo que quiero con ella”, eso le dijo a dos policías del DRIM un hombre que golpeaba a su hija en la cabeza y le tiraba de las orejas por las calles del barrio Eva Perón, según contó el jefe de la oficina judicial de la Comisaría 39ª, subcomisario Edgar Soloa.

Allí, en esa dependencia, el agresor de 34 años está detenido por “averiguación de antecedentes” hasta tanto el juzgado de Familia y Menores resuelva el delito que le imputará por las agresiones a su hija. “Conforme con lo que decida el juez se le podría imputar una causa por violencia familiar”, deslizó Soloa.

El subcomisario contó que todo comenzó el lunes, alrededor de las 12:25. Dijo que recibieron un llamado al 911 de vecinos que alertaban que un hombre estaba golpeando a una niña desde la salida de la escuela. 

Dos motoristas del DRIM llegaron a la manzana D, del Anexo II, del barrio Eva Perón y allí divisaron al hombre que iba junto a dos niñas. Una de las pequeñas lloraba. “Vieron que le golpeaba la cabeza y le tiraba de la oreja”, aseguró Soloa.

Cuando los efectivos lo pararon para entrevistarlo, varios vecinos aprovecharon y también se acercaron para recriminarle por qué agredía a la niña de esa manera. Sin desistir de su actitud el agresor comenzó a insultar a la gente y a los policías y les dijo que “él hacía lo que quería con su hija y que la Policía no tenía por qué meterse”. Y por último, sin mediar más palabras, empujó a uno de los agentes ante la presencia de sus dos hijas, que, asustadas, corrieron hasta su casa ubicada en la manzana 1006, del mismo barrio.

“Pedimos la intervención de la Comisaría del Menor para que les brinde asistencia y contención a las menores”, señaló Soloa.

Aparentemente la violencia del hombre solamente se debió a un enojo y no a la ingesta de alcohol o consumo de algún estupefaciente. 

“Fue detenido y requisado. Luego fue trasladado al hospital Cerro de la Cruz, donde la doctora Gloria Díaz constató que no exteriorizaba anomalías”, concluyó Soloa.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

San Luis: golpeó a su hija camino a casa y lo detuvieron

Dos policías del DRIM apresaron a un hombre que golpeaba a su hija en la cabeza y le tiraba de las orejas por las calles del barrio Eva Perón.

Foto: Policía de San Luis.

“Es mi hija y yo hago lo que quiero con ella”, eso le dijo a dos policías del DRIM un hombre que golpeaba a su hija en la cabeza y le tiraba de las orejas por las calles del barrio Eva Perón, según contó el jefe de la oficina judicial de la Comisaría 39ª, subcomisario Edgar Soloa.

Allí, en esa dependencia, el agresor de 34 años está detenido por “averiguación de antecedentes” hasta tanto el juzgado de Familia y Menores resuelva el delito que le imputará por las agresiones a su hija. “Conforme con lo que decida el juez se le podría imputar una causa por violencia familiar”, deslizó Soloa.

El subcomisario contó que todo comenzó el lunes, alrededor de las 12:25. Dijo que recibieron un llamado al 911 de vecinos que alertaban que un hombre estaba golpeando a una niña desde la salida de la escuela. 

Dos motoristas del DRIM llegaron a la manzana D, del Anexo II, del barrio Eva Perón y allí divisaron al hombre que iba junto a dos niñas. Una de las pequeñas lloraba. “Vieron que le golpeaba la cabeza y le tiraba de la oreja”, aseguró Soloa.

Cuando los efectivos lo pararon para entrevistarlo, varios vecinos aprovecharon y también se acercaron para recriminarle por qué agredía a la niña de esa manera. Sin desistir de su actitud el agresor comenzó a insultar a la gente y a los policías y les dijo que “él hacía lo que quería con su hija y que la Policía no tenía por qué meterse”. Y por último, sin mediar más palabras, empujó a uno de los agentes ante la presencia de sus dos hijas, que, asustadas, corrieron hasta su casa ubicada en la manzana 1006, del mismo barrio.

“Pedimos la intervención de la Comisaría del Menor para que les brinde asistencia y contención a las menores”, señaló Soloa.

Aparentemente la violencia del hombre solamente se debió a un enojo y no a la ingesta de alcohol o consumo de algún estupefaciente. 

“Fue detenido y requisado. Luego fue trasladado al hospital Cerro de la Cruz, donde la doctora Gloria Díaz constató que no exteriorizaba anomalías”, concluyó Soloa.
 

Logín