eldiariodelarepublica.com
Un orgullo local: premiaron a la bibliomóvil “El Principito”

Escuchá acá la 90.9
X

Un orgullo local: premiaron a la bibliomóvil “El Principito”

La Feria Internacional del Libro la distinguió por llevar la literatura a escuelas rurales, plazas y al Policlínico.

Cuando arrancaron, hace 5 años, tenían apenas 50 libros de cuentos infantiles y juveniles que habían estado en el hogar y otros pocos que les habían regalado. Hoy, ese número se triplicó y suma 180 textos pero, además, la bibliomóvil “El Principito” no solo conquista plazas y parajes, también llegó a cautivar a un jurado de expertos de la 45ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires que los premió por sus ansias de acercar la literatura a los rincones más lejanos y humildes.

Myriam Bocco, la presidenta de la asociación, contó que la distinción “Viva Lectura” los tomó por sorpresa. “Como participamos de la Maratón de Lectura, a través de eso el año pasado me llegó la invitación para inscribir nuestro proyecto. Así que, le dimos forma, adjuntamos fotos y lo enviamos. En aquel entonces fuimos preseleccionados como los 20 mejores, entre 600 proyectos de todo el país, pero no ganamos. Este año me invitaron nuevamente, así que agregamos los trabajos de 2018 y volvimos a enviarlo pero con cero expectativas, pero ¡oh, sorpresa! Nos pusimos muy contentos de saber que estamos en el camino, es un reconocimiento de que estamos haciendo las cosas bien”, expresó.

La entrega fue el 8 de mayo en uno de los salones del predio de La Rural, en Palermo, pero como Myriam estaba de viaje, su hija Noelia fue a recibir la distinción que consta de un diploma y una estatuilla. La premiación fue en la categoría Sociedad (Ver "Viva Lectura", un galardón federal).

Los primeros pasos de la bibliomóvil fueron dados en el 2014 y surgieron en el seno de la familia de Myriam. "Esta fue una casa donde siempre nos gustaron los libros, teníamos muchos. Yo estaba próxima a jubilarme, transitaba un momento difícil y buscaba hacer cosas que me gratificaran. Un verano con mis hijas pensamos en armar una biblioteca ambulante para niños así que invité a María Cristina Hernández de Bazla, que es amiga y profe de lengua jubilada, a Liliana Olivieri y otras tres docentes más que se prendieron con el proyecto. Con muy poquitos libros, una caja y una manta vieja salimos a rodar", recordó la presidenta.

El debut oficial fue el 10 de abril en la Escuela Rural Nº 35 "Granadero Basilio Bustos", en el paraje Río Quinto. "La experiencia fue tan maravillosa, los niños se emocionaron y encantaron con los libros, leímos toda la mañana. Allí dijimos 'este es el camino, lo que hay que hacer", contó.

El objetivo principal de "El Principito" es darle la posibilidad a los niños con menos recursos de que disfruten de los cuentos. Por eso recorren las plazas de los barrios periféricos el último domingo del mes, visitan la guardia pediátrica del Policlínico Regional "Juan Domingo Perón" todos los terceros sábado, y también concurren a comedores barriales y a las actividades de distintas instituciones locales. También desembarcaron en la Escuela Nº 151 "Provincia de Tierra del Fuego", en Las Isletas, y en Lavaisse.

En agenda tienen previsto ir a la Escuela Nº 44 "Abraham Jofré", ubicada en Coronel Alzogaray, porque han sido invitados.

"La biblioteca, sea popular, móvil o la de la escuela, es un lugar de encuentro, esté donde esté. La nuestra anda. Creo que es fundamental impulsar a la lectura con el ejemplo. Mis hijos son lectores porque acá siempre se leyó, siempre tuvimos libros. Donde hay textos el niño los va a buscar, investigar, abrirlos aunque sea por curiosidad. Si en las escuelas el docente incentiva y promueve la lectura se producen cosas maravillosas, se crea la conexión aunque no parezca", sostuvo Bocco.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Un orgullo local: premiaron a la bibliomóvil “El Principito”

La Feria Internacional del Libro la distinguió por llevar la literatura a escuelas rurales, plazas y al Policlínico.

Reconocidas. El 8 de mayo Noelia, la hija de Myriam, recibió la estatuilla y el diploma en Buenos Aires. Foto: Gentileza

Cuando arrancaron, hace 5 años, tenían apenas 50 libros de cuentos infantiles y juveniles que habían estado en el hogar y otros pocos que les habían regalado. Hoy, ese número se triplicó y suma 180 textos pero, además, la bibliomóvil “El Principito” no solo conquista plazas y parajes, también llegó a cautivar a un jurado de expertos de la 45ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires que los premió por sus ansias de acercar la literatura a los rincones más lejanos y humildes.

Myriam Bocco, la presidenta de la asociación, contó que la distinción “Viva Lectura” los tomó por sorpresa. “Como participamos de la Maratón de Lectura, a través de eso el año pasado me llegó la invitación para inscribir nuestro proyecto. Así que, le dimos forma, adjuntamos fotos y lo enviamos. En aquel entonces fuimos preseleccionados como los 20 mejores, entre 600 proyectos de todo el país, pero no ganamos. Este año me invitaron nuevamente, así que agregamos los trabajos de 2018 y volvimos a enviarlo pero con cero expectativas, pero ¡oh, sorpresa! Nos pusimos muy contentos de saber que estamos en el camino, es un reconocimiento de que estamos haciendo las cosas bien”, expresó.

La entrega fue el 8 de mayo en uno de los salones del predio de La Rural, en Palermo, pero como Myriam estaba de viaje, su hija Noelia fue a recibir la distinción que consta de un diploma y una estatuilla. La premiación fue en la categoría Sociedad (Ver "Viva Lectura", un galardón federal).

Los primeros pasos de la bibliomóvil fueron dados en el 2014 y surgieron en el seno de la familia de Myriam. "Esta fue una casa donde siempre nos gustaron los libros, teníamos muchos. Yo estaba próxima a jubilarme, transitaba un momento difícil y buscaba hacer cosas que me gratificaran. Un verano con mis hijas pensamos en armar una biblioteca ambulante para niños así que invité a María Cristina Hernández de Bazla, que es amiga y profe de lengua jubilada, a Liliana Olivieri y otras tres docentes más que se prendieron con el proyecto. Con muy poquitos libros, una caja y una manta vieja salimos a rodar", recordó la presidenta.

El debut oficial fue el 10 de abril en la Escuela Rural Nº 35 "Granadero Basilio Bustos", en el paraje Río Quinto. "La experiencia fue tan maravillosa, los niños se emocionaron y encantaron con los libros, leímos toda la mañana. Allí dijimos 'este es el camino, lo que hay que hacer", contó.

El objetivo principal de "El Principito" es darle la posibilidad a los niños con menos recursos de que disfruten de los cuentos. Por eso recorren las plazas de los barrios periféricos el último domingo del mes, visitan la guardia pediátrica del Policlínico Regional "Juan Domingo Perón" todos los terceros sábado, y también concurren a comedores barriales y a las actividades de distintas instituciones locales. También desembarcaron en la Escuela Nº 151 "Provincia de Tierra del Fuego", en Las Isletas, y en Lavaisse.

En agenda tienen previsto ir a la Escuela Nº 44 "Abraham Jofré", ubicada en Coronel Alzogaray, porque han sido invitados.

"La biblioteca, sea popular, móvil o la de la escuela, es un lugar de encuentro, esté donde esté. La nuestra anda. Creo que es fundamental impulsar a la lectura con el ejemplo. Mis hijos son lectores porque acá siempre se leyó, siempre tuvimos libros. Donde hay textos el niño los va a buscar, investigar, abrirlos aunque sea por curiosidad. Si en las escuelas el docente incentiva y promueve la lectura se producen cosas maravillosas, se crea la conexión aunque no parezca", sostuvo Bocco.

Logín