Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Una muy buena forma de Empezar

Es siempre destacable el empeño que pone San Luis en su lucha contra la pobreza. Pueblo y Gobierno con medidas concretas y de ejecución inmediata. Con frecuencia se enuncian valores y premisas cuya importancia no se suele comprender en plenitud. Sin embargo, cuando son estrictamente aplicadas en la ejecución de acciones de gobierno se las puede apreciar en plenitud.   
Se pudo en marcha el Programa Empezar, una política provincial que facilitará la inserción laboral de los jóvenes en el mercado laboral privado. Es para chicos de 16 a 24 años, inclusive. El proyecto contempla a aquellos jóvenes desocupados que no tienen empleo registrado y vivan en San Luis. Las empresas, comercios o prestadores de servicios interesados en contar con los chicos tienen como principal requisito no disminuir su personal actual y estar inscriptos en la Dirección Provincial de Ingresos Públicos. Su existencia es factible a partir de la aplicación de todos los principios que rigen la administración: con la austeridad y el orden a la cabeza. Se sostiene la idea de eliminar trabas burocráticas que le quitan eficacia a las medidas. Se trabaja uniendo lo público y lo privado, una armonía social que ayude al crecimiento de toda la sociedad, y respete urgencias y necesidades de cada sector. Se conserva la humildad de aprender de otros, se busaca lo mejor que se ha hacho en cada lugar. Se imita y se adapta con falsos pruritos. Se invoca permanentemente la prudencia y la sabiduría. Se admite que habrá errores y se manifiesta con claridad la voluntad de aprender y corregir. Con energía, con toda la carne en el asador. Entendiendo las necesidades de la hora y los síntomas de vulnerabilidad. 
El Gobierno de San Luis proyecta incorporar, en esta etapa, a 5.000 mil jóvenes. La meta final serían aproximadamente 15.000. Se proyecta que potencialmente 22 mil empresas podrían sumarse a la propuesta.
Vale la pena detallar con precisión la iniciativa.
El Plan Empezar tiene tres ejes de desarrollo y los jóvenes podrán adherir a ellos según sus capacidades y formación. Según la modalidad a la que pertenezcan será su remuneración.
Entrenamiento: tendrá una duración de 3 hasta 12 meses, sin costo para el capacitador o empresario. La jornada será de 4 horas diarias o 20 semanales. Los beneficiarios de esta modalidad percibirán, por parte del Estado provincial, una asignación no remunerativa de $4.500.
Aprendiz: esta categoría abarca a jóvenes estudiantes avanzados o recién egresados que deseen cumplir prácticas formativas en el ámbito privado. Tendrá una duración de 3 hasta 12 meses, sin costo para el capacitador y una jornada de 4 horas diarias o 20 semanales. En esta modalidad los beneficiarios percibirán, por parte del Estado provincial, una asignación no remunerativa de $6.000.
Primer Empleo: establece una relación laboral formal entre el beneficiario y la empresa. La duración será de hasta 12 meses y la carga horaria y el sueldo será según el régimen legal de esa rama comercial o empresarial. En esta modalidad, el empleador descontará del sueldo neto del trabajador unos $4.500 que será retribuida al joven por parte del Estado provincial.
En todas las categorías, los jóvenes contarán con una cobertura de seguro de accidentes personales y en ninguno de los casos los podrán desarrollar tareas penosas, insalubres o riesgosas.
El proyecto es por demás prometedor y despierta muchísima expectativa. Requiere esfuerzos comunes, control y perseverancia. Y abre un camino cierto para que se desarrollen capacidades de los jóvenes y de las empresas. Y vale destacar el clima de alegría, de esperanza, de posibilidades nuevas. Un clima serio en el reconocimiento de dificultades, pero esperanzador a la hora de abrir caminos y acompañar la carrera laboral de tantos sanluiseños. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Una muy buena forma de Empezar

Es siempre destacable el empeño que pone San Luis en su lucha contra la pobreza. Pueblo y Gobierno con medidas concretas y de ejecución inmediata. Con frecuencia se enuncian valores y premisas cuya importancia no se suele comprender en plenitud. Sin embargo, cuando son estrictamente aplicadas en la ejecución de acciones de gobierno se las puede apreciar en plenitud.   
Se pudo en marcha el Programa Empezar, una política provincial que facilitará la inserción laboral de los jóvenes en el mercado laboral privado. Es para chicos de 16 a 24 años, inclusive. El proyecto contempla a aquellos jóvenes desocupados que no tienen empleo registrado y vivan en San Luis. Las empresas, comercios o prestadores de servicios interesados en contar con los chicos tienen como principal requisito no disminuir su personal actual y estar inscriptos en la Dirección Provincial de Ingresos Públicos. Su existencia es factible a partir de la aplicación de todos los principios que rigen la administración: con la austeridad y el orden a la cabeza. Se sostiene la idea de eliminar trabas burocráticas que le quitan eficacia a las medidas. Se trabaja uniendo lo público y lo privado, una armonía social que ayude al crecimiento de toda la sociedad, y respete urgencias y necesidades de cada sector. Se conserva la humildad de aprender de otros, se busaca lo mejor que se ha hacho en cada lugar. Se imita y se adapta con falsos pruritos. Se invoca permanentemente la prudencia y la sabiduría. Se admite que habrá errores y se manifiesta con claridad la voluntad de aprender y corregir. Con energía, con toda la carne en el asador. Entendiendo las necesidades de la hora y los síntomas de vulnerabilidad. 
El Gobierno de San Luis proyecta incorporar, en esta etapa, a 5.000 mil jóvenes. La meta final serían aproximadamente 15.000. Se proyecta que potencialmente 22 mil empresas podrían sumarse a la propuesta.
Vale la pena detallar con precisión la iniciativa.
El Plan Empezar tiene tres ejes de desarrollo y los jóvenes podrán adherir a ellos según sus capacidades y formación. Según la modalidad a la que pertenezcan será su remuneración.
Entrenamiento: tendrá una duración de 3 hasta 12 meses, sin costo para el capacitador o empresario. La jornada será de 4 horas diarias o 20 semanales. Los beneficiarios de esta modalidad percibirán, por parte del Estado provincial, una asignación no remunerativa de $4.500.
Aprendiz: esta categoría abarca a jóvenes estudiantes avanzados o recién egresados que deseen cumplir prácticas formativas en el ámbito privado. Tendrá una duración de 3 hasta 12 meses, sin costo para el capacitador y una jornada de 4 horas diarias o 20 semanales. En esta modalidad los beneficiarios percibirán, por parte del Estado provincial, una asignación no remunerativa de $6.000.
Primer Empleo: establece una relación laboral formal entre el beneficiario y la empresa. La duración será de hasta 12 meses y la carga horaria y el sueldo será según el régimen legal de esa rama comercial o empresarial. En esta modalidad, el empleador descontará del sueldo neto del trabajador unos $4.500 que será retribuida al joven por parte del Estado provincial.
En todas las categorías, los jóvenes contarán con una cobertura de seguro de accidentes personales y en ninguno de los casos los podrán desarrollar tareas penosas, insalubres o riesgosas.
El proyecto es por demás prometedor y despierta muchísima expectativa. Requiere esfuerzos comunes, control y perseverancia. Y abre un camino cierto para que se desarrollen capacidades de los jóvenes y de las empresas. Y vale destacar el clima de alegría, de esperanza, de posibilidades nuevas. Un clima serio en el reconocimiento de dificultades, pero esperanzador a la hora de abrir caminos y acompañar la carrera laboral de tantos sanluiseños. 

Logín