Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Buenos Aires: murió una mujer en un hospital de Tigre por un aborto "casero"

Tenía 31 años y era madre de 3 hijos. Ingresó la semana pasada con una infección grave de útero: la operaron, pero no alcanzó.

El martes, una marea verde volvió a acompañar la presentación del proyecto que propone legalizar la interrupción voluntaria del embarazo. Este jueves se conoció otro caso de muerte por un aborto: la mujer, madre de 3 hijos, falleció en el Hospital Zonal "Magdalena V. de Martínez", en Pacheco, partido bonaerense de Tigre, al que llegó con una infección generalizada.

En un comunicado, la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir señaló que la mujer —no trascendió su nombre— era paraguaya, tenía 31 años, vivía en el barrio Los Tábanos del partido de Tigre, en un hogar de bajos recursos. Sus familiares no sabían nada de su embarazo.

El domingo 19 de mayo ingresó a la guardia del Hospital de Pacheco; tenía una grave infección. Murió tres días después.

"La información oficial es prácticamente nula. Por lo que tenemos conocimiento, la mujer llegó al hospital en muy mal estado general, con un cuadro de shock séptico, compatible con un Síndrome de Mondor, que es una infección en el útero", relató Sebastián Crespo, médico generalista y miembro de la Red, al diario "Clarín".

Explicó que este síndrome "en general es producto de abortos hechos en forma clandestina de manera insegura. Lo más probable es que haya realizado una maniobra peligrosa para su salud como el uso de sondas o perejil, u otras que se usan popularmente cuando no se acceden a los abortos seguros". Crespo agregó que a la paciente se le hizo una histerectomía, que es la extracción de útero, que estaba infectado. Fue a terapia intensiva y falleció pocos días después por un shock séptico generalizado.

El médico dijo que no se sabe si el embarazo fue producto de un abuso o violación, ni si hay denuncia judicial. "En principio no; hay que ver si la Justicia actúa de oficio. Lo que sabemos es que, en la práctica, nadie lo va a judicializar".
Cecilia Agote, también miembro de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, recordó la responsabilidad estatal en estos hechos. 

"Esta muerte pone sobre la mesa una vez más la responsabilidad del Estado frente a las muertes evitables de mujeres por abortos inseguros", resaltó el comunicado de la Red.

La mujer fallecida la semana pasada no pudo acceder a la información necesaria sobre los riesgos que corría su vida al practicarse un aborto clandestino, incluso pese a que a metros de su casa funciona un centro de salud que realiza consultorías de reducción de daños e interrupciones legales de embarazos.

"La mujer no accedió a este espacio tampoco", puntualizó la médica Agote. Y advirtió: "Cualquier persona que acceda a cualquier efector de salud diciendo que está cursando un embarazo que no desea y que quiere interrumpirlo, lo mínimo que tiene que recibir es información sobre las consecuencias que pueda llegar a tener".

La organización recordó que "el Estado es responsable tanto de asistir como de informarle a la mujer que existen efectores de salud en todo el país que deben acompañarla en su situación".

La Red cuenta con más de 40 profesionales y trabajadores públicos de salud, y distintas organizaciones para acompañar las decisiones de las mujeres y personas con capacidad de gestar respecto a su salud sexual, reproductiva y no reproductiva. "Gritamos ni una muerte más por abortos inseguros. El Estado es responsable", reiteraron en el texto.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Buenos Aires: murió una mujer en un hospital de Tigre por un aborto "casero"

Tenía 31 años y era madre de 3 hijos. Ingresó la semana pasada con una infección grave de útero: la operaron, pero no alcanzó.

La mujer murió en el hospital de Pacheco. el año anterior, se registró otro caso. Foto: adnmercedes.com

El martes, una marea verde volvió a acompañar la presentación del proyecto que propone legalizar la interrupción voluntaria del embarazo. Este jueves se conoció otro caso de muerte por un aborto: la mujer, madre de 3 hijos, falleció en el Hospital Zonal "Magdalena V. de Martínez", en Pacheco, partido bonaerense de Tigre, al que llegó con una infección generalizada.

En un comunicado, la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir señaló que la mujer —no trascendió su nombre— era paraguaya, tenía 31 años, vivía en el barrio Los Tábanos del partido de Tigre, en un hogar de bajos recursos. Sus familiares no sabían nada de su embarazo.

El domingo 19 de mayo ingresó a la guardia del Hospital de Pacheco; tenía una grave infección. Murió tres días después.

"La información oficial es prácticamente nula. Por lo que tenemos conocimiento, la mujer llegó al hospital en muy mal estado general, con un cuadro de shock séptico, compatible con un Síndrome de Mondor, que es una infección en el útero", relató Sebastián Crespo, médico generalista y miembro de la Red, al diario "Clarín".

Explicó que este síndrome "en general es producto de abortos hechos en forma clandestina de manera insegura. Lo más probable es que haya realizado una maniobra peligrosa para su salud como el uso de sondas o perejil, u otras que se usan popularmente cuando no se acceden a los abortos seguros". Crespo agregó que a la paciente se le hizo una histerectomía, que es la extracción de útero, que estaba infectado. Fue a terapia intensiva y falleció pocos días después por un shock séptico generalizado.

El médico dijo que no se sabe si el embarazo fue producto de un abuso o violación, ni si hay denuncia judicial. "En principio no; hay que ver si la Justicia actúa de oficio. Lo que sabemos es que, en la práctica, nadie lo va a judicializar".
Cecilia Agote, también miembro de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, recordó la responsabilidad estatal en estos hechos. 

"Esta muerte pone sobre la mesa una vez más la responsabilidad del Estado frente a las muertes evitables de mujeres por abortos inseguros", resaltó el comunicado de la Red.

La mujer fallecida la semana pasada no pudo acceder a la información necesaria sobre los riesgos que corría su vida al practicarse un aborto clandestino, incluso pese a que a metros de su casa funciona un centro de salud que realiza consultorías de reducción de daños e interrupciones legales de embarazos.

"La mujer no accedió a este espacio tampoco", puntualizó la médica Agote. Y advirtió: "Cualquier persona que acceda a cualquier efector de salud diciendo que está cursando un embarazo que no desea y que quiere interrumpirlo, lo mínimo que tiene que recibir es información sobre las consecuencias que pueda llegar a tener".

La organización recordó que "el Estado es responsable tanto de asistir como de informarle a la mujer que existen efectores de salud en todo el país que deben acompañarla en su situación".

La Red cuenta con más de 40 profesionales y trabajadores públicos de salud, y distintas organizaciones para acompañar las decisiones de las mujeres y personas con capacidad de gestar respecto a su salud sexual, reproductiva y no reproductiva. "Gritamos ni una muerte más por abortos inseguros. El Estado es responsable", reiteraron en el texto.
 

Logín