Escuchá acá la 90.9
X

Un joven de 20 años, una chica de 15 y un nene de 11 robaron un kiosco

Rompieron la reja de un comercio en calle Justo Daract para llevarse cigarrillos, mercadería y algo de dinero. Los atraparon cuando escapaban en un taxi.

Efectivos del Comando Radioeléctrico, de la Comisaría del Menor y de la Comisaría 6ª apresaron a un grupo de ladrones que robaron cigarrillos, mercadería y algo de dinero de un comercio de calle Justo Daract la madrugada de este viernes. Lo llamativo fue que uno de los sospechosos es una adolescente de 15 años y el otro un nene de 11 años, restituidos a sus padres horas más tarde. El tercer delincuente, de 20 años, quedó detenido.

El hecho fue denunciado por un testigo ocasional que vio cómo los chicos rompían la reja de un kiosco de Justo Daract al 1700, justo frente a la iglesia San Roque, y que se acercó a la Comisaría del Menor para avisar.

Paralelamente, mientras el patrullero iba en camino, operadores de las cámaras de seguridad pública detectaron a los sospechosos caminando por Daract al sur, hacia avenida España, donde abordaron un taxi que enfiló nuevamente hacia el norte y que fue interceptado por la Policía frente a la iglesia.

El mayor de los demorados, de apellido Valenzuela, llevaba en la mano una bolsa de nylon con packs de cigarrillos de distintas marcas y una mochila con dinero en efectivo, arroz, leche chocolatada, puré de tomate, alfajores y otros comestibles.

Uno de los menores (el informe policial no precisó cuál) tenía otro pack de cigarrillos escondido entre la ropa.

Efectivos de la Comisaría del Menor se hicieron cargo de la adolescente y el niño, mientras que Valenzuela fue trasladado a una celda de la seccional 6ª.

Otro robo, otro menor

En otro procedimiento, también del Comando Radioeléctrico, efectivos demoraron a un chico de 15 años que robó la batería de un auto estacionado en el centro puntano.

El hecho fue descubierto por dos agentes que patrullaban el centro a bordo del móvil 1-819, y que vieron al sospechoso caminar con una batería en la mano en inmediaciones de calle Constitución y pasaje 20 de Junio.

Lo curioso fue que cuando le preguntaron qué hacía, el adolescente no dudó en decir que acababa de robar la batería marca Bolgen de un Volkswagen Gol estacionado en calle Lavalle antes de Caseros, y luego desafió a los policías diciéndoles que era menor.

Antes de trasladarlo a la comisaría, los agentes le secuestraron un cuchillo tipo tramontina que escondía entre la ropa.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Un joven de 20 años, una chica de 15 y un nene de 11 robaron un kiosco

Rompieron la reja de un comercio en calle Justo Daract para llevarse cigarrillos, mercadería y algo de dinero. Los atraparon cuando escapaban en un taxi.

Parte del botín que los chicos se llevaron del comercio. Fotos: Policía de San Luis.

Efectivos del Comando Radioeléctrico, de la Comisaría del Menor y de la Comisaría 6ª apresaron a un grupo de ladrones que robaron cigarrillos, mercadería y algo de dinero de un comercio de calle Justo Daract la madrugada de este viernes. Lo llamativo fue que uno de los sospechosos es una adolescente de 15 años y el otro un nene de 11 años, restituidos a sus padres horas más tarde. El tercer delincuente, de 20 años, quedó detenido.

El hecho fue denunciado por un testigo ocasional que vio cómo los chicos rompían la reja de un kiosco de Justo Daract al 1700, justo frente a la iglesia San Roque, y que se acercó a la Comisaría del Menor para avisar.

Paralelamente, mientras el patrullero iba en camino, operadores de las cámaras de seguridad pública detectaron a los sospechosos caminando por Daract al sur, hacia avenida España, donde abordaron un taxi que enfiló nuevamente hacia el norte y que fue interceptado por la Policía frente a la iglesia.

El mayor de los demorados, de apellido Valenzuela, llevaba en la mano una bolsa de nylon con packs de cigarrillos de distintas marcas y una mochila con dinero en efectivo, arroz, leche chocolatada, puré de tomate, alfajores y otros comestibles.

Uno de los menores (el informe policial no precisó cuál) tenía otro pack de cigarrillos escondido entre la ropa.

Efectivos de la Comisaría del Menor se hicieron cargo de la adolescente y el niño, mientras que Valenzuela fue trasladado a una celda de la seccional 6ª.

Otro robo, otro menor

En otro procedimiento, también del Comando Radioeléctrico, efectivos demoraron a un chico de 15 años que robó la batería de un auto estacionado en el centro puntano.

El hecho fue descubierto por dos agentes que patrullaban el centro a bordo del móvil 1-819, y que vieron al sospechoso caminar con una batería en la mano en inmediaciones de calle Constitución y pasaje 20 de Junio.

Lo curioso fue que cuando le preguntaron qué hacía, el adolescente no dudó en decir que acababa de robar la batería marca Bolgen de un Volkswagen Gol estacionado en calle Lavalle antes de Caseros, y luego desafió a los policías diciéndoles que era menor.

Antes de trasladarlo a la comisaría, los agentes le secuestraron un cuchillo tipo tramontina que escondía entre la ropa.

Logín