eldiariodelarepublica.com
Procesaron y mandaron a la cárcel al joven ebrio que atropelló y mató a una mujer

Escuchá acá la 90.9
X

Procesaron y mandaron a la cárcel al joven ebrio que atropelló y mató a una mujer

Federico Díaz, tras impactar de atrás la moto en la que iba Vanesa Guiñazú, se fugó del lugar, pero fue detenido a las pocas cuadras. Según las pericias, iba a 70 kilómetros por hora. El juez penal Nº 2, Leandro Estrada, ordenó su traslado a la Penitenciaría. 

El juez penal Nº 2 de Villa Mercedes, Leandro Estrada, dictó el procesamiento y la prisión preventiva de Federico Díaz, el joven de 25 años que, ebrio, atropelló y mató a una mujer para luego huir, aunque poco después fue detenido por la policía.

El juez le imputó el delito de "homicidio culposo, triplemente calificado por darse a la fuga, conducir con un nivel superior de alcoholemia al permitido y conducir en exceso de velocidad", tras impactar con la motocicleta en la que se trasladaba Vanesa Guiñazú, de 45 años. El accidente fatal ocurrió el sábado 15 de junio, cerca de las 7, en la avenida Los Álamos, entre Calle Angosta e Hilario Cuadros.

Díaz fue trasladado esta mañana a la penitenciaría provincial, ubicada en la zona suroeste de la ciudad capital.

“Son tres circunstancias que, a través de una reforma muy reciente del Código Penal, se han establecido como agravantes en los accidentes de tránsito. Nosotros entendemos que las tres circunstancias agravantes estaban acreditadas”, dijo Estrada este miércoles en una conferencia de prensa.

Según los datos obtenidos de las pericias realizadas por la Policía, Díaz – que manejaba una camioneta Volkswagen Caddy –  conducía a 70 kilómetros por hora cuando chocó de atrás a la motocicleta en la que circulaba la víctima. La mujer iba camino a su trabajo.

El magistrado explicó que el límite de velocidad establecido para el cruce de un paso a nivel es de 20 kilómetros por hora.

Ante los periodistas, el juez subrayó que tres agravantes quedaron acreditados y las pruebas quedaron incorporadas al expediente: la realización del test de alcoholemia positivo al imputado, las pericias que determinaron la velocidad excesiva a la que manejaba y el hecho de darse a la fuga.

Cabe señalar que Federico Díaz fue apresado minutos después del accidente fatal a pocas cuadras del lugar del impacto. Fue detenido por la policía tras abandonar su camioneta la que se detuvo por una falla mecánica.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Procesaron y mandaron a la cárcel al joven ebrio que atropelló y mató a una mujer

Federico Díaz, tras impactar de atrás la moto en la que iba Vanesa Guiñazú, se fugó del lugar, pero fue detenido a las pocas cuadras. Según las pericias, iba a 70 kilómetros por hora. El juez penal Nº 2, Leandro Estrada, ordenó su traslado a la Penitenciaría. 

El juez penal Nº 2 de Villa Mercedes, Leandro Estrada, dictó el procesamiento y la prisión preventiva de Federico Díaz, el joven de 25 años que, ebrio, atropelló y mató a una mujer para luego huir, aunque poco después fue detenido por la policía.

El juez le imputó el delito de "homicidio culposo, triplemente calificado por darse a la fuga, conducir con un nivel superior de alcoholemia al permitido y conducir en exceso de velocidad", tras impactar con la motocicleta en la que se trasladaba Vanesa Guiñazú, de 45 años. El accidente fatal ocurrió el sábado 15 de junio, cerca de las 7, en la avenida Los Álamos, entre Calle Angosta e Hilario Cuadros.

Díaz fue trasladado esta mañana a la penitenciaría provincial, ubicada en la zona suroeste de la ciudad capital.

“Son tres circunstancias que, a través de una reforma muy reciente del Código Penal, se han establecido como agravantes en los accidentes de tránsito. Nosotros entendemos que las tres circunstancias agravantes estaban acreditadas”, dijo Estrada este miércoles en una conferencia de prensa.

Según los datos obtenidos de las pericias realizadas por la Policía, Díaz – que manejaba una camioneta Volkswagen Caddy –  conducía a 70 kilómetros por hora cuando chocó de atrás a la motocicleta en la que circulaba la víctima. La mujer iba camino a su trabajo.

El magistrado explicó que el límite de velocidad establecido para el cruce de un paso a nivel es de 20 kilómetros por hora.

Ante los periodistas, el juez subrayó que tres agravantes quedaron acreditados y las pruebas quedaron incorporadas al expediente: la realización del test de alcoholemia positivo al imputado, las pericias que determinaron la velocidad excesiva a la que manejaba y el hecho de darse a la fuga.

Cabe señalar que Federico Díaz fue apresado minutos después del accidente fatal a pocas cuadras del lugar del impacto. Fue detenido por la policía tras abandonar su camioneta la que se detuvo por una falla mecánica.

 

Logín