Escuchá acá la 90.9
X

General Motors extendió una semana las suspensiones en su planta por la crisis económica

Más de 2.500 operarios se ven afectados por el parate de la fábrica santafesina.

La automotriz General Motors (GM) extendió una semana la parálisis de la planta de producción que opera en la localidad santafesina de General Alvear, por lo que unos 2.500 operarios continuarán suspendidos.

Si bien inicialmente estaba previsto que estuviese cerrada sólo entre el 15 de junio y el 15 de julio, ahora la compañía de capitales estadounidenses decidió extenderla hasta el 23 de julio próximo.

 Al notificar la novedad a los empleados, autoridades de la automotriz indicaron que necesitan adelantar vacaciones a la espera de la venta al menos de una parte mínima del stock que acumula en playas y galpones.

Según el informe de patentamientos de junio emitido por la Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA), General Motors acumuló en junio una caída de ventas del 59,6% en el primer semestre y del 55,7% en los últimos 12 meses.

La planta tiene unos 1.500 trabajadores directos y hay otros 1.000 que trabajan para la compañía de forma indirecta, por la tercerización de algunos servicios, por lo que hay 2.500 operarios que deben esperar en sus casas una semana más.

La decisión de continuar con el parate por una semana más fue tomada a pesar del plan de subsidios para la venta de autos nuevos que pusieron en marcha el Gobierno y la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), que durante junio y este mes inyectará un total de 1.000 millones de pesos del Estado al sector.

Al igual que el resto de las automotrices, golpeadas por una caída real de ventas del 50% anual, GM puso en marcha en noviembre del año pasado un plan de suspensiones rotativas que duró hasta abril de este año.

En mayo la firma volvió a operar casi con normalidad, pero ante la acumulación de stocks por la falta de ventas y a pesar de estar produciendo en un solo turno, en junio decidió parar completamente durante un mes, que ahora se extiende a casi 40 días.

El secretario general del sindicato de mecánicos Smata de Rosario, Marcelo Barros, dijo que la medida se aplicó porque "sigue la caída en la venta de autos cero kilómetro". E indicó: "Seguimos en desacuerdo con la decisión, pero no nos queda otra que acceder para evitar despidos".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

General Motors extendió una semana las suspensiones en su planta por la crisis económica

Más de 2.500 operarios se ven afectados por el parate de la fábrica santafesina.

Foto: Internet.

La automotriz General Motors (GM) extendió una semana la parálisis de la planta de producción que opera en la localidad santafesina de General Alvear, por lo que unos 2.500 operarios continuarán suspendidos.

Si bien inicialmente estaba previsto que estuviese cerrada sólo entre el 15 de junio y el 15 de julio, ahora la compañía de capitales estadounidenses decidió extenderla hasta el 23 de julio próximo.

 Al notificar la novedad a los empleados, autoridades de la automotriz indicaron que necesitan adelantar vacaciones a la espera de la venta al menos de una parte mínima del stock que acumula en playas y galpones.

Según el informe de patentamientos de junio emitido por la Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA), General Motors acumuló en junio una caída de ventas del 59,6% en el primer semestre y del 55,7% en los últimos 12 meses.

La planta tiene unos 1.500 trabajadores directos y hay otros 1.000 que trabajan para la compañía de forma indirecta, por la tercerización de algunos servicios, por lo que hay 2.500 operarios que deben esperar en sus casas una semana más.

La decisión de continuar con el parate por una semana más fue tomada a pesar del plan de subsidios para la venta de autos nuevos que pusieron en marcha el Gobierno y la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), que durante junio y este mes inyectará un total de 1.000 millones de pesos del Estado al sector.

Al igual que el resto de las automotrices, golpeadas por una caída real de ventas del 50% anual, GM puso en marcha en noviembre del año pasado un plan de suspensiones rotativas que duró hasta abril de este año.

En mayo la firma volvió a operar casi con normalidad, pero ante la acumulación de stocks por la falta de ventas y a pesar de estar produciendo en un solo turno, en junio decidió parar completamente durante un mes, que ahora se extiende a casi 40 días.

El secretario general del sindicato de mecánicos Smata de Rosario, Marcelo Barros, dijo que la medida se aplicó porque "sigue la caída en la venta de autos cero kilómetro". E indicó: "Seguimos en desacuerdo con la decisión, pero no nos queda otra que acceder para evitar despidos".

Logín