Escuchá acá la 90.9
X

Inti Anti subió el Cerro de la Cruz con más de sesenta niños

Natalia Torres Villar

La actividad se realizó este sábado a la siesta. Los chicos ascendieron el cerro acompañados de sus padres.

Este sábado, la nueva senda de ingreso para subir al Cerro de la Cruz se vio colmada de autos y uno que otro taxi que dejaba a sus ocupantes, entre ellos muchos niños acompañados por sus padres que buscaban subir por primera vez esta mítica sierra puntana. La actividad estuvo organizada por el Club de Montaña Inti Anti, que creó la primera Escuela Infantil de Senderismo.    

El punto de encuentro fue la avenida Aguada del Pueyrredón y la calle 1º de Mayo, en este lugar los integrantes de la asociación anotaron a los pequeños participantes y les entregaron una fruta. Una vez reunidos todos, eran en  total 63 chicos. El grupo en general estuvo conformado por más de cien personas.

La actividad comenzó a las 14:20, después que los pequeños fueron instruidos con recomendaciones para que tuvieran una subida y bajada segura, principalmente que no corrieran, que caminaran tranquilos y que hicieran caso a sus padres y a los guías.

Poco a poco el grupo comenzó a subir, grandes y chicos se sentían contentos, el clima ayudó mucho ya que el sol de la siesta permitió que todos pudieran escalar más cómodamente, sin mucho abrigo.  Las botellas de agua eran fundamentales y durante todo el tramo hasta la cima se escuchó a los guías recordarles a los pequeños que tomaran líquido para hidratarse. Además de darles consejos de cómo se debía subir, si estaban cansados se podían detener para tomar fuerzas. Siempre se resaltó que era fundamental la seguridad de los pequeños.

Aunque la invitación era para chicos de 6 hasta 11 años, algunos padres se atrevieron a subir con sus hijos de tres años, los cuales terminaron en los hombros de los adultos para finalizar el recorrido.  Los más grandes no pararon de hablar, se mostraron asombrados cuando dos cóndores sobrevolaron el cielo y quedaron fascinados con la vista de la ciudad de San Luis a sus pies.

Todo el trayecto se realizó en dos horas, a las 16:25 el grupo hizo cima y lo festejó con aplausos. Los integrantes de Inti Anti felicitaron a los pequeños por lograr subir una sierra que tiene una altura de 1.215 metros sobre el nivel del mar. 

En la cumbre, grandes y chicos, descansaron un rato, se hidrataron y comieron frutas. 

Gabriel Guillar, integrante de Inti Anti, comentó: "Estamos muy contentos por el resultado de esta convocatoria y por la respuesta positiva de los chicos, que además se sumaron a la propuesta que les hicimos de limpiar la sierra a medida que subíamos, porque es bueno venir hasta acá, pero tenemos que ser responsables de dejar limpio el cerro".    

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Inti Anti subió el Cerro de la Cruz con más de sesenta niños

La actividad se realizó este sábado a la siesta. Los chicos ascendieron el cerro acompañados de sus padres.

Con paciencia. Uno tras uno y con precaución, grandes y chicos subieron la sierra en busca de la cumbre del cerro de la cruz. Foto: NTV.

Este sábado, la nueva senda de ingreso para subir al Cerro de la Cruz se vio colmada de autos y uno que otro taxi que dejaba a sus ocupantes, entre ellos muchos niños acompañados por sus padres que buscaban subir por primera vez esta mítica sierra puntana. La actividad estuvo organizada por el Club de Montaña Inti Anti, que creó la primera Escuela Infantil de Senderismo.    

El punto de encuentro fue la avenida Aguada del Pueyrredón y la calle 1º de Mayo, en este lugar los integrantes de la asociación anotaron a los pequeños participantes y les entregaron una fruta. Una vez reunidos todos, eran en  total 63 chicos. El grupo en general estuvo conformado por más de cien personas.

La actividad comenzó a las 14:20, después que los pequeños fueron instruidos con recomendaciones para que tuvieran una subida y bajada segura, principalmente que no corrieran, que caminaran tranquilos y que hicieran caso a sus padres y a los guías.

Poco a poco el grupo comenzó a subir, grandes y chicos se sentían contentos, el clima ayudó mucho ya que el sol de la siesta permitió que todos pudieran escalar más cómodamente, sin mucho abrigo.  Las botellas de agua eran fundamentales y durante todo el tramo hasta la cima se escuchó a los guías recordarles a los pequeños que tomaran líquido para hidratarse. Además de darles consejos de cómo se debía subir, si estaban cansados se podían detener para tomar fuerzas. Siempre se resaltó que era fundamental la seguridad de los pequeños.

Aunque la invitación era para chicos de 6 hasta 11 años, algunos padres se atrevieron a subir con sus hijos de tres años, los cuales terminaron en los hombros de los adultos para finalizar el recorrido.  Los más grandes no pararon de hablar, se mostraron asombrados cuando dos cóndores sobrevolaron el cielo y quedaron fascinados con la vista de la ciudad de San Luis a sus pies.

Todo el trayecto se realizó en dos horas, a las 16:25 el grupo hizo cima y lo festejó con aplausos. Los integrantes de Inti Anti felicitaron a los pequeños por lograr subir una sierra que tiene una altura de 1.215 metros sobre el nivel del mar. 

En la cumbre, grandes y chicos, descansaron un rato, se hidrataron y comieron frutas. 

Gabriel Guillar, integrante de Inti Anti, comentó: "Estamos muy contentos por el resultado de esta convocatoria y por la respuesta positiva de los chicos, que además se sumaron a la propuesta que les hicimos de limpiar la sierra a medida que subíamos, porque es bueno venir hasta acá, pero tenemos que ser responsables de dejar limpio el cerro".    

Logín