eldiariodelarepublica.com
Alimentos: las distribuidoras esperan los "nuevos" precios

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Alimentos: las distribuidoras esperan los "nuevos" precios

Los comercios relevados por El Diario informaron que todavía no hubo aumentos, pero se habla de al menos un 14%.

La disparada de la cotización del dólar también llevó incertidumbre a las góndolas de los distribuidores de alimentos de la ciudad de San Luis. Si bien los consumidores recorrían y compraban con tranquilidad en las grandes superficies, sus dueños y gerentes informaron a El Diario de la República que estaban esperando una actualización de al menos el 14 por ciento en las listas de precios.

Raúl Cardoso, subgerente del mayorista Maxiconsumo, comentó que “hasta el momento estamos tranquilos y muy expectantes de lo que pueda llegar a suceder en estos días. No sé si la semana que viene habrá cambios de precios, creo que todo dependerá de cómo se mueva políticamente por estos días la economía”. Cardoso explicó que los directivos de la empresa, desde Buenos Aires, comentaron que estaría por aplicarse un aumento del 14 por ciento. "Pero hasta ahora no lo tenemos aprobado. Y en caso de producirse será recién la semana que viene”. 

También dijo que “el lunes vino mucha gente y el movimiento de ventas fue muy importante. La mayoría nos decía que tenía miedo de lo que pudiera pasar con los precios y la verdad es que no pensábamos en nada de eso. Esta semana me parece que continuará la especulación y se prepararán las medidas que vayan a venir”.

El subgerente contó además que “la gran mayoría de los que vinieron ayer (por el lunes) eran consumidores que habitualmente hacen sus compras mensuales acá. Con los comerciantes nos manejamos por teléfono y cuando nos llamaban les decía lo mismo que estoy diciendo ahora: no hay cambios por ahora y no sabemos cuándo se harán”.

Marcos Fernández, dueño de la distribuidora Don Bosco, informó que “todavía están frenados los aumentos porque no se sabe de cuánto serán los porcentajes, porque están esperando qué va a pasar con el dólar. La realidad es que hoy algunas empresas entregan productos y otras no. Pero no tenemos certeza de cuánto aumentarán los productos”.

Fernández contó que abrió la distribuidora hace veinte años “y cada vez que el dólar se mueve tenemos esta incertidumbre por unos días y después todo se acomoda. Generalmente se toman una semana para ver dónde termina la cotización”. También recordó que el año pasado “cuando saltó de 20 a 35 pesos fue una situación parecida. Si se estabiliza en cincuenta pesos es una cosa, ahora si pasa los sesenta es para preocuparse”.

Respecto del comportamiento de sus proveedores dijo que “están todos con la misma incertidumbre: nos han vendido, pero con cuidado de reponer solo lo que uno ya vendió y por supuesto sin hacer compras especulativas. Entre lunes y martes nosotros trabajamos normalmente”.

Fernández señaló que distribuye unos 3.000 artículos y que “solo el quince por ciento tuvo un pequeño aumento en estos días. Sabemos qué cambios se van a producir, no hay dudas de eso, el tema es que no sabemos si va a ser del 5, del 10 o del 15 por ciento”. Y reiteró que “todo depende de que se estabilice el dólar”.

Sobre si es el gobierno nacional o el mercado quien debe definir ese valor el comerciante señaló: “Me parece que con este movimiento hay una jugada de ver quién gana más dinero y por eso hay tanta necesidad de jugar con el precio del dólar. Además quién sabe hoy si el precio al que lo compran es barato o caro. Me parece que hay una incertidumbre tan grande que se están tomando decisiones, en algunos casos, desesperadas. Lo mejor es que el Gobierno dé una señal para darle tranquilidad a todos”.

El dueño de una distribuidora de lácteos y fiambres, Fernando Kuchen, opinó que “hasta ahora nadie me pasó una lista de precios nueva. Solamente algunos proveedores han suspendido las bonificaciones y ofertas especiales por compras de gran volumen que yo también se las he tenido que suspender a mis clientes”. Pero aclaró que “hay mucha incertidumbre de cómo vamos a seguir a partir de ahora”.

También indicó que “algunos proveedores de aceite y de arroz ya me avisaron que por ahora no hay precios y no saben cuánto van a aumentar”. Kuchen señaló: “Me informaron que hubo aumentos en productos de Arcor y otra alimenticia grande que yo no manejo, por eso no tengo ningún cambio”. Y sobre los lácteos y fiambres, dijo: “Esta semana hice un pedido y pagué lo mismo que la semana pasada. Lo que seguro tendrá una fuerte incidencia en el precio final será en la leche larga vida porque el envase contiene muchos productos importados que se cotizan en dólares”.

Pero aclaró que “en nuestro rubro más que el precio del dólar lo que hace subir los precios son el valor del combustible, la energía eléctrica y la logística. Cuando se actualicen esos costos fijos, ahí sí que vamos a tener que ajustar fuertemente los precios de los comestibles”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Alimentos: las distribuidoras esperan los "nuevos" precios

Los comercios relevados por El Diario informaron que todavía no hubo aumentos, pero se habla de al menos un 14%.

Sin restricciones. El mayorista ubicado sobre la ruta siete exhibe todos sus productos a sus clientes y por ahora no hay aumentos. Foto: Marianela Sánchez.

La disparada de la cotización del dólar también llevó incertidumbre a las góndolas de los distribuidores de alimentos de la ciudad de San Luis. Si bien los consumidores recorrían y compraban con tranquilidad en las grandes superficies, sus dueños y gerentes informaron a El Diario de la República que estaban esperando una actualización de al menos el 14 por ciento en las listas de precios.

Raúl Cardoso, subgerente del mayorista Maxiconsumo, comentó que “hasta el momento estamos tranquilos y muy expectantes de lo que pueda llegar a suceder en estos días. No sé si la semana que viene habrá cambios de precios, creo que todo dependerá de cómo se mueva políticamente por estos días la economía”. Cardoso explicó que los directivos de la empresa, desde Buenos Aires, comentaron que estaría por aplicarse un aumento del 14 por ciento. "Pero hasta ahora no lo tenemos aprobado. Y en caso de producirse será recién la semana que viene”. 

También dijo que “el lunes vino mucha gente y el movimiento de ventas fue muy importante. La mayoría nos decía que tenía miedo de lo que pudiera pasar con los precios y la verdad es que no pensábamos en nada de eso. Esta semana me parece que continuará la especulación y se prepararán las medidas que vayan a venir”.

El subgerente contó además que “la gran mayoría de los que vinieron ayer (por el lunes) eran consumidores que habitualmente hacen sus compras mensuales acá. Con los comerciantes nos manejamos por teléfono y cuando nos llamaban les decía lo mismo que estoy diciendo ahora: no hay cambios por ahora y no sabemos cuándo se harán”.

Marcos Fernández, dueño de la distribuidora Don Bosco, informó que “todavía están frenados los aumentos porque no se sabe de cuánto serán los porcentajes, porque están esperando qué va a pasar con el dólar. La realidad es que hoy algunas empresas entregan productos y otras no. Pero no tenemos certeza de cuánto aumentarán los productos”.

Fernández contó que abrió la distribuidora hace veinte años “y cada vez que el dólar se mueve tenemos esta incertidumbre por unos días y después todo se acomoda. Generalmente se toman una semana para ver dónde termina la cotización”. También recordó que el año pasado “cuando saltó de 20 a 35 pesos fue una situación parecida. Si se estabiliza en cincuenta pesos es una cosa, ahora si pasa los sesenta es para preocuparse”.

Respecto del comportamiento de sus proveedores dijo que “están todos con la misma incertidumbre: nos han vendido, pero con cuidado de reponer solo lo que uno ya vendió y por supuesto sin hacer compras especulativas. Entre lunes y martes nosotros trabajamos normalmente”.

Fernández señaló que distribuye unos 3.000 artículos y que “solo el quince por ciento tuvo un pequeño aumento en estos días. Sabemos qué cambios se van a producir, no hay dudas de eso, el tema es que no sabemos si va a ser del 5, del 10 o del 15 por ciento”. Y reiteró que “todo depende de que se estabilice el dólar”.

Sobre si es el gobierno nacional o el mercado quien debe definir ese valor el comerciante señaló: “Me parece que con este movimiento hay una jugada de ver quién gana más dinero y por eso hay tanta necesidad de jugar con el precio del dólar. Además quién sabe hoy si el precio al que lo compran es barato o caro. Me parece que hay una incertidumbre tan grande que se están tomando decisiones, en algunos casos, desesperadas. Lo mejor es que el Gobierno dé una señal para darle tranquilidad a todos”.

El dueño de una distribuidora de lácteos y fiambres, Fernando Kuchen, opinó que “hasta ahora nadie me pasó una lista de precios nueva. Solamente algunos proveedores han suspendido las bonificaciones y ofertas especiales por compras de gran volumen que yo también se las he tenido que suspender a mis clientes”. Pero aclaró que “hay mucha incertidumbre de cómo vamos a seguir a partir de ahora”.

También indicó que “algunos proveedores de aceite y de arroz ya me avisaron que por ahora no hay precios y no saben cuánto van a aumentar”. Kuchen señaló: “Me informaron que hubo aumentos en productos de Arcor y otra alimenticia grande que yo no manejo, por eso no tengo ningún cambio”. Y sobre los lácteos y fiambres, dijo: “Esta semana hice un pedido y pagué lo mismo que la semana pasada. Lo que seguro tendrá una fuerte incidencia en el precio final será en la leche larga vida porque el envase contiene muchos productos importados que se cotizan en dólares”.

Pero aclaró que “en nuestro rubro más que el precio del dólar lo que hace subir los precios son el valor del combustible, la energía eléctrica y la logística. Cuando se actualicen esos costos fijos, ahí sí que vamos a tener que ajustar fuertemente los precios de los comestibles”.

Logín