Escuchá acá la 90.9
X

Ferrari: "Con el correr de los años demolieron el Juzgado de Faltas"

El juez municipal afirmó que iniciaron la demanda al Municipio en abril de 2018. El Superior Tribunal de Justicia intimó a la Municipalidad para que cumplan con los reclamos. 

Una de las tantas disputas entre la Intendencia de Enrique Ponce y el juez del Juzgado de Faltas Municipal, Alejandro Ferrari, tuvo un fallo del Superior Tribunal de Justicia en contra de la Comuna. El máximo organismo judicial de la provincia dictaminó que el Municipio deberá presentar un plan de acción en el término de 40 días, a partir del 10 de agosto, aproximadamente, para que dé una solución a todas las denuncias. Entre ellas la falta de personal para notificar multas, para limpieza y para trabajar en las oficinas, y además la ausencia del sistema informático que, según denunció Ferrari, debería haber empezado a funcionar hace dos años. El juez aseguró que la Comuna desconoce a la institución y que la fue demoliendo con el correr de los años. 

 

Ferrari presentó este año presupuesto de Correo Argentino para hacer las notificaciones de las actas de infracción. Nunca tuvo respuesta. Afirmó que pierden casi 70 millones de pesos por no notificarlas.

 

A fines del año pasado, el Concejo Deliberante había aprobado por unanimidad una ordenanza que autorizaba la creación de un segundo Juzgado de Faltas en la ciudad de San Luis. Era la Regulación de la Justicia de Faltas Municipal, para darle una solución al correcto funcionamiento del organismo, previendo un segundo espacio, permitiendo un trabajo repartido, y una independencia presupuestaria y administrativa del Juzgado. Pero luego de aprobada la ordenanza, el intendente la vetó. 

Ferrari explicó que el fallo "hace un razonamiento con respecto al derecho municipal, a la división de poderes, que en las condiciones que el Juzgado denuncia y el Municipio rebate no puede funcionar la Justicia, que es un condicionamiento y hay puntos muy importantes a tener en cuenta: primero con un avasallamiento institucional, de no respetar la división de poderes, y segundo con una cuestión concreta de asfixia económica algo que venimos denunciando hace muchos años".

La Justicia contempla, donde dicen las pruebas ofrecidas, que el Poder Ejecutivo Municipal (PEM) no le contestó al Juzgado de Faltas más de 25 notas que pedían varias cosas entre ellas más personal, notificadores, la instalación del sistema informático que el Municipio ya estaba pagando y lo dejó de hacer, según manifestó Ferrari.

"No es que el Juzgado no tenga presupuesto, es que directamente soslayando y violando su autonomía, todo lo que se le pide el PEM no lo cumple", expresó.

"Estas condiciones de trabajo también generan que entre 30 y 40 millones de pesos anuales por multas no puedan ingresar, porque el PEM hace 40 o 45 mil actas de infracción, por ejemplo, de tránsito al año y saben que hace más de tres años que esas actas no las notificamos. Lo saben porque tengo por lo menos cinco notas donde les marco qué cantidad de actas tenía en el 2017, 2018 y 2019, y nunca tuve respuesta, ni recibí los notificadores suficientes", detalló.

El juez subrayó que esta es "responsabilidad directa de los funcionarios municipales. No solo incumplieron sus deberes de funcionarios públicos, sino también han hecho mal su tarea. Tengo el presupuesto aprobado como todos los años, por el Concejo Deliberante, hoy dispongo de unas diez vacantes para nombrar personal, directamente no dan curso a ninguna nota que envío. Es como si el Juzgado no existiera y esa es la razón del juicio. Es un fastidio para todos los que trabajamos y concurren al lugar, pasan un montón de horas esperando. Mis empleados tienen excelente voluntad, pero no tenemos las herramientas para trabajar bien. Mucha gente fue renunciando y con el correr de los años fueron demoliendo la institución hasta desconocerla", concluyó refiriéndose a la Intendencia.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Ferrari: "Con el correr de los años demolieron el Juzgado de Faltas"

El juez municipal afirmó que iniciaron la demanda al Municipio en abril de 2018. El Superior Tribunal de Justicia intimó a la Municipalidad para que cumplan con los reclamos. 

Ninguneados. Ferrari lleva varios años denunciando la falta de recursos en el juzgado. 

Una de las tantas disputas entre la Intendencia de Enrique Ponce y el juez del Juzgado de Faltas Municipal, Alejandro Ferrari, tuvo un fallo del Superior Tribunal de Justicia en contra de la Comuna. El máximo organismo judicial de la provincia dictaminó que el Municipio deberá presentar un plan de acción en el término de 40 días, a partir del 10 de agosto, aproximadamente, para que dé una solución a todas las denuncias. Entre ellas la falta de personal para notificar multas, para limpieza y para trabajar en las oficinas, y además la ausencia del sistema informático que, según denunció Ferrari, debería haber empezado a funcionar hace dos años. El juez aseguró que la Comuna desconoce a la institución y que la fue demoliendo con el correr de los años. 

 

Ferrari presentó este año presupuesto de Correo Argentino para hacer las notificaciones de las actas de infracción. Nunca tuvo respuesta. Afirmó que pierden casi 70 millones de pesos por no notificarlas.

 

A fines del año pasado, el Concejo Deliberante había aprobado por unanimidad una ordenanza que autorizaba la creación de un segundo Juzgado de Faltas en la ciudad de San Luis. Era la Regulación de la Justicia de Faltas Municipal, para darle una solución al correcto funcionamiento del organismo, previendo un segundo espacio, permitiendo un trabajo repartido, y una independencia presupuestaria y administrativa del Juzgado. Pero luego de aprobada la ordenanza, el intendente la vetó. 

Ferrari explicó que el fallo "hace un razonamiento con respecto al derecho municipal, a la división de poderes, que en las condiciones que el Juzgado denuncia y el Municipio rebate no puede funcionar la Justicia, que es un condicionamiento y hay puntos muy importantes a tener en cuenta: primero con un avasallamiento institucional, de no respetar la división de poderes, y segundo con una cuestión concreta de asfixia económica algo que venimos denunciando hace muchos años".

La Justicia contempla, donde dicen las pruebas ofrecidas, que el Poder Ejecutivo Municipal (PEM) no le contestó al Juzgado de Faltas más de 25 notas que pedían varias cosas entre ellas más personal, notificadores, la instalación del sistema informático que el Municipio ya estaba pagando y lo dejó de hacer, según manifestó Ferrari.

"No es que el Juzgado no tenga presupuesto, es que directamente soslayando y violando su autonomía, todo lo que se le pide el PEM no lo cumple", expresó.

"Estas condiciones de trabajo también generan que entre 30 y 40 millones de pesos anuales por multas no puedan ingresar, porque el PEM hace 40 o 45 mil actas de infracción, por ejemplo, de tránsito al año y saben que hace más de tres años que esas actas no las notificamos. Lo saben porque tengo por lo menos cinco notas donde les marco qué cantidad de actas tenía en el 2017, 2018 y 2019, y nunca tuve respuesta, ni recibí los notificadores suficientes", detalló.

El juez subrayó que esta es "responsabilidad directa de los funcionarios municipales. No solo incumplieron sus deberes de funcionarios públicos, sino también han hecho mal su tarea. Tengo el presupuesto aprobado como todos los años, por el Concejo Deliberante, hoy dispongo de unas diez vacantes para nombrar personal, directamente no dan curso a ninguna nota que envío. Es como si el Juzgado no existiera y esa es la razón del juicio. Es un fastidio para todos los que trabajamos y concurren al lugar, pasan un montón de horas esperando. Mis empleados tienen excelente voluntad, pero no tenemos las herramientas para trabajar bien. Mucha gente fue renunciando y con el correr de los años fueron demoliendo la institución hasta desconocerla", concluyó refiriéndose a la Intendencia.

 

Logín