Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Zanjitas: con la dueña de Polo en el banquillo, arrancó el segundo juicio

foto
video

Este miércoles continuarán con declaraciones y alegatos.

“No tuve nada que ver con ese viaje. Hace siete años y medio que estoy con este dolor. No puedo pensar que crean que yo soy responsable de esas muertes”, alcanzó a decir Mabel Tyempertyopolos, dueña de la empresa de transporte Polo, antes de romper en llanto ante el tribunal de la Cámara del Crimen 2, que la juzga por su presunta responsabilidad en la llamada tragedia de Zanjitas, un accidente que se cobró la vida de seis alumnas de quinto grado y dos profesoras del colegio Santa María de San Luis en noviembre de 2011.

El comienzo del segundo juicio por la causa (el primero fue en 2015, contra el chofer Julio César Jofré, que conducía el colectivo embestido por un tren de la empresa “América Latina Logística”) era sumamente esperado por los familiares de la víctimas, que este martes coparon la sala de audiencias como lo hicieron el pasado 1º de julio, fecha en la que debía comenzar el debate y que fue suspendido por el intento de suicidio de Tyempertyopolos.

Hoy, luego de oír la acusación en su contra, la empresaria accedió al ofrecimiento de los jueces para declarar y, con la voz quebrada desde el primer momento, aseguró que no es culpable de las muertes, aunque admitió sí ser responsable civil por la tragedia.

“Estoy muy mal desde entonces. Daría mi vida por la de una de las nenas que murió”, dijo y aseguró sentir el dolor que los padres de las víctimas y les pidió disculpas. Su nivel de emotividad subió hasta que rompió en llanto y ya no pudo continuar. Fue allí que el abogado defensor, el penalista cordobés Marcos Juárez, decidió interrumpir su testimonio,al menos en esta primera audiencia.

Luego, el tribunal le tomó declaración a cinco testigos: Felipe Grillo, jefe de Tránsito y dueño del colectivo, quien asumió toda la responsabilidad por el viaje que se hizo en forma irregular, ya que, según admitió, él lo autorizó sin haber recibido la nómina de pasajeros. También declaró la entonces directora del colegio Santa María, Mónica Luna. Dijo que de la empresa no le pidieron la lista de pasajeros, aunque luego afirmó que no lo recordaba. Según Grillo, ella se había comprometido la noche anterior a mandársela por mail y nunca lo hizo. “Yo creía que la lista había sido mandada”, dijo la ex directora, y le adjudicó la responsabilidad de esa tarea a la secretaria de la escuela.

A ellos le siguieron un colaborador; la representante legal de la institución educativa y un testigo ofrecido por Jorge Sosa, el abogado querellante.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Zanjitas: con la dueña de Polo en el banquillo, arrancó el segundo juicio

Este miércoles continuarán con declaraciones y alegatos.

Foto: Martín Gómez.

“No tuve nada que ver con ese viaje. Hace siete años y medio que estoy con este dolor. No puedo pensar que crean que yo soy responsable de esas muertes”, alcanzó a decir Mabel Tyempertyopolos, dueña de la empresa de transporte Polo, antes de romper en llanto ante el tribunal de la Cámara del Crimen 2, que la juzga por su presunta responsabilidad en la llamada tragedia de Zanjitas, un accidente que se cobró la vida de seis alumnas de quinto grado y dos profesoras del colegio Santa María de San Luis en noviembre de 2011.

El comienzo del segundo juicio por la causa (el primero fue en 2015, contra el chofer Julio César Jofré, que conducía el colectivo embestido por un tren de la empresa “América Latina Logística”) era sumamente esperado por los familiares de la víctimas, que este martes coparon la sala de audiencias como lo hicieron el pasado 1º de julio, fecha en la que debía comenzar el debate y que fue suspendido por el intento de suicidio de Tyempertyopolos.

Hoy, luego de oír la acusación en su contra, la empresaria accedió al ofrecimiento de los jueces para declarar y, con la voz quebrada desde el primer momento, aseguró que no es culpable de las muertes, aunque admitió sí ser responsable civil por la tragedia.

“Estoy muy mal desde entonces. Daría mi vida por la de una de las nenas que murió”, dijo y aseguró sentir el dolor que los padres de las víctimas y les pidió disculpas. Su nivel de emotividad subió hasta que rompió en llanto y ya no pudo continuar. Fue allí que el abogado defensor, el penalista cordobés Marcos Juárez, decidió interrumpir su testimonio,al menos en esta primera audiencia.

Luego, el tribunal le tomó declaración a cinco testigos: Felipe Grillo, jefe de Tránsito y dueño del colectivo, quien asumió toda la responsabilidad por el viaje que se hizo en forma irregular, ya que, según admitió, él lo autorizó sin haber recibido la nómina de pasajeros. También declaró la entonces directora del colegio Santa María, Mónica Luna. Dijo que de la empresa no le pidieron la lista de pasajeros, aunque luego afirmó que no lo recordaba. Según Grillo, ella se había comprometido la noche anterior a mandársela por mail y nunca lo hizo. “Yo creía que la lista había sido mandada”, dijo la ex directora, y le adjudicó la responsabilidad de esa tarea a la secretaria de la escuela.

A ellos le siguieron un colaborador; la representante legal de la institución educativa y un testigo ofrecido por Jorge Sosa, el abogado querellante.

 

Logín