Escuchá acá la 90.9
X

Obras Sanitarias criticó al municipio por la muerte de un obrero

En un duro comunicado, desde el sindicato refirieron que lo que sufrió Julián Jesús Escudero no fue un accidente sino obra de años de abandono en el mantenimiento de las instalaciones de Puente Blanco.

“Si todo hubiera funcionado con normalidad, el compañero Escudero no hubiera tenido necesidad de ingresar al pozo donde perdió la vida”, sentenció Edgar Magallanes, secretario general del gremio de Obra Sanitarias San Luis, en un duro comunicado dirigido al municipio puntano, a quien acusa por años de abandono en las instalaciones que SerBa tiene en su predio de Puente Blanco y donde este jueves murió un obrero de 63 años.

Unas botas de goma eran el único elemento de seguridad con el que estaba provisto Julián Jesús Escudero mientras hacía su labor ayer. El trabajador municipal tenía 63 años y era vecino del barrio Virgen de Luján, contiguo al Tibiletti.

Según los primeros testimonios que el personal de la Comisaría 2ª recogió en la planta, los empleados estaban limpiando una de las piletas y Escudero, que sería el encargado de la cuadrilla en el turno mañana, fue hasta el sector donde están las válvulas.

Al parecer, ante la imposibilidad de accionar unas que están en la superficie, debió bajar al pozo para abrirlas o cerrarlas desde el interior.

“No fue un accidente, sino la consecuencia de la falta de mantenimiento de las instalaciones de Puente Blanco”, acusó Magallanes en un comunicado difundido este jueves a la noche. “Al menos desde el mes de enero de este año, los compañeros trabajadores de SERBA estamos reclamando por la correcta reparación de las llaves de las válvulas que deben maniobrarse en forma periódica cada veinte o treinta días, sin que hayamos tenido respuesta por parte del renunciado director César Cabrera, del secretario de Servicios Públicos Carlos Ponce, ni del propio Intendente Enrique Ponce, quienes estaban en conocimiento de la precariedad de las instalaciones de Puente Blanco”, añadió.

El trabajador fallecido debió descender por una escalera construida con doce escalones de hierro en forma de “U” empotrados en la pared de hormigón del recinto, que tiene un largo aproximado de 1,40 metros por 1,20 metros de ancho. No está aclarado aún qué fue lo que le sucedió, cuando bajaba, o ya cuando ascendía. Pudo ser un resbalón. El caso es que perdió pie y cayó, pero una de sus piernas se enganchó en un escalón y quedó colgado. Las fuentes consultadas no supieron precisar si se golpeó la cabeza con el fondo del pozo o con la pared, porque, según un trascendido, su cuerpo habría quedado suspendido a cierta altura, sin tocar el piso.

Por la tarde, la médica forense Patricia Gallardo le hizo la autopsia y determinó que la causa de muerte fue “traumatismo grave de cráneo”, informó una fuente de la investigación.

“Nos causa mucha pena advertir que si no se toman urgentes y concretas medidas de reparación y mantenimiento de todas las instalaciones de SERBA, corremos el riesgo de que estos trágicos episodios puedan repetirse, pues si todo hubiera funcionado con normalidad, el compañero Escudero no hubiera tenido necesidad de ingresar al pozo donde perdió la vida”, señaló el comunicado de Obras Sanitarias.

“Durante la gestión de la arquitecta Alicia Lemme y durante las dos gestiones del ingeniero Enrique Ponce, pocas han sido las inversiones reales que se han hecho en SERBA para preservar su normal funcionamiento y la integridad de los compañeros trabajadores, pese a los permanentes reclamos y quejas que hemos formulado desde el Sindicato y también cuando nos tocó conducir la repartición. Ahora es tarde. Compañero Escudero, descansa en paz”, concluye el texto.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Obras Sanitarias criticó al municipio por la muerte de un obrero

En un duro comunicado, desde el sindicato refirieron que lo que sufrió Julián Jesús Escudero no fue un accidente sino obra de años de abandono en el mantenimiento de las instalaciones de Puente Blanco.

Fatal. El trabajador fue rescatado por bomberos, San Luis Solidario y Defensa Civil municipal. No sobrevivió. Foto: Policía de San Luis.

“Si todo hubiera funcionado con normalidad, el compañero Escudero no hubiera tenido necesidad de ingresar al pozo donde perdió la vida”, sentenció Edgar Magallanes, secretario general del gremio de Obra Sanitarias San Luis, en un duro comunicado dirigido al municipio puntano, a quien acusa por años de abandono en las instalaciones que SerBa tiene en su predio de Puente Blanco y donde este jueves murió un obrero de 63 años.

Unas botas de goma eran el único elemento de seguridad con el que estaba provisto Julián Jesús Escudero mientras hacía su labor ayer. El trabajador municipal tenía 63 años y era vecino del barrio Virgen de Luján, contiguo al Tibiletti.

Según los primeros testimonios que el personal de la Comisaría 2ª recogió en la planta, los empleados estaban limpiando una de las piletas y Escudero, que sería el encargado de la cuadrilla en el turno mañana, fue hasta el sector donde están las válvulas.

Al parecer, ante la imposibilidad de accionar unas que están en la superficie, debió bajar al pozo para abrirlas o cerrarlas desde el interior.

“No fue un accidente, sino la consecuencia de la falta de mantenimiento de las instalaciones de Puente Blanco”, acusó Magallanes en un comunicado difundido este jueves a la noche. “Al menos desde el mes de enero de este año, los compañeros trabajadores de SERBA estamos reclamando por la correcta reparación de las llaves de las válvulas que deben maniobrarse en forma periódica cada veinte o treinta días, sin que hayamos tenido respuesta por parte del renunciado director César Cabrera, del secretario de Servicios Públicos Carlos Ponce, ni del propio Intendente Enrique Ponce, quienes estaban en conocimiento de la precariedad de las instalaciones de Puente Blanco”, añadió.

El trabajador fallecido debió descender por una escalera construida con doce escalones de hierro en forma de “U” empotrados en la pared de hormigón del recinto, que tiene un largo aproximado de 1,40 metros por 1,20 metros de ancho. No está aclarado aún qué fue lo que le sucedió, cuando bajaba, o ya cuando ascendía. Pudo ser un resbalón. El caso es que perdió pie y cayó, pero una de sus piernas se enganchó en un escalón y quedó colgado. Las fuentes consultadas no supieron precisar si se golpeó la cabeza con el fondo del pozo o con la pared, porque, según un trascendido, su cuerpo habría quedado suspendido a cierta altura, sin tocar el piso.

Por la tarde, la médica forense Patricia Gallardo le hizo la autopsia y determinó que la causa de muerte fue “traumatismo grave de cráneo”, informó una fuente de la investigación.

“Nos causa mucha pena advertir que si no se toman urgentes y concretas medidas de reparación y mantenimiento de todas las instalaciones de SERBA, corremos el riesgo de que estos trágicos episodios puedan repetirse, pues si todo hubiera funcionado con normalidad, el compañero Escudero no hubiera tenido necesidad de ingresar al pozo donde perdió la vida”, señaló el comunicado de Obras Sanitarias.

“Durante la gestión de la arquitecta Alicia Lemme y durante las dos gestiones del ingeniero Enrique Ponce, pocas han sido las inversiones reales que se han hecho en SERBA para preservar su normal funcionamiento y la integridad de los compañeros trabajadores, pese a los permanentes reclamos y quejas que hemos formulado desde el Sindicato y también cuando nos tocó conducir la repartición. Ahora es tarde. Compañero Escudero, descansa en paz”, concluye el texto.

Logín