Escuchá acá la 90.9
X

Robó un celular y en la huida chocó: está en terapia intensiva

El motociclista tiene 20 años. En sus partes íntimas, los médicos hallaron el teléfono, que la dueña reconoció. 

Tras arrebatarle el celular a una mujer, un joven motociclista salió a toda velocidad y a contramano. En el vértigo por salir del lugar chocó una camioneta, en la zona céntrica de Villa Mercedes. Ahora está en grave estado, en la terapia del Policlínico Regional “Juan Domingo Perón”, informó la Policía.

Ambos hechos, el robo y la colisión, son investigados por efectivos de la Comisaría 8ª, según confirmó el jefe de esa dependencia, subcomisario Pedro Alaniz.

Los agentes recibieron a las 12 del viernes el pedido para acudir al accidente, que fue en el cruce de Italia y Ardiles. Y allí tomaron conocimiento del robo, que había ocurrido a una cuadra de allí, en Córdoba e Italia.

Una mujer de apellido Pardo, que caminaba por esta última calle, fue sorprendida por un “motochorro” que la abrazó fuerte desde atrás y le exigió que le entregara el teléfono con la amenaza de que tenía un arma con la que iba a dispararle si no hacía lo que él decía. Pardo no vio arma alguna. De todas formas no opuso resistencia y le dio su Motorola E5 Play.

Con el artefacto en su poder, el asaltante avanzó a toda velocidad por Italia, en sentido opuesto a la circulación, contó Alaniz. Iba en una Motomel 150 azul.

Al llegar al cruce con Ardiles, colisionó con una Ford Ranger blanca que transitaba de forma correcta por esta calle y que era manejada por un hombre de apellido Bonino.

El motociclista fue llevado en una ambulancia del Sempro al Policlínico. Fue identificado como Leandro Parrilla, de 20 años. Según lo referido por la Policía, no llevaba casco.

Por lo que informó la Policía, los médicos que lo atendieron le entregaron a los instructores de la causa las ropas que tenía al momento del choque y el Motorola E5 Play, que había ocultado en sus partes íntimas. Después, el celular fue reconocido por Pardo. Está secuestrado, al igual que la motocicleta.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Robó un celular y en la huida chocó: está en terapia intensiva

El motociclista tiene 20 años. En sus partes íntimas, los médicos hallaron el teléfono, que la dueña reconoció. 

Huída y accidente. Así quedaron la moto y la camioneta, tras la colisión en la esquina de Italia y Ardiles. Fotos: Comisaría 8a Policía de San Luis.

Tras arrebatarle el celular a una mujer, un joven motociclista salió a toda velocidad y a contramano. En el vértigo por salir del lugar chocó una camioneta, en la zona céntrica de Villa Mercedes. Ahora está en grave estado, en la terapia del Policlínico Regional “Juan Domingo Perón”, informó la Policía.

Ambos hechos, el robo y la colisión, son investigados por efectivos de la Comisaría 8ª, según confirmó el jefe de esa dependencia, subcomisario Pedro Alaniz.

Los agentes recibieron a las 12 del viernes el pedido para acudir al accidente, que fue en el cruce de Italia y Ardiles. Y allí tomaron conocimiento del robo, que había ocurrido a una cuadra de allí, en Córdoba e Italia.

Una mujer de apellido Pardo, que caminaba por esta última calle, fue sorprendida por un “motochorro” que la abrazó fuerte desde atrás y le exigió que le entregara el teléfono con la amenaza de que tenía un arma con la que iba a dispararle si no hacía lo que él decía. Pardo no vio arma alguna. De todas formas no opuso resistencia y le dio su Motorola E5 Play.

Con el artefacto en su poder, el asaltante avanzó a toda velocidad por Italia, en sentido opuesto a la circulación, contó Alaniz. Iba en una Motomel 150 azul.

Al llegar al cruce con Ardiles, colisionó con una Ford Ranger blanca que transitaba de forma correcta por esta calle y que era manejada por un hombre de apellido Bonino.

El motociclista fue llevado en una ambulancia del Sempro al Policlínico. Fue identificado como Leandro Parrilla, de 20 años. Según lo referido por la Policía, no llevaba casco.

Por lo que informó la Policía, los médicos que lo atendieron le entregaron a los instructores de la causa las ropas que tenía al momento del choque y el Motorola E5 Play, que había ocultado en sus partes íntimas. Después, el celular fue reconocido por Pardo. Está secuestrado, al igual que la motocicleta.

 

Logín