Escuchá acá la 90.9
X

San Luis pidió un embargo para ejecutar la deuda de Nación

El fiscal de Estado, Eduardo Allende, hizo la presentación este martes. El monto adeudado ya es de $20.500 millones.

Agotadas todas las instancias de negociación y con el plazo vencido que dio la Corte Suprema de Justicia para que ambas partes logren un acuerdo, San Luis hizo este martes una presentación para ejecutar la deuda que mantiene Nación con la Provincia, a través del embargo de las cuentas de coparticipación del gobierno central. Confirmaron que el monto adeudado ya es de 20.500 millones de pesos.

Este martes después del mediodía, la histórica y millonaria deuda que mantiene Nación con San Luis (con dos juicios ganados por la Provincia) sumó otro episodio más. El fiscal de Estado, Eduardo Allende, hizo una presentación formal ante la Corte Suprema de Justicia, para que se le trabe embargo a la Nación y así finalmente se ejecuten las sentencias favorables.

"Hemos presentado por escrito en los dos juicios que tenemos ganados, el pedido para iniciar la ejecución de la deuda que tiene Nación con San Luis, porque se ha vencido el plazo de 120 días que dio la Corte para que nos pusiéramos de acuerdo en la forma de pago. Como en cualquier proceso ejecutivo, iniciamos un pedido de embargo sobre el dinero que le corresponden al Estado nacional de la coparticipación. Queremos que se trabe embargo y cobre San Luis la deuda reconocida por estos dos juicios que al día de hoy estimamos en 20.500 millones de pesos", aseguró Allende.

Luego continuó: "Ahora va a tener que resolver la Corte Suprema, qué rumbo le va a dar a la ejecución, si traba el embargo como pedimos nosotros o alguna otra forma que logre que esa sentencia se cumpla y no quede como una mera declaración. Hasta ahora solo recibimos una medida declarativa que nos reconoció un derecho, un crédito, pero que al Estado nacional poco le ha importado, porque no tomaron ninguna actitud para cumplir".

Hace poco más de un mes tuvo lugar en Buenos Aires la última reunión entre ambas partes, en la que Nación realizó una propuesta de pago, que no satisfizo las necesidades de la Provincia y fue desechada por completo. La intención del gobierno nacional era abonar con un bono con plazo de gracia de tres años y una tasa de interés al seis por ciento. Allende la recordó como "irrisoria" e "inviable" a esa oferta.

El fiscal de Estado manifestó que "a esta situación se llegó por una desidia absoluta por parte de los funcionarios del gobierno nacional. Este monto adeudado para nosotros es mucho, pero a ellos no les mueve el tablero, con lo que la única causal que ha habido es la falta de voluntad por parte de Nación para cumplir con lo que la Corte falló a favor de San Luis. La Corte no tiene plazos, pero esperamos que en un tiempo razonable, tomen alguna decisión".

Sobre cómo podría ser el modo de ejecución del embargo, informaron que San Luis no realizó ningún pedido de formas en los escritos. Aunque Allende sí develó que "lo que dijimos es que se traben embargos sobre los dineros que son del Estado nacional, que diariamente se le giran desde el Banco Nación por la coparticipación. Les dimos a conocer que el monto total de la deuda, que es de 20.500 millones de pesos, representa el 0,53% del Presupuesto nacional. Es decir que no tiene incidencia en el gasto público nacional. Es un monto irrelevante para el Estado central, pero sumamente importante para el presupuesto de San Luis".

 

Doce años de idas y vueltas

La millonaria deuda que Nación mantiene con San Luis, comenzó en 2006, cuando el gobierno nacional le retuvo al Estado puntano los fondos correspondientes a la coparticipación. Al año siguiente, el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, impulsó una consulta popular para iniciar una demanda en reclamo de ese dinero.

Así los litigios comenzaron su curso, mientras San Luis y Nación no acercaron posiciones durante años. Finalmente en noviembre de 2015, la Corte Suprema de Justicia falló a favor de la provincia en dos juicios.

Las sentencias firmes no apaciguaron los "tire y afloje", ya que comenzaron las discusiones por las formas de pago y la cifra total adeudada, debido a la tasa de interés que se debía aplicar.

La Provincia se reunió en diferentes oportunidades con funcionarios del gobierno nacional e incluso en algunas reuniones participó el Gobernador, pero nunca hubo un arreglo.

En febrero de este año, la Corte otorgó un plazo de 120 días hábiles para que ambas partes lleguen a un acuerdo y que finalmente se pague la deuda. Esa última instancia venció la semana pasada y San Luis inició el pedido de embargo, una medida que venía adelantando que podía tomar una vez agotadas las vías de negociación.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

San Luis pidió un embargo para ejecutar la deuda de Nación

El fiscal de Estado, Eduardo Allende, hizo la presentación este martes. El monto adeudado ya es de $20.500 millones.

Agotaron las vías. Allende aseguró que San Luis intentó todas las alternativas, pero el plazo que dio la Corte se cumplió y obligó a presentar el pedido. Foto: ANSL/Gentileza.

Agotadas todas las instancias de negociación y con el plazo vencido que dio la Corte Suprema de Justicia para que ambas partes logren un acuerdo, San Luis hizo este martes una presentación para ejecutar la deuda que mantiene Nación con la Provincia, a través del embargo de las cuentas de coparticipación del gobierno central. Confirmaron que el monto adeudado ya es de 20.500 millones de pesos.

Este martes después del mediodía, la histórica y millonaria deuda que mantiene Nación con San Luis (con dos juicios ganados por la Provincia) sumó otro episodio más. El fiscal de Estado, Eduardo Allende, hizo una presentación formal ante la Corte Suprema de Justicia, para que se le trabe embargo a la Nación y así finalmente se ejecuten las sentencias favorables.

"Hemos presentado por escrito en los dos juicios que tenemos ganados, el pedido para iniciar la ejecución de la deuda que tiene Nación con San Luis, porque se ha vencido el plazo de 120 días que dio la Corte para que nos pusiéramos de acuerdo en la forma de pago. Como en cualquier proceso ejecutivo, iniciamos un pedido de embargo sobre el dinero que le corresponden al Estado nacional de la coparticipación. Queremos que se trabe embargo y cobre San Luis la deuda reconocida por estos dos juicios que al día de hoy estimamos en 20.500 millones de pesos", aseguró Allende.

Luego continuó: "Ahora va a tener que resolver la Corte Suprema, qué rumbo le va a dar a la ejecución, si traba el embargo como pedimos nosotros o alguna otra forma que logre que esa sentencia se cumpla y no quede como una mera declaración. Hasta ahora solo recibimos una medida declarativa que nos reconoció un derecho, un crédito, pero que al Estado nacional poco le ha importado, porque no tomaron ninguna actitud para cumplir".

Hace poco más de un mes tuvo lugar en Buenos Aires la última reunión entre ambas partes, en la que Nación realizó una propuesta de pago, que no satisfizo las necesidades de la Provincia y fue desechada por completo. La intención del gobierno nacional era abonar con un bono con plazo de gracia de tres años y una tasa de interés al seis por ciento. Allende la recordó como "irrisoria" e "inviable" a esa oferta.

El fiscal de Estado manifestó que "a esta situación se llegó por una desidia absoluta por parte de los funcionarios del gobierno nacional. Este monto adeudado para nosotros es mucho, pero a ellos no les mueve el tablero, con lo que la única causal que ha habido es la falta de voluntad por parte de Nación para cumplir con lo que la Corte falló a favor de San Luis. La Corte no tiene plazos, pero esperamos que en un tiempo razonable, tomen alguna decisión".

Sobre cómo podría ser el modo de ejecución del embargo, informaron que San Luis no realizó ningún pedido de formas en los escritos. Aunque Allende sí develó que "lo que dijimos es que se traben embargos sobre los dineros que son del Estado nacional, que diariamente se le giran desde el Banco Nación por la coparticipación. Les dimos a conocer que el monto total de la deuda, que es de 20.500 millones de pesos, representa el 0,53% del Presupuesto nacional. Es decir que no tiene incidencia en el gasto público nacional. Es un monto irrelevante para el Estado central, pero sumamente importante para el presupuesto de San Luis".

 

Doce años de idas y vueltas

La millonaria deuda que Nación mantiene con San Luis, comenzó en 2006, cuando el gobierno nacional le retuvo al Estado puntano los fondos correspondientes a la coparticipación. Al año siguiente, el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, impulsó una consulta popular para iniciar una demanda en reclamo de ese dinero.

Así los litigios comenzaron su curso, mientras San Luis y Nación no acercaron posiciones durante años. Finalmente en noviembre de 2015, la Corte Suprema de Justicia falló a favor de la provincia en dos juicios.

Las sentencias firmes no apaciguaron los "tire y afloje", ya que comenzaron las discusiones por las formas de pago y la cifra total adeudada, debido a la tasa de interés que se debía aplicar.

La Provincia se reunió en diferentes oportunidades con funcionarios del gobierno nacional e incluso en algunas reuniones participó el Gobernador, pero nunca hubo un arreglo.

En febrero de este año, la Corte otorgó un plazo de 120 días hábiles para que ambas partes lleguen a un acuerdo y que finalmente se pague la deuda. Esa última instancia venció la semana pasada y San Luis inició el pedido de embargo, una medida que venía adelantando que podía tomar una vez agotadas las vías de negociación.

Logín