6.6°SAN LUIS - Martes 14 de Julio de 2020

6.6°SAN LUIS - Martes 14 de Julio de 2020

EN VIVO

Nicolás Romano, la nueva carta de gol que tiene Juventud

El delantero mendocino de apenas 20 años se ilusiona con ser importante para la salvación del "Juve". 

Por redacción
| 21 de enero de 2020
Buen manejo. A Romano le gusta salir del área y asociarse con los volantes y los laterales que pasan al ataque. Foto: Nicolás Varvara.

Cuando Marcelo Fuentes lo contactó para sumarlo al desafío de jugar en Juventud Unida Universitario, no lo pensó ni un segundo. Esta es la oportunidad que estaba esperando hace tiempo el mendocino Nicolás Romano, y está dispuesto a jugarse todo para que el 2020 sea su año de despegue futbolístico y maduración. 

 

 

Juventud y Romano ya tienen fecha y hora confirmada para enfrentar a Huracán Las Heras. Será el domingo a las 21:30 en "El Bajo".

 

 

Tiene apenas 20 años, pero una vasta experiencia en planteles de Torneo Federal A y Primera Nacional con Gimnasia y Esgrima de Mendoza. En ese club hizo todas sus inferiores y llegó a lo máximo, pero le costaba tener continuidad por la alta competencia que había en el puesto. 

 

“La verdad, cuando me llamó Marcelo (Fuentes, el entrenador de Juventud) acepté inmediatamente, porque lo tuve en Gimnasia, conozco su forma de trabajar y sé que me puede enseñar muchas cosas para mi carrera”, dijo Romano, que fue un suplente con mucha participación en la fase final del Torneo Federal A de la temporada 2017-2018, donde coincidió con Fuentes. 

 

“Las primeras semanas fueron muy buenas. Sabía al club que venía: me encontré una institución muy ordenada, eso me dio mucho ánimo. La pretemporada fue dura hasta acá, pero la necesitábamos todos y ahora comenzamos a agarrar ritmo con la pelota", analizó el delantero. 

 

Romano se insertó bien en el equipo; al menos eso dicen sus números. Jugó tres amistosos de pretemporada y consiguió dos goles (frente a la reserva de Godoy Cruz en Mendoza y frente a San Martín en “El Bajo”), y hasta se le puede contar como asistencia el primer tanto que marcó Juan Pablo Varona. 

 

“Para el delantero siempre es importante hacer goles, vivimos de eso. Por más que se trate de un partido amistoso nosotros lo jugamos como si fuera por los tres puntos. Estoy contento de haber marcado en los dos primeros partidos y si sirve para el equipo es mucho mejor, pero tenemos que seguir trabajando y mejorando en esta semana antes que comience el torneo”, dijo “Roma”, como ya lo apodan sus compañeros y cuerpo técnico. 

 

En el poco tiempo que le deja libre la pretemporada, Nicolás ya pudo recorrer algo de la ciudad y sus alrededores, y el ambiente que vio le gusta. “Soy de venir a pasear con mi familia a San Luis, vamos siempre a Potrero de los Funes, así que ya conocía San Luis, pero me encontré una ciudad muy tranquila y ordenada, eso también es muy importante a la hora de cambiar el lugar en el que uno juega”, describió Romano.

 

Para el 2020 Romano ni piensa en un objetivo individual. Sabe que si logra con sus compañeros sacar del fondo a Juventud habrá hecho algo importante para su currículum. “Para cualquier jugador siempre está el objetivo grupal por encima de todo. Nosotros queremos sacar al “Juve” de los puestos de abajo y es todo lo que queremos. Por supuesto que si me toca hacer goles mucho mejor, voy a estar más contento”, se ilusiona Nicolás. 

 

Mide 1,72 y pese que es un poco bajo para el puesto, Romano hizo casi toda su carrera jugando como Nº 9 o referencia de área. Supo tirarse a los costados ocasionalmente por el gusto o pedido de un entrenador, pero tiene preferencia a la hora de elegir su compañero de ataque. 

 

“Se me hace más fácil o me siento más cómodo jugando con un centrodelantero más, porque me puedo alternar: algunas pelotas irá él a chocar contra los centrales, en otras puedo ir yo, y eso me hace sentir mucho más cómodo en mi juego”, evaluó Romano.  

 

En la cancha, cuando le toca jugar sin pelota, se lo ve agresivo en la presión y dispuesto a dar una mano a sus compañeros de mitad de cancha. En ataque es movedizo, le gusta asociarse y tiene una muy buena predisposición para tirar diagonales, un juego similar al del colombiano Rafael Santos Borré en el River de Marcelo Gallardo. 

 

“Mi fuerte es la perseverancia, tratar de encarar e ir siempre para adelante. Siempre pienso primero en mí y en poder definir la jugada; si no se puede, trato de dársela al compañero mejor ubicado”. 

 

Romano tiene esperanzas en el equipo por sobre todas las cosas, por su posición necesita de un funcionamiento aceitado para que la pelota le llegue clara y tener chances de gol.

 

 

Comentá vos tambien...