Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

El 40,9% de los puntanos tiene presión arterial elevada

Especialistas advirtieron que suele estar presente en patologías como ACV e infartos. 

 

Uno de los datos que arrojó la cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo fue que un 40,9% de los puntanos encuestados indicaron que un profesional médico les diagnosticó presión arterial elevada. Esto lo coloca en el segundo lugar en el país, solo detrás de Formosa con 52,2%, y por encima de la media nacional de 34,7% y de Cuyo con 35,2%.

La encuesta muestra también que la provincia está dentro de la media nacional de encuestados que admitieron medirse la presión arterial con un 83% (en todo el país es de 84,3%) e inferiores en tratamientos de presión con un 44,7% (nivel país 53,4%) y controles médicos asociados a la presión con un 36,3% (nivel país 42,1%).

Sandra de la Vega, médica integrante del Subprograma de Prevención y Promoción de la Salud, y coordinadora de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, marcó que el trabajo de la encuesta se realizó con la Dirección de Estadística y Censos de la Provincia y que analizó otras problemáticas como consumo de agua, alcohol, tabaquismo y hasta uso del cinturón.

 “Se hace cada cuatro años, a una determinada población. Esta última encuesta lo que tuvo de diferente es que se pudo hacer la medición, no solo preguntar a la persona si se considera hipertensa. Las encuestas han sido con la toma de presión para ver si tenían los valores elevados”, detalló la médica. 

“Más allá de un primer, segundo o tercer puesto, la provincia de San Luis viene trabajando en estrategias para tratar de modificar los estilos de vida. Obviamente nos llama la atención y nos pone en alerta en todos los niveles de atención, para que mejore en la alimentación, los hábitos saludables y que la persona los adquiera y mantenga en el tiempo”, afirmó. Es por eso que el ministerio capacita para diagnosticar y fomenta el consumo de verduras y frutas, y la actividad física.

“Ha avanzado la enfermedad, porque el comportamiento social de las personas va hacia eso. El avance tecnológico hace que la persona sea más sedentaria, bajó el consumo de verduras y frutas, y hay exceso en el consumo de sal”, apuntó, sin dejar de recordar políticas de otros ministerios como las huertas familiares y las ferias de productores.

 

Factores de riesgo

Hugo Sagardoy actualmente es el director del Hospital de Juana Koslay, aunque sigue cumpliendo tareas relacionadas a la cardiología en el interior de la provincia en localidades como San Francisco, Luján, Quines y Nogolí. “Como ocurre en el policlínico, donde los casos que vemos son de complejidad, el 50% o más de los pacientes sufre de hipertensión arterial”, apuntó el especialista. Las edades en las que aparece van de los 40 a los 70 años y no hay gran diferencia en la prevalencia entre hombres y mujeres.

“Muchos de ellos no sabían que son hipertensos y se enteran cuando llegan con un infarto” agregó Sagardoy, quien dijo que las causas de la enfermedad son múltiples. “En un 90 por ciento de los casos de hipertensión arterial, se considera primaria. Es una patología del sistema arterial que afecta varios órganos, pero que es finalmente provocada por un desarreglo de la función arterial y otros elementos como el sodio, electrolitos y la regulación renal”, enumeró.

Los factores de riesgo que contribuyen a una mayor hipertensión arterial son el sedentarismo, la obesidad y el consumo excesivo de sal. Sin embargo, Sagardoy marcó que la cuestión genética también es importante, al igual que los riñones. “Una mala función renal puede generar hipertensión arterial y esta, a su vez, provoca daño renal y ahí se convierte en un círculo vicioso”, describió.

Además de ser un mal en sí mismo, la hipertensión también está relacionada con los Accidentes Cerebro Vasculares, las insuficiencias renales, diabetes e infartos. “No es un causa-consecuencia directo, que uno puede decir 'la hipertensión le provocó esto', pero sí está relacionada con todas estas enfermedades. Hay una serie de factores que contribuyen a estas enfermedades y una de ellas es la hipertensión arterial”, marcó.

Una vez diagnosticada y determinado que los niveles se mantienen elevados durante un tiempo, se establecen “pautas de control” como dietas con disminución en el consumo de sal, actividad física y, en el caso de que sea de mayor complejidad, medicación.

Sagardoy indicó que, si bien los controles suelen hacerse de los 35 a los 45 años, es recomendable realizarse controles previos, ya que la hipertensión puede aparecer a edades más tempranas. “Si en la familia hay hipertensos, debería controlarse la presión desde una edad joven. A menor edad de aparición de la hipertensión arterial, más tiempo de evolución en la vida y más riesgo de patología”, concluyó.

 

 

Múltiples causas y consecuencias

Causas
El sedentarismo, la obesidad y el consumo excesivo de sal contribuyen a la hipertensión. También existe predisposición genética y problemas renales. 

Otras enfermedades 
Accidentes cerebrovasculares, diabetes e infartos suelen darse en pacientes que tienen una presión arterial elevada. 

Tratamiento
Dependiendo de la complejidad del caso, se realizan desde dietas ricas en frutas y verduras y con disminución de sal y actividad física, hasta la toma de medicación. 

Sin distinción
No hay gran diferencia entre mujeres y hombres que padecen hipertensión. En cuanto a edades, van de los 40 a los 70 años. Recomiendan chequeos previos, sobre todo cuando hay antecedentes familiares en los que se presente la enfermedad. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El 40,9% de los puntanos tiene presión arterial elevada

En riesgo. Sedentarismo, obesidad y consumo excesivo de sal contribuyen a niveles elevados de presión arterial. Foto: Shutterstock.

Especialistas advirtieron que suele estar presente en patologías como ACV e infartos. 

 

Uno de los datos que arrojó la cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo fue que un 40,9% de los puntanos encuestados indicaron que un profesional médico les diagnosticó presión arterial elevada. Esto lo coloca en el segundo lugar en el país, solo detrás de Formosa con 52,2%, y por encima de la media nacional de 34,7% y de Cuyo con 35,2%.

La encuesta muestra también que la provincia está dentro de la media nacional de encuestados que admitieron medirse la presión arterial con un 83% (en todo el país es de 84,3%) e inferiores en tratamientos de presión con un 44,7% (nivel país 53,4%) y controles médicos asociados a la presión con un 36,3% (nivel país 42,1%).

Sandra de la Vega, médica integrante del Subprograma de Prevención y Promoción de la Salud, y coordinadora de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, marcó que el trabajo de la encuesta se realizó con la Dirección de Estadística y Censos de la Provincia y que analizó otras problemáticas como consumo de agua, alcohol, tabaquismo y hasta uso del cinturón.

 “Se hace cada cuatro años, a una determinada población. Esta última encuesta lo que tuvo de diferente es que se pudo hacer la medición, no solo preguntar a la persona si se considera hipertensa. Las encuestas han sido con la toma de presión para ver si tenían los valores elevados”, detalló la médica. 

“Más allá de un primer, segundo o tercer puesto, la provincia de San Luis viene trabajando en estrategias para tratar de modificar los estilos de vida. Obviamente nos llama la atención y nos pone en alerta en todos los niveles de atención, para que mejore en la alimentación, los hábitos saludables y que la persona los adquiera y mantenga en el tiempo”, afirmó. Es por eso que el ministerio capacita para diagnosticar y fomenta el consumo de verduras y frutas, y la actividad física.

“Ha avanzado la enfermedad, porque el comportamiento social de las personas va hacia eso. El avance tecnológico hace que la persona sea más sedentaria, bajó el consumo de verduras y frutas, y hay exceso en el consumo de sal”, apuntó, sin dejar de recordar políticas de otros ministerios como las huertas familiares y las ferias de productores.

 

Factores de riesgo

Hugo Sagardoy actualmente es el director del Hospital de Juana Koslay, aunque sigue cumpliendo tareas relacionadas a la cardiología en el interior de la provincia en localidades como San Francisco, Luján, Quines y Nogolí. “Como ocurre en el policlínico, donde los casos que vemos son de complejidad, el 50% o más de los pacientes sufre de hipertensión arterial”, apuntó el especialista. Las edades en las que aparece van de los 40 a los 70 años y no hay gran diferencia en la prevalencia entre hombres y mujeres.

“Muchos de ellos no sabían que son hipertensos y se enteran cuando llegan con un infarto” agregó Sagardoy, quien dijo que las causas de la enfermedad son múltiples. “En un 90 por ciento de los casos de hipertensión arterial, se considera primaria. Es una patología del sistema arterial que afecta varios órganos, pero que es finalmente provocada por un desarreglo de la función arterial y otros elementos como el sodio, electrolitos y la regulación renal”, enumeró.

Los factores de riesgo que contribuyen a una mayor hipertensión arterial son el sedentarismo, la obesidad y el consumo excesivo de sal. Sin embargo, Sagardoy marcó que la cuestión genética también es importante, al igual que los riñones. “Una mala función renal puede generar hipertensión arterial y esta, a su vez, provoca daño renal y ahí se convierte en un círculo vicioso”, describió.

Además de ser un mal en sí mismo, la hipertensión también está relacionada con los Accidentes Cerebro Vasculares, las insuficiencias renales, diabetes e infartos. “No es un causa-consecuencia directo, que uno puede decir 'la hipertensión le provocó esto', pero sí está relacionada con todas estas enfermedades. Hay una serie de factores que contribuyen a estas enfermedades y una de ellas es la hipertensión arterial”, marcó.

Una vez diagnosticada y determinado que los niveles se mantienen elevados durante un tiempo, se establecen “pautas de control” como dietas con disminución en el consumo de sal, actividad física y, en el caso de que sea de mayor complejidad, medicación.

Sagardoy indicó que, si bien los controles suelen hacerse de los 35 a los 45 años, es recomendable realizarse controles previos, ya que la hipertensión puede aparecer a edades más tempranas. “Si en la familia hay hipertensos, debería controlarse la presión desde una edad joven. A menor edad de aparición de la hipertensión arterial, más tiempo de evolución en la vida y más riesgo de patología”, concluyó.

 

 

Múltiples causas y consecuencias

Causas
El sedentarismo, la obesidad y el consumo excesivo de sal contribuyen a la hipertensión. También existe predisposición genética y problemas renales. 

Otras enfermedades 
Accidentes cerebrovasculares, diabetes e infartos suelen darse en pacientes que tienen una presión arterial elevada. 

Tratamiento
Dependiendo de la complejidad del caso, se realizan desde dietas ricas en frutas y verduras y con disminución de sal y actividad física, hasta la toma de medicación. 

Sin distinción
No hay gran diferencia entre mujeres y hombres que padecen hipertensión. En cuanto a edades, van de los 40 a los 70 años. Recomiendan chequeos previos, sobre todo cuando hay antecedentes familiares en los que se presente la enfermedad. 

Logín