SAN LUIS - Domingo 07 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Domingo 07 de Agosto de 2022

EN VIVO

Una víctima de violencia de género pide que no liberen a su agresor

Verónica Bordón teme que su expareja, Roque Arrieta, cumpla su amenaza de matarla al salir de la Penitenciaría.

Por redacción
| 16 de octubre de 2020
Agresor. Arrieta fue procesado el 7 de julio. Desde ese día está en el Penal. Foto: Archivo.

Todavía  en una silla de ruedas y muy angustiada por lo que le toca vivir, Verónica Bordón, la mujer que el 24 de junio de este año fue arrojada por su expareja al río El Trapiche desde casi dos metros de altura, pide que la Justicia no libere a Roque Arrieta, el hombre con quien mantuvo hasta esa fecha una relación sentimental. El agresor sigue en la cárcel, pero la jueza Penal 3, Virginia Palacios, le concedió la excarcelación; sin embargo, un tribunal debe expedirse para confirmar (o no) ese beneficio. "Tengo miedo de que vuelva. Me dijo que me iba a matar y creo que es capaz de hacerlo. Tengo miedo por mis hijos", dijo Verónica.

 

Este jueves, Bordón, de 44 años, confesó sentir mucho miedo por ella y por sus hijos ante la posible liberación del agresor. En declaraciones al programa Amanecer Informados relató las amenazas que le hizo Arrieta antes de empujarla. Antes, ella le había expresado que quería cortar la relación ya que sentía que el vínculo no estaba bien. "Cuando le comenté que iba a buscar una pertenencia a su casa me dijo '¡Te voy a c... matando, hija de p...!' y me arrojó. Caí al río y me dolía todo, principalmente la pierna. Me asusté mucho porque pensé que era el final, creí que era el último día que vería a mis hijos. Clamaba del dolor, me arrastré con todas mis fuerzas para salir un poco del río. Seguí gritando y me rendí. Ya no pude más", relató Bordón.

 

"No puede ser que salga libre, casi me mata. Con solo pagar una fianza quedará libre. Estoy en una silla de ruedas sin poder trabajar. Quiero que se haga justicia, que pague en la cárcel por lo que hizo. Me pasó a mí, pero le puede pasar a cualquiera", manifestó.

 

Arrieta fue procesado por “Lesiones graves agravadas por mediar violencia de género y por el vínculo”.

 

La calificación es uno de los puntos que la jueza consideró para dar lugar a lo solicitado por el abogado defensor, Santiago Olivera Aguirre. Palacios fijó el pago de una fianza de 50 mil pesos, en caso de que acceda al beneficio. Y dispuso una restricción, para que no se acerque a Bordón ni a su familia.

 

"Mi mamá está angustiada, con mucho miedo por nosotros, que somos cinco hermanos de entre 28 y 14 años. Ella está sin poder caminar, en rehabilitación y su obra social no se hace cargo de todo. Tiene que ir a San Luis a hacer los tratamientos y tiene que ir en taxi. Ella costeó los gastos de la operación. Se fracturó la muñeca derecha y la rodilla y tibia de la pierna izquierda. Hace tres meses que no puede caminar ni asentar el pie", detalló Yésica Rodríguez, una de las hijas de Bordón, en diálogo con El Diario.

 

Para los próximos días, con fecha y hora a confirmar, una agrupación organiza una marcha en apoyo a Verónica, para pedir justicia. "Estamos agradecidas por el apoyo de la sociedad y de muchas mujeres a mi mamá. La agrupación Lilekenun convoca a una movilización y pronto contaremos cuándo y dónde se hará", refirió la joven.

 

 

Comentá vos tambien...