16.7°SAN LUIS - Sabado 05 de Diciembre de 2020

16.7°SAN LUIS - Sabado 05 de Diciembre de 2020

EN VIVO

Mercedes Alicia Flores ofrece poemas en la pandemia

Fue docente durante 40 años en Río Cuarto; allí empezó a escribir.

Por redacción
| 19 de octubre de 2020
Mercedes, vital, con sus obras en la mano. Foto: Martín Gómez.

Escondidas entre los árboles, en paisajes rupestres o en las crisis sociales y sanitarias, Mercedes Alicia Flores encuentra oraciones, palabras y rimas. Para la mujer, de 81 años, cualquier escenario de la vida, como la maternidad, la vejez o la lealtad, es suficiente para tomar un papel y una lapicera y ponerse a escribir.

 

Mercedes vivió siempre en Río Cuarto, hasta que la pandemia la trajo a San Luis para atravesar estos meses con su hijo y su nieta. Ahora, encontró su lugar en la provincia, donde planea radicarse. “Desde que llegué, el 13 de marzo, escribí sobre la madre, los recuerdos, la fantasía, la esperanza y la bondad”, contó con voz calma y dulce.

 

Para Mercedes, sus piezas más importantes desde que está en suelo puntano son dos obras llamadas “Pandemia” y “Coronavirus”. La mujer no pierde el tiempo y cuando le preguntan sobre ellas, toma sus apuntes y comienza a recitar con voz lenta. Solo aumenta su entonación en las partes que requieren ímpetu o al final de las estrofas. Ambos poemas son un grito a la vida y comparan el coronavirus con una guerra feroz, un enemigo invisible y el monarca más cruel y dictatorial.

 

“En algunos casos escribo sobre la vida cotidiana, y en otros veo los árboles y cómo están creciendo o  reverdeciendo”, fundamentó.

 

Aunque su fuente de inspiración es su alrededor, su musa es su madre: María de las Mercedes. “Ella me enseñó todo; cuando comencé la escuela yo ya sabía leer y escribir. Vivíamos en el campo y veía a las mujeres famosas en las revistas, entonces trataba de imitarlas: me ponía un sombrero de paño, usaba unos palitos como cigarrillos y caminaba bajo los árboles con mis escritos, que mi mamá me ayudaba a hacer”, recordó.

 

Comentá vos tambien...